Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Oro del Perú: Del Cuarto del rescate al mito de El Dorado

El mito de El Dorado, aquella ciudad perdida en algún lugar de Sudamérica, hecha totalmente de oro, surgió en el imaginario occidental gracias a los relatos del rescate de Atahualpa y Coricancha.

Palabras clave: mito, El Dorado, Perú, oro, minería

 

El estado actual del Cuarto del Rescate fue otro de los temas tratados en la Audiencia Regional... se encuentra rodeado por viviendas, por lo que la Beneficencia Pública [de Cajamarca] realiza gestiones a fin de liberar de ese entorno a este monumento histórico.[2]

Uno de los estudios... sobre el potencial minero de la región Cajamarca señala que el valor de las reservas mineras está en el orden de los 142 mil millones de dólares. [3]

 

I. El Mito.

¿Podría haber aparecido en el imaginario español (y occidental) el poderoso mito de El Dorado sin la existencia real (material, tangible y mensurable) del fabuloso tesoro del Cuarto del Rescate y del Oro de los Incas? La respuesta es simple: NO. Y es NO por lo siguiente.

Ese mito[4], surgido entre los españoles[5] y que sería una de las grandes ideas -  fuerza que impulsarían su expansión cada vez más al interior de América del Sur, dice lo siguiente. Caminando desde la costa del Pacífico y  cruzando los Andes, en algún lugar al Oriente (o sea en alguna parte de la inmensa región sudamericana que desde 1542 sería conocida como  Amazónica) se encontraría una ciudad secreta, construida toda de oro (paredes, templos, etc),  capital residencial de un poderoso Rey Indígena y su corte. Ese Rey era de una sociedad que tenía por dios al Sol y por eso la ciudad era construida de oro para rendirle pleitesía siempre ya que ese metal era considerado encarnación terrena de esa divinidad.[6] Otra versión de ese mito dice que un Príncipe Indígena diariamente se cubría con polvo de oro y, en un lago, se bañaba retirando el oro de su cuerpo el que, por su peso, se depositaba en el fondo. Ese Príncipe, también adorador del Sol, anualmente viajaba hasta el centro del lago en una balsa cargada de objetos auríferos los que, ritualmente, eran tirados al agua: así por siglos[7].

 

II. La realidad detrás del mito.

La Historia muestra que en 1532 territorios que hoy conforman el Perú tuvieron la desgracia de comenzar a ser invadidos por conquistadores españoles los que eran comandados por el analfabeto y ex - criador de cerdos Francisco Pizarro. De todas las consecuencias de esa historia muy infeliz lo que interesa recuperar aquí es lo siguiente.

En noviembre de 1532 Atahualpa, históricamente el último de los soberanos Incas, descansaba en su residencia de invierno de Cajamarca tomando baños en las aguas termales de esa ciudad.[8] Entonces fue que aceptó la propuesta de embajadores de Pizarro para un encuentro que, por consenso entre las partes,  fue denominado de pacífico[9] razón por la cual aceptó presentarse con su ejército desarmado. El encuentro fue el 16 de noviembre. Allí Atahualpa y todos los otros  Incas de su séquito fueron sorprendidos porque los españoles quienes, guiándose por sus principios de usar cualquier medio para obtener victorias, habían mentido pues repentina y traicioneramente atacaron y capturaron al Monarca Inca. Posteriormente lo asesinarían, aplicándole la pena del garrote. Este capítulo de la historia pasó a ser conocido como El Rescate por lo siguiente.

 

III. El tesoro que Atahualpa pagó por su Rescate.

Atahualpa, por su vida, hizo a Pizarro (quien aceptó) la siguiente oferta: llenaría el cuarto en que estaba preso, una vez con oro y dos veces con plata, hasta la altura a dónde llegaría el dedo medio de su mano derecha levantada estando de pié, contra la pared. Ese cuarto tenía aproximadamente 6.00 X 6.00 X 2.30 (más o menos la altura a la que Atahualpa llegó). [10] O  sea, 6 mts. X 6 mts. X 2.30 mts.= 82.80 mts.3 o, redondeando, aproximadamente un volumen de 82 metros cúbicos o  82 toneladas (así Pizarro recibiría, en toneladas,  casi 82 de oro y 164 de plata). Atahualpa había pagado más o menos la mitad cuando le quedó claro que Pizarro lo traicionaría y mataría; entonces, secretamente, mandó que lo no pagado fuera escondido, nadie sabiendo hasta hoy dónde. Otra razón por la cual Atahualpa mandó que no se pagara más fue porque, finalmente, se convenció que el cuarto jamás se llenaría ya que, como se dice hasta hoy Cajamarca, “se lo llenaba de día y se lo vaciaba en la noche”[11]. Nuevamente allí se dio el choque de dos civilizaciones con visiones del mundo diferentes: la indígena que cumplía con la palabra empeñada y por eso llenaba; la occidental - española que no cumplía, mentía y así vaciaba porque lo único que le importaba, a cualquier costo, era obtener la mayor cantidad de metal precioso posible. Por estas razones nunca será posible saber cuanto pagó Atahualpa.

Pero asumiendo que hubiera pagado la mitad, o sea, 41 toneladas de oro y 82 de plata. Los cálculos que siguen no son exactos pero sirven para ilustrar la veracidad de la hipótesis siguiente: lo pagado por Atahualpa fue el rescate individual más alto (o sea, caro) que registra la historia humana. A precios actuales[12] eso significaría lo siguiente. La onza troy, utilizada corrientemente en el mercado mundial para los metales preciosos, equivale a 31.1034768 gramos (para ayudar en los cálculo se redondea a 32 gramos). Así, un kilogramo (mil gramos) dividido entre los 32 gramos de cada onza troy resulta aproximadamente igual a 32 onzas troy. El precio de la onza troy es de USA $ 951.00 (novecientos cincuenta y un dólares).  Entonces, el precio de un kilogramo de oro es igual a 32 onzas X 951 = USA$ 30,432 (treinta mil cuatrocientos treinta y dos dólares). Así, una tonelada de oro es igual a USA$ 30,432 X 1000 (mil) = USA$ 30’432,000 (treinta millones y cuatrocientos treinta y dos mil dólares). Y así, cuarenta y un  toneladas de oro tendrá un precio igual a 41 X 30’432,000 = USA $ 1,247’712,000 (mil doscientos cuarenta y siete millones y setecientos doce mil dólares).

Haciendo exactamente lo mismo con las 82 toneladas de plata y llevando en cuenta que la onza troy de plata tiene por precio USA $ 14.45 (catorce dólares y cuarenta y cinco centavos),  el precio de un kilogramo de plata será igual a: 32 onzas X 14.45= USA$ 464 (cuatrocientos sesenta y cuatro dólares). Entonces la tonelada de plata será igual a: 1,000 X 464 = USA$ 464,000 (cuatrocientos sesenta y cuatro mil dólares). Y el precio de 82 toneladas será resultado de: 82 X 464,000 = USA$ 38’048,000 treinta y ocho millones y cuarenta y ocho mil dólares). Sumando el precio de las 41 toneladas de oro = USA $ 1,247’712,000 más el de las 82 de plata = USA$ 38’048,000 da un total de USA$ 1,285’760,000 (mil doscientos ochenta y cinco millones y setecientos sesenta mil dólares).

Así, lo pagado por Atahualpa por su rescate habría sido de USA$ 1,285’760,000[1] lo cual, sin duda alguna, es absolutamente fabuloso.[13] Casi no hay palabras para describirlo y más si se lleva en cuenta el corto tiempo en que fue reunido (pocos meses entre la captura y la ejecución de Atahualpa) o sea, otra prueba de su abundancia por la facilidad para juntarlo. Aún asumiendo un margen de error extremo o sea que se hubiera pagado un décimo de esa cantidad[14] aún así lo pagado por Atahualpa resulta fabuloso, casi único en la historia humana.


Por otra parte si esas cifras hasta hoy tienen un peso deslumbrante, en el siglo XVI sus  equivalentes tenían un peso mucho más grande (como se verá después). Nunca hasta entonces los ambiciosos europeos habían tenido frente a sí tantos metales preciosos juntos lo cual, pocas dudas se tiene, debió contribuir a dar rienda suelta a su ambición ilimitada consolidándose y generalizándose así la idea de que debería existir otro lugar con riquezas aún más extraordinarias y fáciles, casi esperando para ser agarradas y expropiadas usándose, claro, cualquier medio. Por eso no sorprende que, históricamente, el Mito de El Dorado haya surgido después del hecho real del Rescate. Y fue posterior también a otro gran hecho histórico, fabuloso también,[15] como fue el saqueo del Coricancha.

 

IV. El otro tesoro: El Coricancha.

Palabra Quechua que en castellano significa Cerco o Jardín de Oro. En 1535, después de quebrar la resistencia Inca y masacrar la población del Cuzco, fue saqueado y destruido lo que era el máximo templo Inca dedicado al Sol, El Coricancha. En este caso, hasta por su nombre, era obvio que paredes enteras del templo estaban cubiertas de oro, plata y piedras preciosas. Tenía también una gigantesca representación en oro del dios máximo Inca, el Sol (Inti) y otra, de proporciones similares, en plata, representando a la diosa Luna (Quilla). En el Coricancha reposaban las momias de los Monarcas Incas acompañados de sus tesoros. [16] Reposaban en un jardín artificial (nuevamente, llévese en cuenta el otro significado del nombre Coricancha) constituido por esculturas que representaban, en tamaño natural, animales (por ejemplo llamas)  y plantas hechas de oro y plata adornados con piedras preciosas. Todo el mundo conoce esa historia como también que la ignorancia,[17] barbarie y codicia de los conquistadores fue tal que todas esas maravillas fueron  fundidas, transformadas en lingotes para facilitar su transporte destruyéndolas al punto de no dejar casi nada generándose  así, por mucho tiempo, la idea de que los Incas y las otras Civilizaciones del Mundo Andino no sabían esculpir.[18]

Por segunda vez los europeos encontraron literalmente una montaña de oro.[19] El oro y tesoro de los Incas era una realidad objetiva y por tanto tenía que existir, así debían razonar los muy codiciosos conquistadores, otro lugar con tesoros aún más grandes: El Dorado.


V. Buscando El Dorado en 1539 se encuentra al Amazona.

En la forma ya descrita están las bases materiales que explican como ese mito se generó, cristalizó y generalizó muy rápidamente. Y tanto que en 1539 ya era eso lo que estaba buscando Gonzalo Pizarro. Históricamente los acontecimientos del Rescate y del Coricancha habían ya ocurrido cuando Gonzalo Pizarro, mandado por su hermano Francisco (primer gobernador español del Perú), salió del Cuzco en 1539 en busca de El Dorado (y también de otras tierras míticas: del Clavo y la Canela). Del Cuzco, con más de un centenar de otros conquistadores y millares de los indios vencidos (literalmente en condición de esclavos para servir, cargar, etc), Gonzalo marchó hasta Guayaquil dónde encontró a su primo Francisco de Orellana. Juntos entrarían en tierras cada vez más al Oriente, bajando hasta la selva tropical en un viaje que culminaría en 1541 cuando Orellana (que por órdenes de su jefe Gonzalo se había separado de él pero, rebelándose contra las órdenes de su jefe, no regresó para re-encontrarlo) por casualidad encuentra, y navega hasta su desembocadura, al río que, a partir de lo que escribió el cronista de esa expedición Francisco de Carvajal, pasará a ser conocido como Río Amazonas.[20] Se inició así la incorporación de la Amazonía a la historia occidental a un costo asesino: todos los indígenas obligados[21] a acompañarlos murieron y, a su paso, todas las aldeas de los pueblos nativos amazónicos, que defendieron valientemente sus territorios, fueron atacados e incendiados. No se encontró El Dorado pero sí la más vasta floresta continua tropical de la Tierra de casi 7 millones de kilómetros cuadrados (compartida actualmente por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Venezuela y Guyana Francesa, colonia de Francia), la más rica en formas de vida vegetal y animal de la masa continental mundial, la más importante fuente de  agua corriente de superficie del mundo, etc. Pero su incorporación a la historia mundial, que no ha terminado hasta hoy, fue de forma colonial (o sea, explotadora, destructiva y racista). El mito de El Dorado, como parte de esa razón colonial que emergía,[22]fue transformándose en propulsor importante de la penetración destructiva, por parte de Occidente, en los vastos territorios del interior de América del Sur.


Resulta evidente que sin la búsqueda de las riquezas metalíferas de El Dorado difícilmente habrían existido las expediciones, todas destructivas, de: Gonzalo Pizarro – Orellana, Sir Walter Raleigh y de los portugueses (penetrando y expandiéndose cada vez más a través de la Amazonía.[23]) Y las bases materiales (históricas) directamente relacionadas con ese mito están en El Cuarto del Rescate y en el Coricancha. Las otras cosas importantes vinculadas a ese mito no han sido encontradas hasta hoy: ni el Gran Paititi ni el oro del Príncipe acumulado en el fondo de un lago. Estas, por lo menos hasta dónde este autor conoce, continúan ocupando el territorio de las meras leyendas: por eso su espacio es el mítico y no el histórico.[24]

 

VI. Metales preciosos, origen colonial del mundo moderno y destrucción de la América Indígena.

Aquí va repetirse brevemente lo muy conocido en la historia económica de Occidente: los metales preciosos venidos de América (consecuencia de la destrucción y expropiación de la América Indígena – AI) fueron esenciales para el desarrollo del capítulo conocido como Acumulación Primitiva piedra fundamental de la Revolución Industrial, culminación material de la modernidad. Claro, la modernidad no fue solo cuestión material. Eso porque esa base material generó condiciones para el aparecimiento de nuevas relaciones sociales y así, para una nueva subjetividad que aceptó, por ejemplo, la posibilidad de la igualdad entre los seres humanos. Por ejemplo Aníbal Quijano ha recuperado la idea de que solo después de la experiencia del contacto con las sociedades indígenas americanas fue posible, en Europa, escribir obras como Utopía (Thomas Moore) que constituyó un auténtico corte histórico en la forma de concebir sociedades socialmente justas. Antes de Utopía esas sociedades se encontrarían solo retornando al pasado (al Paraíso Perdido, etc.) lo que históricamente es imposible; después de Utopía: luchando por construirlas en el futuro lo que históricamente es posible.[25] Y en todo eso el Mundo de los Incas jugó un papel de primer orden bastando recordar que, hasta el período de Los Enciclopedistas (1780s), el libro Los Comentarios Reales de los Incas fue publicado más de diez veces.[26] En todo el período colonial nadie escribió algo equivalente al libro del Inca Garcilaso de la Vega para influenciar el imaginario europeo en su visión de la AI. Pero lo extraordinario a destacar es que la nueva situación que fue generándose en Europa, que abrió las puertas a los ideales de igualdad, libertad etc., se basó en la simultánea explotación y destrucción de la AI en la que fue generalizándose la desigualdad y la  opresión. Esa es la gran ironía (o contradicción) de la Era Moderna sintetizada en la frase origen colonial del mundo moderno. Y esa contradicción continúa no resuelta y por eso el Mundo Moderno (1492 hasta hoy) infelizmente, y a pesar de las posibilidades  que generó, aún no superó la antigua diferencia entre ricos y pobres, característico de toda sociedad de clases, ni la moderna constituida por el racismo construido y difundido por el mundo a partir de la destrucción de la AI.[27]

En la destrucción de la AI todas las potencias europeas del período participaron, unas con más intensidad que otras. Aquí no se esta defendiendo la leyenda negra (ideología que pone en España la responsabilidad exclusiva por la destrucción de AI) . NO: solo se está demostrando que los conquistadores, que beneficiaron a los grupos dominantes de la España colonial, no tuvieron límites (ni materiales ni ideológicos)  para explotar la población indígena.  Pero esa España tuvo una minoría que desde el inicio protestó contra la destrucción de AI siendo su punto alto Bartolomé de las Casas. Este padre con sus luchas (que consiguieron finalmente que la iglesia reconociera que los Indios de América sí tenían alma y por lo tanto sí eran seres humanos) no solo contribuyó a frenar la liquidación de la población indígena sino que contribuyó a salvar el alma (lo mejor) de España. [28] Hasta dónde este autor conoce y en relación a los indios no hay equivalentes a Bartolomé de las Casas entre los colonizadores británicos (y sus continuadores, los independentistas de EUA), franceses y portugueses. El historiador francés Pierre Chaunu nos informa que los pieles rojas, al momento de la violenta llegada de los europeos, aún eran esencialmente cazadores y recolectores (y por tanto no muchos) y por eso difícilmente podían transformarse en trabajadores explotables. Así en la América del Norte (dominada por ingleses, sus continuadores independistas y franceses) resultó que, en términos de la razón colonial, obviamente que lo mejor era el indio muerto: eso explica el casi exterminio de los pieles rojas. No ocurrió lo mismo en los territorios dominados por España dónde las altas civilizaciones indígenas (Incas y Aztecas al momento de la conquista), que ya eran urbanas, habían producido no solo grandes concentraciones de población sino gente que, con relativa facilidad, podía transformarse en trabajadores explotables. Así en algún momento apareció como obvio, para la razón colonial, que lo mejor era mantener al indio vivo.[29] En los dominios coloniales portugueses ocurrió algo parecido con la América del Norte. Allí la esclavitud de los  indígenas (constituidos casi exclusivamente por cazadores y colectores),  fue legal hasta 1758.  Entonces y debido al hecho que ella era la principal responsable del casi exterminio de los indígenas, el Marqués de Pombal pasó una ley prohibiendo la esclavitud.[30] Los indios entonces se habían transformado en importantes para justificar el principio de Uti Possidetis que Portugal esgrimía para expandir las fronteras del Brasil colonial especialmente a través de los difícilmente limitables territorios amazónicos.

 

VII.  ¡Ce n'est pas le Pérou!

¿Porque en la Europa del período colonial apareció esa frase ¡Vale un Perú!, usada hasta hoy corrientemente en francés “!c’est nes pas le Perou!“ (no es un Perú) , para designar algo extremadamente valioso? Por la inmensa riqueza del conquistado Mundo de los Incas que fue transformándose en símbolo del Perú.[31] Eso porque el Perú fue para el mundo, desde la Colonia, un territorio esencial en términos de la producción de metales preciosos.[32]

El raciocinio anterior se basa en lo siguiente. Tanto la población mundial como la europea del período de la conquista era muy pequeña comparada con la de hoy.[33] Lo mismo puede decirse del monto de metales preciosos que circulaban en el Viejo Mundo (a pesar de su importancia vital para esa economía) que no es el caso hoy. Eso último, que los metales preciosos eran escasos en la  Europa de entonces, es lo que explica (como se verá después) la primera inflación de la historia de ese continente como consecuencia de la inmensa cantidad  de oro y la plata que llegó desde la AI. Lo que importa aquí es la pregunta: ¿cuánto de esa primera inflación europea, fue consecuencia de los metales preciosos obtenidos del Rescate y del Coricancha?. La pregunta es válida porque el salto para muy arriba en esa inflación, comienza poco después de la realización de esos dos eventos.[34] Pero más importante que los metales preciosos obtenidos del Cuarto del Rescate y El Coricancha fue, indudablemente, la entrada en el Viejo Mundo  de las gigantescas cantidades de plata y oro expropiadas de las Minas de  Potosí a partir de 1546.

Potosí probablemente ha sido la mina de metales preciosos más grande que registra la historia humana. Por aproximadamente un siglo y medio produjo cantidades extraordinarias de oro y plata que, salidas del conquistado Mundo de los Incas,  irrigaron y contribuyeron a dar nueva vida a la economía del  Viejo Continente. Para cumplir con ese objetivo decenas de millares de indios, principalmente de las zonas del Cusco y Altiplano Andino, trabajaron diariamente en la Mita Minera de Potosí (trabajo compulsorio y gratuito) responsable por la despoblación de esas y otras vastas zonas del ex - Mundo de los Incas.[35] Potosí era parte del Virreynato Peruano y en todo su período de esplendor fue administrada desde su capital, Lima.[36]Pero Potosí, desde mediados del Siglo XVII, comenzó a declinar en su producción hasta finalmente agotarse alrededor de 1825. Pero eso no significó que ese Virreynato dejara de ser gigantesco productor de metales preciosos: decayó sí, lo que explica que su producción fuera  superada por la del Virreynato de Nueva España. Pero el Virreynato Peruano continuó como gran productor con la producción de muchas otras minas, algunas de las cuales habían comenzado a explotarse casi junto a la de Potosí: Cerro de Pasco, Oroya, Quiruvilca, Hualgayoc (gran mina de Cajamarca) , Caracoles y otras de ese inmenso Virreynato. Importa también señalar que la producción de Potosí (y de todas las otras minas del Virreynato Peruano) fue posible gracias a la producción de Mercurio de las Minas de Huancavelica (probablemente la más grande mina del mundo en ese recurso). En verdad Hancavelica y Potosí operaron amarradas umbilicalmente al punto que conformaron un gigantesco circuito minero, el más grande que registra la historia colonial americana.

 

VIII. La Revolución de los Precios.

La primera inflación de Europa, conocida como revolución  de los precios,[37] que abarcó todos los reinados de los más poderosos reyes de España y Europa,  Carlos I (1500-1558) y Felipe II (1556-1598), fue debido al flujo extraordinario de metales preciosos a España y, desde allí, al resto del Viejo Mundo. El fenómeno inflacionario es esencial por ser una  de las características de la  Economía Moderna. O sea que los metales preciosos, consecuencia de la expropiación con la simultánea destrucción de la América Indígena, fueron esenciales para establecer las bases materiales del período histórico conocido como Modernidad (pero no solo materiales ya fue visto); el grueso  provenía de las colonias americanas de España. Una idea de lo que esos metales significaron puede tenerse a partir de la descripción hecha por el inglés Keynes, el más influyente economista del Siglo XX:

El período de gran expansión de Inglaterra comenzó definitivamente con el regreso de la primera expedición importante de Drake ... en 1573 ....El valor del oro y de la plata traídos por el Golden Hind, ocultado en la época con mucho cuidado, fue estimado de manera diferente por los historiadores, yendo de 300,000 a 1'500,000 de libras esterlinas. El profesor W.R. Scott se inclina por las cifras más altas y presenta pruebas demostrando que debe haber sobrepasado el mínimo de 600,000 libras esterlinas. El efecto de ese voluminoso flujo de dinero en la conformación de los “once años de apogeo”, de 1575 a 1587, debe haber sido preponderante. Es característico de nuestros historiadores, por ejemplo de Cambridge Modern History, nunca mencionar esos hechos económicos como los que dieron forma a la  Era Elizabetiana e hicieron posible la grandiosidad de entonces... De hecho, el resultado del pillaje que Drake trajo en el Golden Hind puede  muy bien ser considerado como la fuente y el origen de la  Inversión Británica en el Exterior. Elizabeth usó esas ganancias para pagar el total de su deuda externa e invirtió parte del saldo (cerca de 42,000 libras esterlinas) en la Compañía do Levante; en gran parte fueron las ganancias de la Compañía de Levante las que sirvieron para formar la Compañía de Indias Orientales, y las ganancias de esta última, durante los Siglos XVII y XVIII, fueron las principales bases de los vínculos de Inglaterra con el exterior; y así sucesivamente ... una buena prueba de lo ocurrido desde 1580, las 42.000 libras esterlinas del pillaje de Drake que en 1580 Elizabeth invirtió se habrían convertido, en 1930, en la sumatoria real de nuestras inversiones actuales, o sea, 4,200'000,000 libras esterlinas  – o, digamos, 100,000 veces más que lo invertido  inicialmente...[38]

Golden Hind era el nombre del velero pirata del inglés Drake cuyos saqueos fueron hechos principalmente en el Virreynato Peruano y en su capital. La primera reforma urbana de Lima en el período colonial fue consecuencia del pirata Drake ya que, como protección, en la década de 1580, la ciudad fue cercada por una muralla. Simultáneamente se construyó en su puerto, El Callao, la más grande fortaleza militar del Pacífico en el período colonial: "El Real Felipe". [39]

La intención de esta parte no fue hacer una detallada historia económica del Virreynato Peruano. Si fue para mostrar su importancia de primer orden como productor de oro y plata esenciales para el período en que la economía europea se transformó en moderna: ese Virreynato fue la más grande fuente de metales preciosos del Mundo. Y parte de esa fuente estuvo siempre en Cajamarca, como se verá después.

 

IX. Del Virreynato Peruano a República del Perú.

Es claro que el Virreynato Peruano (colonial), que no es igual al Perú Independiente (Republicano), fue muy importante, como ya se mostró, como productor de metales preciosos. Y el Perú independiente, ¿fue menos importante? Sí, fue menos importante pero jamás dejó de ser uno de los grandes productores y exportadores mundiales de oro y plata. Su importancia disminuyó pero no necesariamente debido a que en los territorios del Perú Republicano (bastante más chico que el Virreynal) esos recursos eran menos abundantes. En verdad, como rápidamente se verá después, la economía mundial (a la cual el Perú, como toda la América conquistada, se había integrado como área colonial de Europa) crecientemente, desde la revolución industrial, fue paulatinamente disminuyendo la importancia de los metales preciosos y aumentando la de otros: por ejemplo, en la Era del Ferrocarril la de los vinculados a la producción de  bienes industriales (carbón, fierro, etc). Y cuando los bienes industriales transformados en maquinas – herramientas como tractores, etc. posibilitaron ampliar extraordinariamente la frontera agrícola mundial, cosas difíciles de imaginar en el período colonial pasaron a transformarse en muy importantes. Es por ejemplo el caso del guano (que, según un dicho europeo de la segunda mitad del Siglo XIX: la M… dio al Perú más dinero que su oro) y también del salitre sobre los cuales el Perú tenía prácticamente un monopolio natural mundial. Como es sabido infelizmente, su  enorme abundancia, despertó el hambre de Chile quien no tenía casi nada de esos recursos tan valiosos para la economía mundial de la segunda mitad del Siglo XIX. Así Chile, en alianza con intereses británicos, para conquistar esos recursos le declaró guerra al Perú terminando por apropiárselos (principalmente el Salitre pero que terminó controlado por sus aliados británicos[40]); en base a los recursos conquistados Chile  pasó a construir la más importante fase de su historia económica. Como es bien sabido desde el período del guano (1840) en el Perú se desarrolló también una poderosa agricultura de exportación basada principalmente en algodón y caña de azúcar. Y desde que en la Era del Automóvil la industria automovilística inició su desarrollo (fines de los 1880s)  para transformarse, desde inicios del Siglo XX, en el eje de la economía mundial (hasta los 1990s), productos como petróleo, caucho, hierro, etc. serían cada vez más importantes. Y el Perú participó en ese proceso siendo que, en sus muy ricos yacimientos de la Brea y Pariñas, se inició la historia de la industria petrolera en América Latina por los 1880s;[41]debido a los muchos años de actividad, su importante producción petrolera fue decayendo pero hasta los 1970s el Perú exportaba ese bien. Y en la historia de la industria automovilística también la Amazonía cumplió un papel importante: sin caucho, nativo y abundante en esa región, no era posible fabricar las llantas sin las cuales los carros no podían moverse. Pero ese Ciclo del Caucho (no solo del Perú sino de todos los países amazónicos) duró solo hasta comienzos de la Primera Guerra.[42] Y conforme la industria pesada era cada vez más importante para el Producto Bruto Mundial (a partir de la hegemonía de la Era del Ferrocarril – 1840s – acentuada en la nueva hegemonía, Era del Automóvil -1880s hasta los 1990s) nuevos minerales aparecían como importantes: zinc, plomo, cobre, tungsteno, fierro, etc. Y el Perú, en ese nivel, mostraría ser un reservorio de minerales de extraordinaria importancia junto al hecho que, por los años 1960 – 1980, se vivió el Ciclo de la Harina de Pescado.  Todo esto paralelo al proceso de  industrialización creciente, especialmente en el período de sustitución de importaciones – después de la Segunda Guerra Mundial – que simultáneamente transformaba de forma lenta y gradual la agricultura.

Este no es el lugar para hacer un recuento de la historia económica del Perú desde la independencia. Lo dicho arriba tiene solo un objetivo: mostrar porque los metales preciosos dejaron de tener el peso que tenían en el período colonial. No fue porque se agotaron o desaparecieron. El Perú independiente siguió siendo un gran productor y exportador de metales preciosos pero su importancia, para la economía mundial, ya no era la misma que en el período colonial.


X. Hasta hoy el Perú es un gigantesco productor de oro y plata.

Oro: por ejemplo el año 2006[43] entre los 10 principales productores mundiales el Perú ocupaba el quinto lugar con una producción de 203.3 TM (o sea, doscientas tres toneladas y 300 kilos de oro). El primero era Africa del Sur - AS con 275.1 TM (doscientas setenta y cinco toneladas y cien kilos de oro). Entre esos diez productores no figuraba ningún otro país de América Latina y la diferencia entre el primero AS y el quinto, Perú, era de  71.8 TM o aproximadamente de 25 %. [44]Pero unos años antes AS estaba siempre y holgadamente en el primer lugar con 473.8 TM (cuatrocientas setenta y tres toneladas y ochocientos kilos) mientras que el Perú ocupaba el octavo con solo 93.8 TM (noventa y tres toneladas y ochocientos kilos), o sea que la diferencia entre ellos era de mas de 500% o, en otras palabras,  AS producía más de 5 veces más oro que el Perú. [45]

De lo anterior se deduce que mientras que la producción de AS cae rápidamente y a un ritmo que parecería ser creciente (¿estarán agotándose las minas de ese país?) con la del Perú sucede todo lo contrario.[46] Y en el Perú actual hay muchas minas de oro que, por diversas razones, aún no están en operación. Entonces es posible decir que si parte de éstas entraran racionalmente a producir (o sea, en un sentido no destructivo) y las que actualmente operan fueran  racionalizadas, en opinión de este autor el Perú podría pasar a ser el primer productor mundial. Eso sería consecuencia de, por ejemplo, racionalizar las minas ya en producción y localizadas en los gigantescos territorios auríferos que van desde la serrana Puno (Sandia, San Juan del Oro) hasta la selvática Madre de Dios  (Rio Guacamayo, etc.).[47] O entraran a producir minas ya localizadas pero que no están en actividad (algunas, como el caso de Tambogrande debido a la oposición de la sociedad civil que no acepta los sistemas irracionales dominantes en  la minería actual) de ese otra enorme región aurífera que va desde la Sierra de Cajamarca (Yanacocha, Hualgayoc) hasta la Costa de Piura (Tambogranade). Lo anterior tiene solo un objetivo: mostrar el gran potencial aurífero del Perú (en la Amazonía, Costa y Sierra) y no el de clamar, por razones que se harán evidentes después, para que esos territorios entren ya en operación y de cualquier forma.


Yel Perú  también continúa produciendo enormes cantidades de Plata. El año 2006, entre los 10 principales productores del Mundo, el Perú aparecía como el  primero con 3,471 TM de plata (tres mil cuatrocientas setenta y un toneladas). En esa lista aparecían otros tres países latino - americanos: México segundo con 2,999 TM (dos mil novecientas noventa y nueve toneladas), Chile quinto con 1,607 TM (mil seiscientas toneladas) y Bolivia décima con 473 TM (cuatrocientas setenta y tres toneladas). Comparativamente en plata el Perú producía aproximadamente 14% más que México, más del doble que Chile y más de siete veces más que Bolivia.[48] Pero unos años antes México era el primero con 2,672 TM (dos mil seiscientas setenta y dos toneladas), Perú el tercero con 2,004 TM (dos mil cuatro toneladas), Chile siempre en el quinto con 1,337 (mil trescientas treinta y siete toneladas) al igual que Bolivia en el décimo con 404 TM (cuatrocientos cuatro toneladas).[49] Comparando esos dos períodos es posible deducir que el cambio del Perú al primer lugar fue debido a un salto muy grande  en su producción de 2,004 TM a 3,471 TM o sea,  aumentó 1,467 TM o aproximadamente el 60%. México también aumentó su producción pero solo en 327 TM (de 2,672 TM a 2,999 TM)  o más o menos 11% lo que explica su pase al segundo lugar. Chile siempre en el quinto lugar pasó de 1,337 TM a 1,607 TM o sea que su producción aumentó en 270 TM o 32%. Y Bolivia siempre décima pasó de  404 TM a 473 TM o sea su producción aumentó en 69 TM más o sea 16%.  Lo anterior nos lleva a preguntar ¿Será que el descenso de México se deberá a que sus minas se agotan?. En el caso peruano su ascenso se debe, como en el caso del oro, a la producción creciente de una mezcla de antiguas minas, que no se agotan,  y de otras nuevas que entran a operar.

Lo anterior habla por si mismo: el territorio que hoy forma el Perú fue y es muy rico en metales preciosos. O sea que, por ejemplo, en caso de haber sido  independiente en el período colonial habría sido uno de los más ricos del mundo. Pero en la actualidad y desde su independencia  y a pesar de que el Perú continuó siendo muy rico en metales preciosos, esa riqueza no lo lleva a colocarse entre los primeros del mundo. Y NO porque, como ya fue visto, el papel de esos metales en la economía actual no tiene el peso que tenía en el período colonial (además de que, infelizmente, la producción minera continúa guiándose por la razón colonial que enriquece a sus empresas matrices en el exterior). Al mismo tiempo es posible decir también que, si se acumulara todo el oro y plata producido y exportado del territorio peruano desde el momento de su conquista hasta hoy, sería sorprendente si no fuera el número uno del mundo en esos metales. Esto último es hipotético ya que solamente investigaciones profundas podrían probar.

 

XI. ¿Potosí o la Oroya?

Las minas de Potosí, desde que en los 1540s entraron a la historia, pasaron a ser mundialmente conocidas y siempre fueron, por ejemplo, más  famosas que la Mina de la  Oroya. Pero ambas comenzaron a producir más o menos al mismo tiempo en el Siglo XVI lo que más deseaban y buscaban los dominadores españoles: metales preciosos (por ellos mataron y destruyeron). Y así, mientras que su principal producción de Potosí, la plata, casi se agotó alrededor de 1825,[50] la Oroya continuó y no dejó nunca de producir desde sus inicios en los  1530s.[51] Como en otros casos  lo que sigue es otra hipótesis que estudios, que no es del caso hacer aquí, podrían probar: si fuera posible reunir la producción de metales preciosos de ambas, desde que comenzaron a operar hasta hoy, resultaría que el monto  total de La Oroya es más grande que el de Potosí. Eso porque Potosí dejó de producir esos metales hace más de 150 años y La Oroya continuó generándolos siempre. Pero infelizmente ésta, como prácticamente toda la minería del Perú y del Mundo Andino, continúa siendo operada con los criterios de explotación heredados de la colonia: destructivo de hombres y naturaleza al punto que hoy La Oroya forma parte de los lugares más contaminados del mundo.[52]

A partir de lo de arriba es posible deducir lo siguiente: resulta una ironía que, casi con la creación de Bolivia en 1825, la plata de Potosí haya prácticamente dejado de existir impactando negativamente esa ciudad lo que explica su pérdida importancia al punto que pasó de ser una urbe de notoriedad mundial a casi el anonimato.[53] Sin embargo desde comienzos del Siglo XX entraría a producir estaño con lo que, por un tiempo, recuperó algo de su importancia, en el período (hasta las nacionalizaciones de los 1950s) en que Bolivia fue primero del mundo produciendo ese mineral.[54]Así es evidente que la gran fama de Potosí, del período colonial cuando entró en la historia mundial, fue cuando formaba parte del Virreynato Peruano y era  gobernada desde Lima: históricamente entonces Bolivia no existía. Pero, al mismo tiempo, también es evidente que desde 1825 Potosí forma parte de Bolivia. De lo anterior se deduce que resulta legítimo, tanto para Bolivia como para el Perú, referirse a Potosí como parte de sus historias. Y otra deducción lógica es que Bolivia, en el período independiente y en relación  a minerales, no tendrá importancia mundial por su producción de metales preciosos: sí será reconocida por otros minerales como el estaño al punto, de por un tiempo, ser llamada de El País del Estaño.[55]


XII. El Perú (y Cajamarca) están parados en un banco de oro.

Fue visto como y porque Bolivia pasó a ser conocido como País del Estaño. Por su parte Chile, en base a las gigantescas minas de cobre que conquistó de Bolivia en la Guerra del Pacífico (Antofagasta), transformó ese metal en su símbolo siendo el País del Cobre. [56]Por las mismas razones de esos dos países el Perú tiene como su metal símbolo al Oro al punto de tenerlo retratado en su escudo nacional: una  cornucopia derramando oro (y plata también).

Eso es verdad como lo es también que el italiano – peruano Antonio Raimondi, el más importante geógrafo del Perú del Siglo XIX, acuñó la frase que sirve de inspiración al título de este acápite. Su frase  realmente decía: el Perú es un mendigo sentado en un banco de oro. Sin duda que  Raymondi sabía lo que decía: había invertido años para recorrer, usando todos los medios de la época, el Perú de punta a punta para obtener materiales para su obra colosal El Perú.[57] Territorio que entonces incluía hasta Tarapacá (el Desierto de Atacama) y parte de lo que hoy es el Estado del Acre. Era un hombre entrenado con lo mejor del conocimiento científico del período siendo, en consecuencia, muy bien informado, además de tener un agudo sentido de observación. Y probablemente después de observar los resultados de la explotación minera en el Perú (especialmente de sus recursos legendarios, oro y plata) es que pudo escribir esa frase. Sí, porque la explotación de esos metales, hoy como en su tiempo, guiados por la razón colonial solo dejaban gigantescos huecos negros en la naturaleza devastada junto a miseria y enfermedad de sus poblaciones trabajadoras: todo se iba para continuar enriqueciendo Europa o al nuevo rico, Estados Unidos y su socio Canadá.

El título de este acápite se debe al deseo de cambiar la frase de Raymondi dándole un nuevo sentido ya que tiene que superarse la fase en que la minería, a su paso, deja solo huecos negros y pobreza. La prueba más contundente de esa realidad está en que el Perú y Cajamarca, a pesar de sus gigantescos recursos en oro y plata, son sub –desarrollados y pobres. Por ejemplo en el Indice de Desarrollo Humano el Perú no figura entre los primeros 60 países; en Renta Per Capita no figura entre los primeros setenta países y en Poder de Compra tampoco aparece entre los primeros setenta.[58] O sea que, por esos tres indicadores y llevando en cuenta que el total de países es de 186[59], el Perú estaría colocado aproximadamente en la mitad de los países segundos (existe la tristeza de países terceros). De lo anterior se deduce que el Perú está entre los pobres y subdesarrollados y así Cajamarca, por lo que se verá después, tiene que estar en esa misma categoría.

Lo anterior sin duda que es lamentable. Y eso porque la minería, no solo en el Perú sino en vastos territorios de la Tierra, sigue orientándose por la razón colonial (explotadora y destructiva). Eso torna entendible, por ejemplo, la exitosa y extraordinaria lucha de los habitantes de Tambogrande que rechazaron la posibilidad de abrir una gigantesca mina de oro en su territorio debido a que eso significaría: falta de agua, ruina de su agricultura y destrucción de su forma de vida. También torna entendible la creciente fuerza de la Confederación Nacional de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería - CONACAMI. Eso porque todo el mundo sabe que la minería, especialmente de metales preciosos, para operar necesita cantidades extraordinarias de agua lo que implica la posibilidad de disminuir ese líquido vital para todos los seres vivos. Por otra parte la experiencia ya narrada de La Oroya (explotada por la multinacional Doe Run de EUA figura actualmente en la vergonzosa lista de los diez lugares más contaminados del mundo), sigue recordando cuan negra es la historia de la minería en el Perú y el mundo. Por eso no tiene que sorprender que en Cajamarca  movimientos de su sociedad civil se opongan a que sus ricas minas auríferas entren en operación. Eso también porque, para cualquier visitante de Cajamarca (como fue el caso del autor en mayo de 2009), resulta chocante descubrir que, pese a sus inmensas riquezas auríferas (contando las ya en operación y las potenciales), ella continúe pobre y con gran parte de su población, especialmente la de origen indígena, más que pobre: miserable. En su bella Plaza de Armas, histórica pues ya existía cuando los conquistadores la destruyeron para construir la más chica actual, abundan las pordioseras, casi todas indígenas y sin zapatos, muchas de ellas llevando a sus hijitas o hijitos a cuestas: ¿como es posible que eso exista a inicios del Siglo XXI y en el lugar que, por ejemplo, tiene la segunda mina mas importante del mundo en oro?. Y la infraestructura de esa ciudad y sus alrededores  (calles, caminos, carreteras, agua, desague, luz etc.) están lejos hasta de lo mediano. Por eso es que la minería ha dejado, en parte sustancial de la población, una  imagen negativa. También porque, históricamente, la explotación minera jamás se preocupó por los costos ambientales. Y en la actualidad, cuando las empresas mineras las llevan en cuenta,  es consecuencia de movilizaciones de organizaciones de la sociedad civil como la CONACAMI. Y aún así casi siempre las mineras no cumplen lo comprometido. Lo prueba el hecho que la prensa con frecuencia tiene noticias que demuestran que las mineras, debido a su peso económico  y a la inconsecuencia de los poderes públicos establecidos, constantemente violan las leyes. Las multinacionales mineras que explotan metales preciosos difícilmente cumplen en el Perú la legislación que si cumplen en los países de sus matrices. Si se comprometieran en el Perú a cumplir lo mismo que imponen las leyes en los territorios de sus matrices,  parte de los problemas serian resueltos. Pero solo parte. La otra parte, y principal, es obligación del Gobierno Nacional, Regional, Local y de una sociedad civil movilizada y vigilante. Y esos Gobiernos, especialmente el Nacional,  tienen que obligar, a las mineras, a satisfacer las necesidades y derechos de la población donde operan para lo cual tienen que, además de realizar planes de desarrollo sustentable, evitar los impactos negativos. Esto último se obtendría utilizando tanto las  tecnologías avanzadas adecuadas (que felizmente ya existen) como aceptando y transformando en realidad la opinión consensual, previa consulta, de la población lugareña.  Es inaceptable, en el Perú y en Cajamarca, la posibilidad de repetir historias patéticas como la de La Oroya: después de años operando la Doe Run está dejando una población pobre y enferma que vive en territorios devastados. Tienen que rechazarse definitivamente los modelos de explotación de que origen colonial.

 

XIII. En conclusión.

El Perú fue y es el país del oro y de los metales preciosos. Y específicamente Cajamarca, que continúa sentada en un banco de oro, tiene en su Cuarto del Rescate del Inca Atahualpa el origen de la cristalización de El Dorado, el mito más importante producido en Occidente como símbolo de riqueza material.

Cajamarca tiene que pararse encima de su banco de oro constituido por sus reservas mineras de  142 mil millones de dólares (V. nota y cita 3). Pararse significa que sus recursos tienen que generar bienestar y felicidad primero a la misma Ciudad y región (eso contribuirá a generar lo mismo en el Perú entero) y después, a la de otros lugares de nuestro planeta Tierra. Y en el camino para que eso se transforme en realidad España, que jamás podrá pagar por todo lo que destruyó y expropió,[60]por lo menos materialmente si puede devolverle algo a Cajamarca. Por ejemplo para comenzar debería comprometerse a pagar por la reconstrucción total del Cuarto del Rescate pagando también, a precios más que justos, por todo su entorno (V. nota y cita 2).

 


Notas:

[1] Cajamarquino, Profesor de História Económica y Estudios Internacionales Latinoamericanos de la Universidad del Estado de São Paulo – UNESP, Brasil. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. En este trabajo la traducción de citas cuya lengua original no era castellano son responsabilidad del autor.

[2] El Comercio. Audiencias Regionales. Domingo 03/05/2009; PP. a23. El Cuarto del Rescate es uno de los bienes históricos y culturales más importantes del Perú y de la América Indígena. Fue la habitación dónde, por corto tiempo, vivió, para posteriormente morir, traicionado por Pizarro, el último Inca,  Atahualpa.

[3] IBID.

[4] Fue generado en América del Sur y puede ser comparado, por su importancia, al gran mito de América del Norte: el de la Fuente de la Eterna Juventud.

[5] Ese mito, que no se limitó a sus forjadores españoles, fue poderoso. Todos los conquistadores europeos, especialmente en los siglos XVI y XVII, independientemente de su nacionalidad, lo creyeron y lo difundieron; ejemplo: Sir Walter Raleigh quien también buscó El Dorado pero viajando desde el Atlántico (como se verá después, las más importantes búsquedas fueron hechas  entrando desde el Pacífico).

[6] Una de las consecuencias principales de esta versión es la mítica  Paititi o El Gran Paititi (el nombre depende del que  cuenta) buscada por siglos por aventureros de varias partes del mundo. Habría sido la capital residencial de los Incas y sus buscadores de la actualidad creen que su localización estaría en la Amazonía de los Departamentos de Cusco y Madre de Dios.

[7] Los que siguen esta versión buscan los tesoros especialmente en el Lago Guatavita, cerca de Bogotá, Colombia.

[8] en el lugar hasta hoy conocido como Baños del Inca

[9] Atahualpa, guiándose por sus valores culturales que creían y aceptaban la palabra, creyó firmemente en eso

[10] Estos cálculos han sido hechos por el autor después de observar, desde fuera y con mucha atención, esa habitación que es conocida como el  Cuarto del Rescate. Infelizmente no fue posible medirlo directamente pues cuando se lo  visitó, en agosto del año 2006, estaba en obras arqueológicas y no era posible entrar en él.

[11] Esto dio origen a otro mito, el del Tesoro Escondido de Atahualpa, que continúa movilizando a buscadores de tesoros de muchas nacionalidades principalmente en Cajamarca pero no solo allí: también en muchos otros territorios de lo que fue el Mundo de los Incas.

[12] Específicamente del 21 de mayo del 2009. Agradezco a mi alumno brasileño de economía de la UNESP Felipe Augusto Duarte por  ayudarme en los cálculos.

[13] ¿Cuál sería su equivalente en el Viejo Mundo? ¿Las riquezas del mito bíblico de las minas del Rey Salomón?.

[14] o sea solamente USA$ 128’576,000 – ciento veintiocho millones y quinientos setenta y seis mil dólares

[15] y fácil pues, como en el caso del Rescate, lo único que tenía que hacerse para agarrarlo era matar indígenas

[16] Todo fue saqueado y destruido por lo tanto será imposible saber el monto de esos robos sacrílegos. Pero puede tenerse una idea a partir de lo siguiente. En 1987 fue descubierta en Lambayeque (gracias principalmente al trabajo del arqueólogo cajamarquino Walter Alba y esposa), territorio de la civilización Pre-Inca Mochica, la tumba intacta de un príncipe que pasó a ser conocido como El Señor de Sipán. Lo encontrado fue tan extraordinario que pasó a ser conocido también como el Tutankamon Americano V. “Discovering the new world’s richest unlooted tomb”; “Into the tomb of a Moche Lord”; “Unraveling the mystery of the Warrior Priest”. National Geographic. Vol. 174, No. 4, octubre 1988, pp. 510-555. Lo encontrado fue suficiente para tener que construirse un gran museo dedicado a él. V. Museo Tumbas Reales de Sipán. Memoria Inaugural, Noviembre 2002. Publicación del Comité Bilateral del Fondo Contravalor Perú – Suiza, pp. 87, 2002. En verdad ese museo era también para otro Señor, llamado El Viejo, pero de éste las autoridades consiguieron recuperar solo el 10% pues el resto de lo que lo acompañaba había sido ya llevado al mercado internacional por los profanadores de sepulturas. V. “The Moche of ancient Peru”; “New tomb of royal splendor”; “Masterwork of art reveal a remarkable pre- inca world”; “Enduring echoes of Peru’s past”. National Geographic, Vol. 177, No. 6, junio 1990, pp. 2-49. Llévese en cuenta que el Coricancha, al momento del saqueo en 1535, contenía no menos de una decena de tumbas de Monarcas Incas.

[17] ¿qué podía esperarse de tipos con la formación intelectual representada por Pizarro?

[18] Parecería que, debido a que los metales preciosos (no solo entre los Incas, sino en todas las sociedades indígenas americanas) eran abundantes y no cumplían el papel vital para la economía del Viejo Mundo (medio esencial de cambio), fueron frecuentemente utilizados para esculpir. Por eso el pillaje europeo de esas esculturas (su interés exclusivo era el mero metal) y su consecuente fundición explicaría su casi desaparición. Felizmente importantes descubrimientos arqueológicos de los últimos tiempos (v. nota 12) han probado que esa idea era falsa. Aquí no es lugar para profundizar ese asunto porque cada vez es más evidente que los Incas y las otras Civilizaciones Andinas (y americanas en general) conocían la escultura aunque orientándose por patrones culturales y estéticos diferentes de los occidentales.

[19] su apariencia debió ser así, caso de haberse amontonado todo lo fundido del Coricancha

[20] Carvajal, F.G. Relación del nuevo descubrimiento del famoso río de las Amazonas. México, Fondo de Cultura Económica, 1955.

[21] Esos indígenas, especialmente Incas pero todos andinos o sea Hombres de Altura, no tenían familiaridad con los territorios bajos amazónicos, calientes y húmedos, y por eso era grande su  dificultad para vivir en esos territorios y menos sobrevivir en las condiciones de extrema explotación impuesta por Gonzalo Pizarro, Orellana etc.

[22] Parte de esa razón colonial que emergía, para justificar el dominio de los conquistadores sobre las poblaciones indígenas, fue generando lo que finalmente cristalizaría en el  racismo. Ese fenómeno, de larga duración, en la Era Moderna y a partir de América sirvió de  instrumento para expandir el dominio del hombre Occidental (blanco) sobre los otros pueblos del mundo con la justificativa de su superioridad natural.

[23]Buarque de Holanda, S. Visão do Paraíso; os motivos edênicos no descobrimento e na colonização do Brasil.Editora: José Olympio, 1959. V. allí el capítulo O Outro Peru donde se demuestra cuan importante fue, para la conformación del Brasil colonial por los portugueses, intentar imitar (y llegar) al Perú por sus extraordinarias riquezas metalíferas. Ese libro es una obra prima de la historiografía brasileña del Siglo XX.

[24] El autor sabe la importancia de los mitos y no quiere negarlos: solo está delimitando espacios.

[25] Quijano, A. Modernidad, Identidad y Utopía en América Latina. Sociedad y Política Ediciones, Lima 1988.

[26] V. Flores Galindo, A. Buscando un Inca: Identidad y Utopía en los Andes. Premio Casa de las Américas 1986, Ediciones Casa de las Américas, La Habana, 1986.

[27] Como pocos Aníbal Quijano ha explorado esa contradicción. Ver su texto mencionado y también: "Colonialidad del poder, Cultura y Conocimiento en América Latina". Anuario Mariateguiano. Vol. IX, No. 9, 1997, Editora Amauta, Lima, pp. 113-21; “Colonialidad del poder, Eurocentrismo y América Latina". In La Colonialidad del Saber: eurocentrismo y Ciencias Sociales. Perspectivas Latinoamericanas. UNESCO - IESEALC, Caracas, Venezuela, 2000, pp. 281-348.

[28]Bartolomé, obispo de Chiapas, México, ya en su tiempo (1550s) tuvo que confrontar a la otra España representada por el padre Juan Ginés de Sepúlveda quien defendía el derecho ilimitado de España para imponer la única religión verdadera en nombre de la civilización. En el Siglo XX esas dos Españas fueron bien definidas por Antonio Machado, buen conocedor de la historia de su país. Este en un poema dice aproximadamente lo siguiente: españolito que bienes al mundo que del mundo te guarde dios ya que una de las dos Españas ha de robarte el corazón: la España de la maza o la España de la calavera… La de la maza (instrumento de trabajo) representada por los de Las Casas, Cervantes, Goya, Antonio Machado, Republicanos, Picasso, Miró, etc. Los de la calavera (símbolo de muerte) representada por los Torquemada, conquistadores, Sepúlveda, falangistas, Franco, opus dei etc. Para una visión actualizada de la polémica De las Casas – Sepúlveda mostrando su vigencia hasta hoy (los argumentos de George W. Bush para sus guerras en Irak etc. son esencialmente los mismos de Sepúlveda), v. Wallerstein, I. O universalismo europeu. A retórica do poder. Boitempo Editorial, São Paulo, 2007.   

[29] Chaunu, P. História da América Latina. Editora Difel, São Paulo, 1964.

[30] Da Cunha, M.C. (organizadora). História dos Índios no Brasil. Companhia das Letras, São Paulo, 1998.

[31] Símbolos al punto de que en algún momento de su vida nada más ni nada menos que Don Miguel de Cervantes Saavedra intentó llegar al Perú para resolver sus problemas económicos. El autor de este artículo en alguna puerta de una casa de Córdoba o Sevilla leyó una placa dónde está escrito más o menos lo siguiente: “En este lugar vivió el autor de Don Quijote mientras esperaba un barco para llevarlo al Perú”.

[32] Con lo dicho no quiere negarse la enorme importancia que el Mundo Mesoamericano (con su centro en México) cumplió también en ese período como gran productor de metales preciosos (plata principalmente). Pero, hasta dónde este autor conoce, más o menos hasta fines del  Siglo XVII (período en que se conforman y difunden los mitos relacionados con metales preciosos o sea, riqueza material) el Virreynato del Perú era el primero en importancia para Europa y el de Nueva España (México) segundo; después se invertirían los papeles.

[33] La información siguiente está interesada no en la exactitud de las cifras pero sí en que ellas permiten  realizar comparaciones y deducciones.  “…Europa tendría, del Atlántico a los Urales, entre  60 y 80 millones de habitantes en 1500 (Borah apud Denevan: p. 5)” Da Cunha, M.C. "Introdução a uma história indígena". In História dos Índios no Brasil. Companhia das Letras, São Paulo, 1998, p. 14. El texto de Denevan citando a Borah es:  Denevan, W.M. "The Aboriginal Population in Amazonia". In The  Native Population of the Americas in 1492. Madison, The University of Wisconsin Press, 1976. Entre el Atlántico y los Urales está localizada la Unión Europea - UE y la Europa Oriental- EO;  actualmente 4.7% de la población mundial es de la UE y 7.1 % es de EO que, sumadas, dan 11.8% o, aproximadamente, 780 millones de habitantes de la Población Mundial de hoy constituida por un total 6,540’300,000 (seis mil quinientos cuarenta millones y trescientos mil habitantes), V. The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, p. 27.  Asumiendo que en 1500 la proporción de la población europea hubiera sido igual a la  actual (11.8%) entonces la Población Mundial al momento de la conquista habría sido de unos 750 millones de habitantes.

[34] Eso es solo una hipótesis.

[35] Más o menos un siglo después de la llegada de los europeos, la población de la América Indígena perdió más del 90% de sus más de 100 millones originales (v.Dobyns, H.F. "Estimating Aboriginal American Population: an appraisal of  techniques with a new hemispheric estimate".  Current Anthropolgy. No. 7); la del Mundo de Los Incas  pasó de aproximadamente 20 millones a menos de dos.

[36] En la inagotable fuente de información constituida por las Tradiciones Peruanas en por lo menos une decena de veces su autor,  Ricardo Palma, narra las complejas y estrechas relaciones que existían entre  Potosí y Lima. Potosí era parte del Alto Perú que, con el nombre de Bolivia, se separó del Perú  Independiente en 1825. Bolívar entonces era Presidente del Perú pero, a pesar de eso, promovió esa separación al punto  que el nuevo territorio, como agradecimiento, adoptó el nombre de República de Bolívar; poco después los promotores de ese país, probablemente por lo poco sutil de ese nombre, lo denominaron con su nombre oficial actual.

[37] Ver Hamilton, E.J. El tesoro americano y la revolución de los precios en España, 1501-1650. Fondo de Cultura Económica, 1960.

[38] Keynes, J.M. Vol. II: 156-7. Lo anterior muestra que el pillaje del pirata Drake constituye  uno de los  más grandes robos que registra la historia mundial; su enormidad sin duda explica porque, al regresar a Inglaterra, fue transformado en noble o sea en SIR Francis Drake. Analizando ese robo y otros (pues fueron centenas) el investigador italiano Arrighi demuestra que el pillaje que los ingleses hicieron de los tesoros expropiados por los españoles de la América Indígena, fue componente importante de la transformación de Inglaterra en potencia hegemónica mundial. V. Arrighi, G. O Longo Século XX. Dinheiro, Poder e As Orígens de Nosso Tempo. Editorial UNESP, S. Paulo, 1996. pp. 190-92.

[39] Nombre dado en homenaje al Emperador Felipe II de España;  v. Amayo Zevallos, E.  “La Ciudad de Lima: de Perla del Pacífico a 'Calcuta de América Latina' ”. In Antropología: Estudios de Medio Ambiente y Urbanismo. Instituto de Investigaciones Antropológicas - Universidad Nacional Autónoma de México. México D.F.,  2002, pp. 81-103.

[40] El salitre era esencial no solo para la agricultura mundial sino también para su industria bélica (en plena expansión desde la Guerra Franco – Prusiana de 1871) ya que era materia prima de los explosivos. En esos dos papeles el salitre sería reemplazado por el surgimiento de la industria química moderna en base a nitrógeno,  desarrollada principalmente por Alemania desde poco antes de la Primera Guerra. V. Amayo Zevallos, E. La Política Británica en la Guerra del Pacífico. Edit. Horizonte, Lima, 1988.

[41] “… la riqueza de la Civilización Inca, destruida por los españoles en el Siglo XVI, permitió a éstos construir un imperio en base al oro y la plata del Perú. Hoy el Perú figura entre los principales productores de [oro], plata, cobre, plomo y zinc. Su industria petrolera es una de las más antiguas del mundo y sus recursos pesqueros están entre los más ricos de la Tierra”. National Geographic. Almanac of Geograpphy. The Only complete, illustrated reference of the World and its people. Washington D. C., 2005, p. 433; la itálica es del autor.

[42] Esa dimensión estratégica del caucho es lo que va llevar a Inglaterra, la más grande potencia capitalista del período, a hacer de todo para controlarlo (los carros, ya en la Primera Guerra Mundial, serían muy importantes). “Por eso en 1876 el inglés Henry Wickham seleccionó y robó del Brasil semillas de ese árbol (por lo que merecería el título de Sir). Las semillas, llevadas y debidamente aclimatadas en Londres en el jardín botánico del gobierno, The Royal  Botannical Garden of Kew Gardens, fueron después trasladadas a las colonias británicas en Asia. Allí su producción fue organizada en plantaciones las cuales, como se sabe, producen con asalariados agrícolas en escala industrial (o sea, casi ilimitada). Así eran diferentes a la producción de los gigantescos territorios amazónicos organizados para explotar semi – esclavos indígenas que trabajaban como extractivistas de lo que la naturaleza buenamente proporcionaba (o sea, en escala limitada)” Amayo Zevallos, E. “La Amazonía y el Pacífico en La Jangada de Julio Verne. Una visión eurocéntrica”. Amazonía Peruana – Estudios Culturales. No. 27, Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica – CAAAP, Lima, Diciembre 2000, pp.  11-60.

[43] últimas estadísticas comparativas mundiales consultadas

[44] The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, p. 53.

[45] The Economist, Pocket World in Figures, 2001 Edition, Londres, p. 47.

[46] La producción minera del Perú, y específicamente de oro, resulta de una mezcla de antiguas minas, algunas de las cuales operan desde el período colonial y no muestran señales de agotamiento, y nuevas minas, como Yanacocha, de Cajamarca, probablemente la segunda del Mundo operando den la actualidad.

[47]Por ejemplo “Empíricamente hablando, en todo el territorio de Madre de Dios hay oro bajo la tierra….”. “CATÁSTROFE SOCIAL Y AMBIENTAL. Fiebre del oro enferma selva de Madre de Dios. Unas 150 mil hectáreas de bosques han sido arrasadas”. El Comercio, 19 de abril, 2009. Y llevándose en cuenta que siendo el Perú (1’285,216 kms.2) un país más grande que AS (1’225,815)  hay razón para pensar que los territorios metalíferos del primero sean también más grandes que los del segundo. V. The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, pp. 194 y 214.

[48] The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, p. 53.

[49] The Economist, Pocket World in Figures, 2001 Edition, Londres, p. 47.

[50] “Fue fundada en 1546. En 1611 ya era la más grande productora de plata del mundo y tenía más o menos 150,000 habitantes. Su apogeo fue durante el Siglo XVII …  debido siempre a la explotación de la plata enviada a España. Sin embargo en 1825 la mayor parte de plata se había ya agotado y su población bajó a 8,000 habitantes”.  Potosí - Wikipédia, a enciclopédia livre ; original en portugués, información obtenida el 04/07/2009.

[51] Actualmente, controlada por la  Doe Run (parte de la multinacional Renco Group de Nueva York), produce: oro, plata, antimonio, bismuto, cadmio, selenio, ácido sulfúrico, etc.

[52] V. The World's Worst Polluted Places, the Blacksmith Institute . The Top Ten of Dirty Thirty, September 2007. Blacksmith Institute, New York.

[53] Anonimato felizmente disminuido en la actualidad debido al turismo consecuencia de que, en 1987, la UNESCO la reconoció como Patrimonio de la Humanidad. V. Potosí (Bolivia). Britannica Online Enciclopedia, captada por Internet el 05.07.2009.

[54] En la actualidad los 5 más grandes productores de Estaño del mundo son: Indonesia, 117,500 TM; China, 114,300 TM; Perú, 38,500 TM; Bolivia, 17,400 TM y Brasil, 11,700 TM.  The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, p.52.

[55] El control de ese metal en las primeras décadas del Siglo XX sería el origen de una de las más grandes fortunas mundiales de ese siglo, la del boliviano de Cochabamba Simón  Patiño y su clan.

[56] Como ilustración: el año 2006 entre los 10 más importantes productores de cobre figuraban Chile primero con 5’361,000 toneladas y Perú tercero con 1’050,000 toneladas; en esa lista no aparece ningún otro país de América Latina. V. The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, p.52.

[57] Ese libro (compuesto por varios volúmenes publicado, el primero, en los 1870s y el quinto y último en la segunda década del Siglo XX), es un extraordinario compendio de geografía, geología, meteorología, botánica, zoología, etnografía y arqueología. Más que un geógrafo Raimondi (1826-1890) era como los grandes científicos de su período, que todavía no eran especializados, o sea un hombre de formación enciclopédica.

[58] The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, pp 28-30.

[59] Ese es el número dado por la fuente citada; V. The Economist, Pocket World in Figures, 2009 Edition, Londres, p.250.

[60] No solo España sino todas las potencias europeas que se beneficiaron. Por ejemplo este autor continúa buscando un alumno de doctorado para que, en su  tesis, siga  explorando el raciocinio de Keynes (sobre el impacto, en la economía británica, de lo robado por Drake del Virreynato Peruano) hasta la actualidad (ver cita y nota 31). No sería de sorprender si esos resultados mostraran que el monto sería suficiente para pagar la deuda externa actual del Perú y de los otros países de la Comunidad Andina.

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar