Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Brisas

El arribo a Zacacuautla, Hidalgo, a unos 180 km. de la ciudad de México, cerca de Tulancingo, el sábado 14 de noviembre, fue abrumador: Filiberta  y Benita expresan una enorme congoja, un estado de desasosiego e inquietud profunda: el  maravilloso bosque que provee de frescura y murmullos, que  abriga a aves y especies de la región y que es el sustento primordial de agua del pueblo está siendo arrasado. Cedros blancos, milenarias meliáceas de hasta 30 metros de altura, madera con tonos rojizos y muy aromática, son talados sin misericordia y con la complicidad del Estado y Semarnat hidalguenses. En palabras llanas: mientras que para los taladores el asunto de las meliáceas es lucrativo negocio, para las y los zacacuatlanos es sobrevivencia. ¿Cómo testimoniar el inminente desastre, la desesperación, lo que parece inevitable?

Leer más...

Elsa y Susana  dan los últimos retoques en los rostros de las jóvenes trabajadoras sexuales. Rostros con la imagen cadavérica gracias a los afeites, los blancos intensos y los negros que resaltan la profundidad de ojos y comisuras de labios para el realce de los dientes pelones pero, en la versión de Elsa y Susana, se omite este toque ante el rojo intenso de labios que ¿han preferido las jóvenes? Estas desafiantes vivas-muertas, en su papel de edecanas, se han engalanado con vestidos gris perla y zapatos de tacón, recientemente adquiridos, para recibir a invitados y a sus propias camaradas de oficio.

Leer más...

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar