Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

La comedia de “Chicho” Serna. Fútbol, política y narcotráfico

Alejandro C. Fernández[1]

 

Durante 2018 hubo un “affaire” que pasó desapercibido para el mundo político-académico, ya que sólo se difundió en algunas páginas policiales y deportivas de los diarios de Argentina y Colombia. Se trata de episodios que tienen como protagonistas a un ex jugador de fútbol de Colombia y Argentina: Mauricio “Chicho” Serna, y al ex Presidente de Boca Juniors y actual primer mandatario argentino, Mauricio Macri. Como se sabe, el fútbol está vinculado al poder y a la economía subterránea. La tesis de este ensayo es que la novelesca trama del procesamiento de Serna podría tener mucha importancia para desentrañar vínculos ocultos de la economía ilícita con gobiernos de la región.

 

Declaraciones insólitas

En agosto de 2018 el Presidente de la República Argentina, Ing. Mauricio Macri, formuló en Colombia unas enigmáticas declaraciones. Al arribar al aeropuerto en ocasión del triunfo de Iván Duque, en las elecciones presidenciales dijo lo siguiente:

Queremos estar cada día más cerca del pueblo colombiano y encontrar más cosas en las cuales colaborar, como colaboraron Chicho Serna, Bermúdez y Córdoba en aquella serie histórica de Boca cuando me tocó ser presidente.[2]

 

Estas breves declaraciones en boca de un Jefe de Estado generan perplejidad, aunque tratándose de Mauricio Macri no es la primera vez que en encuentros de primer nivel solo habla de futbol. Sin embargo, pareciera que esta vez hay otras claves.

El jugador de futbol que encabeza la lista de agradecimientos del primer mandatario es Mauricio “Chicho” Serna, oriundo de Medellín y conocido en ciertos ambientes. Fue un destacado jugador de Boca Juniors, de la selección colombiana y el Atlético Nacional de Medellín, donde empezó y terminó su carrera futbolística. Es también, un conocido empresario con actividades en la venta de jugadores de fútbol y en bares temáticos, como el famoso Soccer Club de Medellín.

 

Antiguos conocidos

Los dos “Mauricios” se conocen desde hace unos 20 años. El colombiano era un joven jugador del Atlético Nacional de Medellín dónde se consagró campeón nacional en 1991. Según algunos periodistas, era muy allegado al “patrón” del Club, don Pablo Escobar Gaviria, quién lo invitaba a jugar “picados” en su residencia (Lindner, 2017:332). El argentino era el joven directivo de una empresa que formaba parte de una UTE, junto al grupo Solarte, para obras viales en el Valle del Cauca; y además flamante presidente del Club Boca Juniors.

En esa época Mauricio Macri participó en la compra de los jugadores colombianos Serna, Bermúdez y Córdoba. La más famosa fue la del último, ya que según el periodista del multimedio argentino “Perfil, Franco Lander, se concretó en un penal con el jefe del Cartel de Cali” (Lindner, 2017: 325-335).

Macri visitó a un jefe narco en un Penal, ¿para hablar de la compra de un Jugador?
Imagen 1. Macri visitó a un jefe narco en un Penal, ¿para hablar de la compra de un Jugador? Fuente: www.cerpsur.org

El trío de futbolistas colombianos triunfó en Boca Juniors, aunque hubo conductas personales distintas. Bermúdez y Córdoba le reprocharon públicamente a Macri el haberse quedado con alguna comisión indebida. Serna siempre mantuvo una gran lealtad y apoyó la proyección política de Macri. Incluso prometió sumarse a la Intendencia de Morón durante el año 2017 en un programa para incluir niños con el deporte, según anunció en una presentación pública con el alcalde Ramiro Tagliaferro en diciembre de 2016.[3] Cabe aclarar que Tagliaferro es un importante dirigente de la coalición oficialista y que fue consorte de la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

Chicho Serna y el Alcalde del Municipio de Morón, Ramiro Tagliaferro
Imagen 2. “Chicho” Serna y el Alcalde del Municipio de Morón, Ramiro Tagliaferro. Fuente: http://demos.itego.com.ar

 

Un colombiano en problemas

Serna nunca se convirtió en funcionario del Municipio de Morón ya que en 2017 surgieron los problemas. Primero se conoció la noticia de que en Colombia había sido denunciado por estafar a jóvenes futbolistas, y luego se lo mencionó en temas judiciales de la Argentina, como el denominado caso del “Café de los Angelitos”, donde se investigaba una red de lavado de dinero.

El problema mayor surge en junio de 2018, cuando un Juez penal de Morón procesa a Mauricio Serna por lavado de dinero junto a la viuda y el hijo de Pablo Escobar, residentes en Argentina. Serían partícipes necesarios de una asociación ilícita que lavó activos del narco del Bajo Cauca, José Piedrahita Cevallos. Parte de la defensa de Mauricio Macri a su “tocayo” habría sido su insólita declaración al llegar a Colombia en el mes de agosto de 2018.

Pero el asunto no termina ahí. En los meses de octubre y de noviembre de 2018 Mauricio Serna es invitado especial del presidente argentino para jugar futbol en la Quinta presidencial de Olivos, en “picados” en que participan Macri, otros funcionarios como el Jefe de Gabinete Marcos Peña o Fulvio Pompeo y algunos ex jugadores de Boca y River.[4] Estos “picados” tuvieron gran difusión porque eran considerados como “la previa del partido del siglo” entre River y Boca.

Un fallo de la Cámara Federal de San Martín emitido a fines de noviembre de 2018 que confirma el procesamiento de Serna; y la derrota de Boca Juniors ante River Plate en la Copa Libertadores de América en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid parecieran bajar el telón. Dicho sea de paso, Macri logra que el “partido del siglo” se juegue en el Club presidido por el empresario Florentino Pérez, su amigo y socio en alianzas transitorias de empresas concesionarias de peajes.

Chicho Serna, procesado por lavado de activos entra a la Quinta presidencial de Olivos
Imagen 3. “Chicho” Serna, procesado por lavado de activos entra a la Quinta presidencial de Olivos. Fuente: www.ole.com.ar

 

¿Lealtades estratégicas?

Pero quizás la historia continúe. La defensa de “Chicho” Serna por Macri podría involucrar viejas lealtades. Según expertos anti-mafia como Francesco Forgione y Roberto Saviano, la amistad de discípulos de la familia Macri de Calabria y el entorno de Pablo Escobar se remonta a fines de los años 80 y principios de los 90. En efecto, dicen que jefes del Grupo Siderno fundado por el Capo Ntoni Macri apodado el “Jefe de Dos Mundos”, como Roberto Pannunzi y Vincenso Macri, trabaron una alianza estratégica con el cartel de Pablo Escobar, y que el vínculo entre antioqueños y calabreses continúa con él para-militar Salvatore Mancuso y aún se mantiene (Saviano, 2014: 269-310; Forgione, 2010: 52-66).

Podría ser que, fiel a su apodo de “El Calabrés” un personaje que no acostumbra a retroceder, el presidente de los argentinos insista en reivindicar a don “Chicho”. Recordemos que Mauricio Macri pertenecería a una genealogía mafiosa de Calabria y que su apellido originario era Macrí, con acento grave (Beinstein, 2017, Fernández, 2018). Por alguna razón, en el mundo de los negocios es conocido como el “Calabrés”, aunque sólo su abuelo paterno nació en esas tierras. Vincenzo Macrì, hijo del antiguo Capo y presunto pariente de Mauricio, fue detenido en Brasil, en 2017 y acusado de negocios con cárteles colombianos.

Surgen algunas preguntas inmediatas de este episodio que hasta ahora sólo se ha ventilado en algunas páginas policiales y deportivas. ¿No era la lucha contra el narcotráfico una de las tres prioridades del Gobierno de Macri? ¿Por qué no se aplica en el caso de “Chicho” Serna la doctrina judicial de que corresponde prisión efectiva para los que pueden entorpecer la investigación? ¿Aparecerá Daniel Angelici, ¿actual presidente de Boca Juniors y reconocido operador judicial de Macri, para lograr una absolución de “Chicho” Serna? ¿Por qué no se aplica a Serna la “mano dura” que propicia el (inconstitucional) decreto de Macri que establece que un extranjero que delinque en el país debe ser expulsado? ¿Pedirán la causa de Serna los magistrados judiciales federales, aliados de Macri y ex funcionarios del Club Boca Juniors bajo la presidencia de Macri en esa entidad deportiva, como el Juez Ariel Lijo y los fiscales Carlos Stornelli, Gerardo Polliscita y Raúl Plee? ¿Qué informes brindará a la causa de Chicho Serna la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) dirigida por Gustavo Arribas experto en compra-venta de jugadores y presunto socio de “Chicho” en algunas transacciones?

 

 ¿Eslabones de una trama mafiosa?

Pero además surge otra duda de mayor envergadura. ¿No será el movedizo ex volante de Boca Juniors una pieza de una trama mafiosa de mayor alcance? No parece casual que otro miembro de la familia Macri, el primo del presidente y Alcalde de Vicente López, Jorge Macri, haya sido procesado por complicidad en operaciones de lavado de dinero del cártel de los Urabeños (Maradeo-Damiani,2018:295-307). Hoy se sabe que el cártel de los Urabeños es un reagrupamiento de antiguos miembros de los cárteles de Medellín y Cali, y de los grupos para-militares (McDermott, 2018).

Además, se vincula a Chicho Serna con el asesinato en 2008, de dos colombianos en un centro comercial de Buenos Aires –ya que uno de ellos había tenido contactos con el ex jugador antes de su muerte– y con una banda de narcos colombianos. Diez años después de los asesinatos de la plaza comercial Unicenter, según el cronista policial Mauro Szeta, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) desarticuló una banda narco y descubrió que uno de los integrantes vivía en un country de Moreno, en una casa que le alquilaba a “Chicho” Serna.

Es posible que estemos en presencia de eslabones de redes mafiosas internacionales y es necesario profundizar la investigación. El mundo académico no puede seguir mirando para otro lado con la excusa de que las noticias deportivas o policiales no son serias. Como dice el Maestro Manuel Castells:

Si se reconoce un fenómeno como una dimensión fundamental de nuestras sociedades, e incluso del nuevo sistema globalizado, debemos utilizar cualquier dato disponible para explorar la conexión entre estas actividades criminales y las sociedades y economías en general (Castells, 2004: 201).

 

El caso de “Chicho” Serna podría encuadrar en la hipótesis de la presencia en la Argentina de una red internacional donde interactúan cárteles colombianos y la “ndrangheta” italiana. Hipótesis sostenida no sólo por publicistas italianos como Saviano o Forgione sino por sólidos investigadores universitarios argentinos como Jorge Beinstein, profesor Emérito de la Universidad Nacional de La Plata y Catedrático del Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, recientemente fallecido. En un artículo póstumo, Beinstein afirma lo siguiente:

La llegada de Macri a la presidencia aparece como una curiosidad desde el punto de vista global, en mi conocimiento no existen antecedentes de que un personaje sobre el que pesan fuertes sospechas de ser un miembro orgánico de una de las organizaciones mafiosas más importantes y peligrosas del mundo: la ‘Ndrangheta, ocupe la primera magistratura de un país (Beinstein, 2018: 143).

 

En suma: El caso de Mauricio Serna, bien puede servir de insumo para una nueva novela de Roberto Saviano. Pero también puede ser un elemento para una investigación seria sobre la ruta del dinero de grandes mafias “invisibles” que operan en la Argentina y Colombia con sospechosa impunidad.

 

Notas:

[1] Investigador y Docente de la Universidad de Buenos Aires.

[2] “Macri y una frase futbolera que encendió la polémica”. Expediente Político, 8 de agosto de 2018.

[3] “Denunciado en Colombia, Chicho Serna "ayudará" a los chicos de Morón. Tiempo argentino, 30 de diciembre de 2016.

[4] “Macri jugó al fútbol con Riquelme y otros ídolos de Boca en la quinta de Olivos”. Infobae, 18 de octubre de 2018; “Se jugó el Superclásico presidencial”. Olé, 22 de noviembre de 2018.

 

Bibliografía:

  • BEINSTEIN, J. (2017). Macri. Origen e instalación de una dictadura mafiosa. Buenos Aires: El Río Suena.
  • _____ (2018). “La dinámica dictatorial del capitalismo mafioso argentino”. En: Revista de Trabajo y Derechos Humanos (Buenos Aires), año 3, núm. 4 (febrero), pp. 145-158.
  • CASTELLS, M. (2006). La era de la información. economía, sociedad y cultura, vol. III: Fin de milenio. México: Siglo XXI, 2006.
  • FORGIONE, F. (2010). Mafia export. Cómo la ´Ndrangheta, la Cosa Nostra y la Camorra han colonizado el mundo. Barcelona: Anagrama.
  • FERNÁNDEZ, A. (2018). “Los Macri: la mafia calabresa en la Argentina. Hipótesis sobre una zaga peligrosa”. Pacarina del Sur (en línea), año 9, núm. 34 (enero-marzo).
  • LINDNER, F. (2017). La cabeza de Macri. Buenos Aires: Planeta.
  • MARADEO, J. y DAMIANI, I. (2018). Radiografía de la corrupción PRO. De la ciudad a la presidencia de la nación. Buenos Aires: Planeta.
  • MCDERMOTT, J. (2018). La victoria de los urabeños. Bogotá: In sight Crime.
  • SAVIANO, R. (2014). CeroCeroCero. Cómo la cocaína gobierna el mundo. Barcelona: Anagrama.

 

Cómo citar este artículo:

FERNÁNDEZ, Alejandro C., (2019) “La comedia de “Chicho” Serna. Fútbol, política y narcotráfico”, Pacarina del Sur [En línea], año 10, núm. 39, abril-junio, 2019. ISSN: 2007-2309

Consultado el Lunes, 9 de Diciembre de 2019.

Disponible en Internet: www.pacarinadelsur.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1745&catid=15

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar