Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Cinco casos exitosos de emprendimiento femenino en el ecuador

Five successful cases of female entrepreneurship in Ecuador

Cinco casos de sucesso de empreendedorismo feminino no Equador

Clemente Moreira, Félix Olivero, Carlos Córdova y Aníbal Quintanilla

Recibido: 31-01-2016 Aprobado: 10-02-2016

Resumen

Resumen: El objetivo de esta investigación es describir el emprendimiento femenino en el Ecuador a  través del estudio de cinco casos exitosos. La investigación fue del tipo descriptiva y documental, se seleccionaron varios documentos para su análisis a través de la técnica del fichaje bibliográfico. Se realizó una revisión teórica del concepto de emprendimiento, el avance del emprendimiento en el Ecuador enfocado desde la participación de la mujer y por último se desarrollan los casos exitosos de emprendimiento femenino en el Ecuador.  Los resultados indican que el sector femenino de emprendedoras ecuatorianas ha crecido de manera sostenida a nivel local, creando oportunidades para terceros a través del aprovechamiento de las ventajas competitivas, siendo un ejemplo a seguir para las futuras generaciones de empresarias y, en general, para los ecuatorianos. Sin embargo existen aún barreras que impiden el desarrollo del emprendimiento femenino en Ecuador.  Como conclusión este trabajo contribuirá a la discusión del tema del emprendimiento femenino en el  sector público y privado, se deben generar políticas y acciones que mejoren el surgimiento de nuevas empresas lideradas por el sector femenino y que se fortalezcan las ya existentes.

Palabras clave: Emprendimiento femenino, Casos exitosos, Emprendimiento femenino en el Ecuador.

 

Introducción

Las mujeres en Latinoamérica van descubriendo nuevas formas de emprendimientos y oportunidades de negocio. Estudios realizados por “The Women’s Entrepreneurial Venture Scope”,  (Unit, 2013), analiza y evalúa las condiciones en veintes países del continente americano  en cinco áreas que más inciden en el espíritu emprendedor de las mujeres: los riesgos de manejar un negocio, el sistema empresarial, el acceso a financiamiento, capacidad además de competencias y servicios sociales. De tal manera que la participación de las mujeres emprendedoras han permitido sostener las economías de los países en vías de desarrollo, siendo el sector femenino de más emprendimiento, de acuerdo a los estudios del Global Entrepreneurship Monitor  (GEM, 2014).

En el año 2014 la proporción de hombres y mujeres emprendedores en Ecuador fue muy cercana según estudios realizados por la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL). Con relación a la motivación para comenzar un negocio, se aprecia una mayor proporción de mujeres emprendedoras que inician su negocio por necesidad; similar modelo se encuentra entre los propietarios  de negocios constituidos. La tasa de cierre de negocios fue más alta para las mujeres que para los hombres, (ESPAE, 2015).

En el año 2014, según la revista digital (EKOS, 2015) [4], la tasa de emprendimiento de actividad temprana (TEA) del Ecuador, calculada por el GEM en el 2014 es una de las más altas de América Latina (36%).  La TEA mide los motivos de emprendimiento, tales como, la edad en la que se dan los emprendimientos, el sexo y cuáles son los tipos de negocios que se emprenden.  Es así como GEM 2014 expresa el informe  que Ecuador a pesar de liderar el listado de países emprendedores, lamentablemente, los emprendimientos se han dado más por la falta de alternativas de ingresos que por oportunidad.  De tal manera que el 22,7% de los nuevos emprendedores, ha desarrollado negocios por necesidades presentadas y el 12.1% por oportunidades.

El Ecuador posee la tasa más alta de Latinoamérica en emprendimiento por necesidad seguido por Perú y Brasil. Sin embargo, los emprendedores destacados son los que han terminado apenas su educación secundaria. La mujer ecuatoriana aparece con una gran participación, conformando el 46.3% del emprendimiento en el país, es decir que  representan hoy en día entre el 46 y el 55 por ciento de la fuerza laboral gerencial de la nación.

Teniendo en cuenta cinco casos en los cuales se analizaron factores claves del éxito del emprendimiento femenino en Ecuador. Para ello se realizó un análisis documental de: textos; artículos; periódicos y páginas web, para ilustrar cada uno de los casos de análisis, lo cual constituye un estudio  para futuras investigaciones que prevén tener un acercamiento directo con el sector femenino más representativas del emprendimiento en Ecuador.

El objetivo de esta investigación es estudiar el emprendimiento femenino en el Ecuador a  través de cinco casos exitosos. La primera  parte de esta investigación hace una revisión del concepto de emprendimiento de las distintas teorías estudiadas. La segunda muestra el avance del emprendimiento femenino en el Ecuador, donde se destaca la elevada participación de la mujer. Posteriormente se desarrollan los casos de análisis y la discusión de lo encontrado en contraste con los autores citados. Y finalmente se presentan las conclusiones.

 

Desarrollo

Revisión teórica sobre emprendimiento.

El término “entrepreneur” fue introducido a la economía por primera vez en el siglo XVIII por el economista francés Richard Cantillon. Su contribución ha sido notable para comenzar a comprender el concepto de emprendedor y el rol que juega el emprendimiento en la economía (Cantillon, 1999).

Según el diccionario de la Real Academia Española RAE, el vocablo emprender tiene varias concepciones, estas se refieren  a dedicación, creatividad y esfuerzo. En la historia mundial hombres y mujeres han sido emprendedores. El Ecuador es también escenario de estos pioneros que apostaron y siguen apostando por este país y su crecimiento.

La urgencia del uso del “entrepreneurship” para la producción fue reconocida por Alfred Marshall, en  el año 1880. Este autor define el concepto de que los factores de producción no son tres, sino cuatro. Es así como que los factores tradicionales: tierra, trabajo y capital, este les agregó la organización, y la definió como el factor coordinador.

Decía el autor mencionado anteriormente, que el “entrepreneurship” es el elemento que está detrás de la organización, transformándola y dirigiéndola.  Destacando que los emprendedores son líderes naturales y están dispuestos a actuar bajo las condiciones de incertidumbre causada por  la ausencia de información total. De otra forma, el mismo autor aseguró que los “entrepreneurs” tienen varias habilidades especiales y que son pocas las personas que pueden definirse de esa manera.

Sin embargo también reconoce que un individuo puede aprender y adquirir dichas habilidades ( Burnett, 2000). Sin embargo, el primer economista importante en retomar el concepto de Say fue Schumpeter en el año de 1911, quien lo mencionó en su libro titulado: “La Teoría de la dinámica económica”.  El autor mencionado planteó la existencia de un desequilibrio dinámico, causado por el empresario innovador, y llamó a las tareas que realizan este tipo de empresarios “destrucción creativa” (Drucker, 2000).

Otro autor que realizó importantes aportes a la teoría de emprendimiento fue  Von Mises. El autor que fue citado por (Gunning, 2000), identifica tres características que considera esenciales para que un individuo sea considerado emprendedor. La primera tiene que ver con que el emprendedor es un evaluador. Es decir que calcula beneficios y costos numéricos, en base a los  mismos tomar decisiones, y al realizarlas descubre nuevas necesidades y nuevos factores de producción. La segunda característica es la de empresario, el emprendedor crea las decisiones de cómo utilizar los factores de producción, para generar bienes y servicios. Por último, rescata que el emprendedor entiende los riesgos de todo negocio, ya que actúa en función del futuro.  

El emprendedor natural usa tres elementos clave: las habilidades creativas y la motivación en las tareas relacionadas con la creación de oportunidades  (Amabile, 1997).  Es así que para (Robbins & Decenzo, 2009), ser emprendedor significa “crear valor y prosperar a través de la innovación” (p.65). Emprender, se convierte en la respuesta ante las oportunidades o necesidades de hacer empresa en tiempos de desarrollo y tecnificación, en tiempos donde el Ecuador le apuesta a la producción nacional con calidad y enfoque para desarrollar una nación rica en recursos creativos e innovadores, en tiempos donde la idea de hoy debe tener otras aristas mañana, otras características, avances y dimensiones.  En fin, comenzar a ser para hacer el cambio.

En el mundo de los negocios, el termino emprendimiento ha tenido gran repercusión, desde los trabajos de (Cantillon, 1999) hasta (Drucker, 2013) se relaciona  a este palabra con la forma de crear o descubrir oportunidades lucrativas y rentables, otros autores indican que “las oportunidades de emprendimiento son aquellas situaciones en las que nuevos bienes, servicios, materias primas y métodos de organización, pueden ser vendidos e introducidos a un precio mayor que sus costos de producción” (Shane & Venkataraman, 2000) .

Para los autores de esta investigación desde la visión del crecimiento económico el emprendimiento se entiende como: “Cualquier intento de creación de nuevos negocios o empresas, tales como el autoempleo, una nueva empresa, o la expansión de un negocio existente, por un individuo, un equipo de individuos, o un negocio establecido” (Reynolds, et al., 1999).

Es así como Schumpeter plantea una forma de ver el crecimiento económico, es a través del emprendimiento que “el desarrollo económico deja de ser lineal y estático para ser dinámico, moviendo a la economía en nuevas direcciones lo que desarrolla al agente emprendedor que forza a los agentes económicos estáticos a realizar nuevas funciones” (Schumpeter, 2003). El mismo autor añade también que es un “mecanismo importante para el desarrollo económico”. Esto se pone en  evidencia cuando se crean negocios, puestos de trabajo, aumenta la productividad y la competencia (Cancino, et al., 2012).

Por otra parte, (Drucker, 2000) define al “entrepreneur” como a un empresario que es creativo, asi como al “entrepreneurship” como el empresariado innovador, y con esto define la común confusión entre las personas de creer falsamente que cualquier nuevo negocio es un emprendimiento, y quien lo ejecuta un emprendedor. Destaca que, aunque quien construye un negocio corra riesgos, esto indica que sea innovador y sea un emprendimiento.  Asimismo, (Amit, 1997)  define al emprendedor como innovador, flexible, dinámico, capaz de asumir riesgos, creativo y orientado al crecimiento.

Por otra parte,  (Morlas, 2009)  define que la palabra emprendimiento que “proviene del francés “Entrepeneur” que significa pionero y representa la capacidad de una persona para hacer un esfuerzo adicional por alcanzar un fin u objetivo, este vocablo se usa también para referirse a un individuo que inicia una nueva empresa o negocio, término que después fue aplicado a empresarios que fueron innovadores o agregaban valor a un producto o proceso ya existente" (p.2).  El emprendedor es aquel quien explora, analiza y descubre oportunidades rentables, como cuando se busca un diamante, estando consciente de los riesgos, de las oportunidades y a las  necesidades. (Roberts & Woods, 2005). Entonces el emprendimiento comprende una mezcla entre lo social y lo económico, ya que genera ambos valores.

Por esta razón los verdaderos emprendedores observan las ideas como oportunidades, ya que el que emprende ve las cosas desde otra perspectiva, lo que otros no ven. Así también, (Roberts & Woods, 2005) indican que "el emprendimiento social es la construcción, evaluación y persecución de oportunidades para el cambio social transformativo llevado a cabo por individuos visionarios, apasionadamente dedicados"

De lo anteriormente planteado, se evidencia un esfuerzo importante por parte de reconocidos autores por definir el concepto teórico de emprendimiento, en el que se destaca una  visión individual y una organizacional, por cuanto refieren en su conjunto, conocimientos, actitudes, aptitudes, habilidades, valores y virtudes que pueden ser utilizados por cada individuo para maximizar su desempeño como emprendedor.

En el análisis  del concepto de emprendimiento y sus palabras afines, no se encuentra una definición ideal o definitiva, pues los emprendedores no son similares al pertenecer a diferentes niveles sociales, formas de  liderazgo, maneras de gerenciar y  de motivar (Kruger, 2004). Este expresión  ha sido incorporada en las ciencias sociales  como la administración atendiendo sus disimiles proposiciones sean éstas de tipo sociales, filosóficas, psicológicas y económicas. (Rao, 2004). Para finalizar, a pesar de los numerosos significados su vital concepto según (Neck, et al., 1999), es “la creación de nuevos negocios” p.482  ya que de todas las definiciones aquí mostradas hacen mención al desarrollo de nuevas empresas o negocios a través de ideas, propuestas creativas e innovadoras.

 

Avance del emprendimiento femenino en el Ecuador

Según información que nos provee el Global Entrepreneurship Monitor- GEM- 2014 en su Informe Especial “Emprendimientos de Mujeres”:  En el Informe Global Gender Gap 2015 del Foro Económico Mundial, Ecuador ocupa el puesto 33 entre 145 países; en el subíndice de participación económica y oportunidades se ubica en la posición 66. La actividad empresarial de las mujeres se ha incrementado en 7% en 61 economías de todo el mundo en tan sólo dos años, 2014, (GEM, 2014, p. 2).    

Ecuador sobresale como el país más emprendedor de América Latina con un crecimiento sostenido de la Tasa de Emprendimiento Anual (TEA), siendo así que en el 2009 el índice GEM fue de 15.8% y en el 2012 llegó a 26%, cifras que se empañan al comprobar que el incremento de dicho emprendimiento es por necesidad debido a la escasez de alternativas laborales, teniendo la tasa más alta de emprendimiento por necesidad, seguido por Perú y Brasil. GEM 2012, y el estudio realizado por la ESPAE Graduate School of Management indica que en América Latina, Ecuador muestra nuevamente la TEA más alta, seguido por Perú (28.8%) y Chile (26.8%); También posee la TEA más alta entre las economías basadas en eficiencia.

Una de cada cuatro personas en ecuador ha emprendido un negocio, lo consolidó o ya poseía uno hace menos de 4 años.  Al comparar el primer lugar del Ecuador frente a otras economías, se toma de referente a Chile que aunque su TEA es menor a la ecuatoriana, se observa que el 68,87% de los chilenos que emprendieron lo hicieron por oportunidad versus el caso ecuatoriano que se da en una mayor proporción por necesidad. La TEA por oportunidad ha decrecido a un 30,21% en el 2012; tuvo un ligero aumento con el 32,1% en el 2013 y decrece nuevamente con el 22,8% en el 2014.  Por el contrario, la TEA del emprendimiento en el Ecuador ha variado de 33,6% en el 2013 a 29,7% en el 2014 (GEM, 2014).

GEM en sus estudios del 2013 y 2014 indica que:

El número de emprendedores (53% de la TEA) supera al de emprendedoras (47% de la TEA). Sin embargo, no se ha observado un patrón definido de crecimiento de hombres o mujeres, sino que las proporciones alternan año a año. Esto sugiere que no hay realmente una brecha entre los dos grupos sino diferencias transitorias. Para el año 2014 la proporción de hombres emprendedores no superó de forma significativa a la de mujeres.  En contraste, desde el 2008, la mayoría de los dueños de negocios establecidos han sido hombres (60% en el 2014); entre la población que no emprende sin embargo la mayoría fueron mujeres.

Con respecto a la motivación para iniciar un negocio, se observa una mayor proporción de mujeres emprendedoras que iniciaron su negocio por necesidad (35% con respecto al 30% observado para los hombres emprendedores). Esto se mantiene entre los dueños de negocios establecidos, donde un 52% de las mujeres empezaron su negocio por necesidad, mientras entre los hombres esta tasa se sitúa en un 45%. Las razones son diversas entre las que se mencionan el desempleo y el subempleo. El docente Christian Morán añade como razones: la migración de los jefes de hogar, la inclusión de mujeres en el ámbito laboral y el Bono de desarrollo humano.

Un informe de la revista Lideres (Comercio, 2013),  indica que el emprendimiento femenino en el Ecuador es notable y ha aumentado. Entre las razones que pueden explicar estas cifras, Javier Andrade,  quien dirige Emprendedores Ecuatorianos del Instituto Ecuatoriano de Economía Política indica; "Últimamente se ha notado que en las micro finanzas las mujeres tienen mayor cumplimiento". El proyecto alberga a 45 jóvenes emprendedores, de los cuales 27 son mujeres.  La mujer ha ganado credibilidad, lo demuestran los 73.000 créditos otorgados en el 2013 a las mujeres que se beneficiaron con el Bono de Desarrollo Humano, con un estimado de USD 30 millones.

El emprendimiento femenino parece ser un motor económico que tiene dos aspectos, el social que comprende la necesidad de cierto grupo de la sociedad, por lo que emprende y toma riesgos en pos de un mejoramiento económico y la oportunidad que aparece pero en menor escala, pero que a su vez brinda nuevas posibilidades de trabajo e inserta innovación y creatividad.

 

Casos de estudio

En esta investigación se eligieron cinco empresarias emblemáticas que han dejado huella en el mundo del emprendimiento, participando en el desarrollo económico de Ecuador. A continuación se realizará el análisis de cinco casos de mujeres emprendedoras  las cuales pertenecen a distintas provincias.

 

Marthita Vilaña

Marthita Vilaña empezó su negocio Cangrejal Marthita con un bajo capital de trabajo y sus primeros socios fueron sus hermanos y su propia familia. Actualmente es una mujer emprendedora y exitosa,  hasta el año 2015 es propietaria de nueve locales en forma de franquicia,  todos administrados por sus hermanos y sobrinos, ella solo administra uno, el original en su propio domicilio.

Imagen 1.

Martha Vilaña, propietaria del cangrejal que lleva su nombre en diminutivo.

Fuente : http://www.eluniverso.com/2005/09/19/0001/18/01238A18547F413D96B8952F4915F23E.html

Dichos locales son  adecuados para servir de restaurantes,  un lugar donde se cocinan y preparan los cangrejos, además de una zona donde están distribuidas las mesas con sus respectivas tablas y mazos,  donde no faltan, la salsa de ají, los maduros (plátanos), el arroz y las cervezas  heladas. 

Según el diario (El Universo, 2005) ella dice : “Empecé en 1977 con un ‘atadito’ de cangrejos, pero esa noche terminé vendiendo cuatro planchas”, indica orgullosa Martha Vilaña Ron mientras armada de una cuchara y con la agilidad propia de sus veintiocho años de experiencia, sacaba “carne” de los carapachos cocidos.

Martha Vilaña enviudó después de pocos años de casada y no tuvo hijos. La clave de éxito de su restaurante y franquicia señala ella misma, se debe a su mentalidad positiva, su intuición, a la calidad, variedad y sencillez del servicio, destacando su  sabor tradicional  con la cual ha logrado complacer el paladar de su numerosa clientela.

 

Gloria Saltos

Gloria Saltos,  es originaria de la ciudad de Ambato. Sus inicios fueron  en el año 1972, en un pequeño tablero ubicado en un zaguán en las afueras del Almacén TÍA. Cada día en sus inicios  luego de asistir a clase, se dedicaba a sus labores de venta, de esta forma se inicia en el comercio y obtiene la experiencia necesaria. Conociendo un poco de contabilidad, ella calculaba sus costos y la utilidad que le generaban sus ventas.

Imagen 2.

Gloria Saltos

Fuente:www.gloriasaltos.com

Unos años después decide hacerse  independiente y logro  incrementar su ventas añadiendo productos de belleza. Recibió la ayuda de la señora. Elsa Villamar, dueña del colegio GLORIA GORELIK. Mucho trabajo y sacrificio surgieron para que hoy en día, Gloria Saltos sea conocida como una mujer tenaz y con un liderazgo fuerte, es así que  ahora maneja veinte almacenes a nivel nacional. (Saltos, 2013).

 

Teresa Castro.

Teresa Castro, nació en la provincia de Manabí,  en una  de las tantas crisis económicas del país, tuvo que emprender por necesidad en 1995 un negocio denominado “El Desayuno de Tere”. A pesar de ser licenciada en enfermería y trabajar en el Hospital Luis Vernaza ubicado en Guayaquil, su situación económica la impulsó a incursionar en la gastronomía  vendiendo bolones (Plato preparado con plátano verde o maduro mezclado con carne o queso) en su casa en la Urbanización La Alborada.

Imagen 3.

Logotipo del Café de Tere.

Fuente : https://alejandra1990.wordpress.com/2013/06/12/la-historia-de-teresa-castro-mendoza/

Teresa Castro con el fin de complementar sus ingresos como enfermera  se dedicó a la venta de bolones, huevos, jugos y café con leche en su domicilio, en la décima etapa de la urbanización Alborada en la ciudad de Guayaquil, Ecuador. Esta idea nació de una necesidad; “los comensales  necesitaban  que se les brindaran un buen desayuno”.

La señora Teresa dice  que nunca le ha hecho publicidad a su negocio y que se ha vuelto famosa porque se ha creado publicidad de boca en boca de que es un restaurante muy limpio, confiable y con muy buen sabor. Comenta ella que: “Siempre he sido soñadora, vengo de una familia numerosa y humilde; y la necesidad me hizo trabajar y emprender mi propio negocio”, cuenta Teresa Castro Mendoza mejor conocida como Doña Tere. (Wordpress, 2013).

En el 2005, gana el premio SABOR al mejor bolón de Guayaquil, razón por la cual, aunque su restaurante se denomina “Café de Tere”, es más conocida como el “Bolón de Tere”. Doña Tere con sus 60 años, sigue observando cada movimiento asegurándose que todos sus clientes estén bien atendidos. Por su trayectoria y constancia recibe en el 2007 el premio “Alejo Lascano” otorgado por la Cámara de Comercio de Guayaquil (Hoy, 2007).  Teresa Castro es ejemplo de empuje, decisión y compromiso (El Universo, 2005)

 

Ileana Miranda

Ileana Miranda  es Guayaquileña, nunca se imaginó que diseñaría zapatos, esta actividad que ella  realizaba por placer, se convirtió en el centro de su profesión. Es una de las diseñadoras de calzado más reconocidas del país y sus creaciones, bajo la marca IleMiranda, se comercializan no solo en Ecuador, sino también en Estados Unidos y Nueva Zelanda. Su taller, ubicado en Urdesa norte, emplea a treinta y tres zapateros y tiene una producción que bordea los 2.000 zapatos mensuales, (Emprendedor, 2013).

Imagen 4.

Illeana Miranda

Fuente: www.revistaclubes.com.ec

En el 2011, expone sus calzados en el festival  Fashion Footwear Association of  New York y actualmente, cuenta con un local ubicado en Pirmasens, Alemania.   Su meta actual es hacer crecer su marca en el extranjero, tal como lo hizo en sus inicios, estando expuesta. Su éxito está avalado con una experiencia de 14 años en el mercado, con zapatos de diseñador, (Emprendedor, 2013).

 

Bertha Serrano

A sus 19 años, Bertha Serrano, tuvo una necesidad personal: tener ropa a su gusto, que estuviera a su alcance y que sobre todo fuera de moda. Por esto creó su marca de ropa, zapatos y accesorios denominada Fulgore. Con año y medio aproximadamente en el mercado, la marca Fulgore ya cuenta con varios puntos de venta a nivel nacional: Quito, en Chi Fashion Boutique; Portoviejo, en la Isla Kiss Me y Guayaquil, en la tienda Vezania del Centro Comercial San Marino y su atelier en Francisco de Marcos 330, entre Chile y Chimborazo. Próximamente, se expandirá a Cuenca, además de que maneja entregas a domicilio por medio de Correos del Ecuador.

Imagen 5

Fuente: www.mujeres365.com

Al ser una emprendedora tan joven, también experimentó ciertas dificultades y temor al fracaso. Pero a pesar de eso, siguió con sus objetivos y con el apoyo del Ministerio de Industrias a través de un concurso tuvo la oportunidad de estar en una feria de modas financiada por dicho ministerio..

Actualmente tiene cuatro años en el mercado y en su corta experiencia profesional ha avanzado a pasos agigantados y  espera ampliar su negocio e incrementar más fuentes de  trabajo con su arriesgada creatividad, habilidades personales y apoyo familiar.  (Emprendedor, 2013).

A continuación los autores de esta investigación  realizaron una tabla comparando los casos de estudio para identificar características relevantes que comparten las mujeres emprendedoras y su relación  con las teorías bajo estudio.

Tabla 1: Relación entre características  y los factores motivacionales

Casos de mujeres emprendedoras

Factores motivacionales

Características destacadas

Relación con principios de la teoría

Marthita Vilaña, Gloria Saltos y Teresa Castro

Necesidad

·         Provienen de clase social baja.

·         Estudios básicos

·         Pocos  conocimientos gerenciales

·         Habilidades personales

·         Orientación al crecimiento

·         Toma Riesgos, toma decisiones

·         Diversificación

·         Motivación

·         Sacrificio

·         Prestación de se Soñadora

·         Diversificación

·         Crecimiento servicios rentables

Pionero: capaz de realizar un esfuerzo adicional  para alcanzar una meta (Rodríguez, 2009; Morlás, 2009)

 

Las oportunidades de emprendimiento son aquellas situaciones en las que nuevos bienes, servicios, materias primas y métodos de organización, pueden ser vendidos e introducidos a un precio mayor que sus costos de producción” (Shane y Venkataraman, 2000 :220),   (Reynolds P., Hayand y S. M. Camp 1999:3), (Roberts y Woods, 2005:46), (Chell, 2007), Neck, Neck Manz y Godwin, es “la creación de nuevos negocios” (1999:482) (Schumpeter, 2003/1912 y Landes 1998); (Cancino, et al, 2012).

 

Asumen riesgos, creativo, orientado al crecimiento, capaz de operar nuevas empresas (Amit, 1997)

 

Ileana Miranda y Bertha Serrano

Oportunidad

·         Provienen de Clase social media.

·         Estudios Universitarios

·         Creatividad, Innovación, Habilidades personales, Motivación familiar

·         Creación de plazas de trabajo

·         Crecimiento y desarrollo

·         Firma con Casas Comerciales (De Prati) y diseñadores de renombre ( Fabricio Célleri)

·         Toma riesgos: incursiona el al Mercado internacional (U.S. y Europa)

·         Nueva meta: crecer internacionalmente estando expuesta.

 

 

Habilidades creativas, conocimientos especializados y motivación (Amabile, 1997).

 

Asumen riesgos, creativo, orientado al crecimiento (Amit, 1997)

 

“crear valor y prosperar a través de la innovación” (Robbins & Decenzo, 2009).

 

Pionero: capaz de realizar un esfuerzo adicional  para alcanzar una meta(Rodríguez, 2009; Morlás, 2009

 

“mecanismo importante para el desarrollo económico” (Schumpeter, 1934; Landes, 1998). Lo cual se evidencia al crearse nuevos negocios, plazas de trabajo, incremento de la competencia y productividad por medio de cambios tecnológicos (Cancino, Coronado y Farías, 2012).

 

El emprendedor es entonces quien descubre, evalúa y explota oportunidades rentables, tomando en cuenta el riesgo, alerta a las oportunidades y necesidad por la innovación” (Roberts y Woods, 2005:46).

Sin olvidar que el emprendimiento comprende una amalgama entre lo social y lo económico, ya que genera ambos valores (Chell, 2007). (Schumpeter, 2003/1912 y Landes 1998); (Cancino, et al, 2012)

 

Roberts y Woods (2005:49) indican que "el emprendimiento social es la construcción, evaluación y persecución de oportunidades para el cambio social transformativo llevado a cabo por individuos visionarios, apasionadamente dedicados"

 

Discusión 

Las emprendedoras Marthita Vilafan,  Gloria Saltos y Teresa Castro inician sus negocios por necesidades económicas, ser proveedores de su familia. La primera utilizó su experiencia culinaria, mientras que la segunda hizo uso de sus conocimientos en las ventas de cosméticos y la tercera en sus habilidades gastronómicas.

Por un lado tanto Marthita Vilafan  como Gloria Saltos, contribuye a sustentar la teoría de (Amit, 1997) ya que  asumen riesgos y fueron capaces de operar nuevas empresas; lo cual se evidencia en su orientación al crecimiento económico a través de la expansión de su negocio sustentado en la diversificación de productos y servicios. Asimismo, contribuye a las teorías de Rodríguez y (Morlas, 2009) porque fue capaz de realizar un esfuerzo adicional para alcanzar sus metas.

En estos casos citados, se cumplen la teoría de (Shane & Venkataraman, 2000) ya que estas emprendedoras han crecido a través de los productos y servicios que ha posicionado en el mercado a precios rentables y competitivos. De la misma manera el emprendimiento de Gloria Saltos ha permitido un desarrollo económico importante al crear nuevos negocios y plazas de trabajo; además de fomentar la competitividad y la productividad con innovaciones tecnológicas, lo que obedece a los teóricos (Schumpeter, 1934, Landes, 1998, y Cancino, Coronado y Farías, 2012).

Teresa Castro es un miembro atípico del 13,9% de emprendedores con  instrucción de tercer nivel, que según el estudio GEM su aporte es lento y poco innovador. Ya que actualmente posee un negocio extendido lo que demuestra que es una  pionera al  realizar  esfuerzos adicionales,  y lograr con éxito la consolidación de su  empresa como lo indican (Rodríguez y Morlás, 2009).

De la misma manera se cumple lo que indican (Reynolds, Hayand y Camp, 1999)   al expandirse  fomentando el crecimiento y desarrollo económico como también lo  expresan (Neck, Neck Manz y Godwin, 1999).  Ella descubre a través de un sencillo bolón, su servicio y materia prima de calidad asume costos de producción generando utilidades según la teoría de (Shane y Venkataraman, 2000), lo que ha dado como resultado un desarrollo económico, (Schumpeter, 1934; Landes, 1998). Su emprendimiento ha generado plazas de trabajo generando valores en lo social y económico tal como indica (Chell, 2007).  Y finalmente, se tecnifica lo que incrementa su productividad y clientela fundamentando la teoría de (Cancino, Coronado y Farías, 2012).

Ileana Miranda y Bertha Serrano inician sus negocios por la identificación de oportunidades de mercado, cada una explotando sus ideas y creatividad para ofrecer resultados prometedores, Ileana con zapatos vanguardistas y únicos y Bertha con una gama de productos hechos al gusto del cliente.

Ambas emprendedoras, son jóvenes y lo que se destaca en ella según la teoría de (Amabile, 1997), es la creatividad innata en cada una de ellas que se complementa con sus conocimientos y la motivación personal que poseen, lo cual les ha permitido asumir riesgos lo que conllevó al crecimiento de sus empresas según (Amit, 1997). Ambas diseñadoras se arriesgan y se esfuerzan en la búsqueda de crear valor prosperando a través de sus innovadores diseños, lo que tributa  a las teorías de (Robbins& Decenzo, 2009; Rodríguez, 2009; Morlás, 2009).

Asimismo,  Según Roberts y Woods, (2005)  ellas evaluaron y persiguieron sus ideas innovadoras en pos de una transformación social por medio de sus visionarias ideas; Como indica Chell, (2007) ellas también conjugaron lo social y lo económico al promover varias plazas de trabajo; Las teorías de Shane y Venkataraman, 2000; Reynolds, et al , (1999)  y Neck, et al, (1999) se resumen en que  el emprendimiento da como resultado nuevos negocios. Las cinco empresarias son modelo según Schumpeter  (2013/ 1912; 1934) y Landes, (1998) y promueven el dinamismo de la economía dando cabida al incremento de la sana competencia, nuevas plazas de trabajo, la productividad con calidad y el uso de nuevas tecnologías como indican (Cancino, et al, 2012).

 

Conclusión

Este trabajo cumple en responder el objetivo planteado al describir cinco casos de emprendimiento femenino  en el Ecuador, a través de los casos planteados como modelo de cada uno de los factores,  se comprueba como el crecimiento económico y social es generado a través de las habilidades, la creatividad y la motivación que estas mujeres tuvieron para emprender, salir adelante, generar productos rentables y de calidad, así como adicionalmente fomentar el motor productivo de la nación.

La mujer ecuatoriana demuestra una vez más que es capaz de lograr todo lo que se propone ya sea por una necesidad impuesta por situaciones adversas o por la oportunidad de dar rienda suelta a las ideas o a la creatividad, en ambos casos motivación que hace posible que se evalúen las alternativas y se creen nuevas empresas, equipos de trabajo y se fomente la utilización de nuevas tecnologías para la innovación constante, siendo el esfuerzo adicional, la clave del éxito. Estas cinco emprendedoras demuestran que el sacrificio, la decisión e incluso el temor a perderlo todo valen la pena a la hora de generar un cambio positivo en la vida de muchos.

El Ecuador a través de los múltiples organismos y ministerios está llamado a fomentar e incentivar a través de la generación de concursos, ferias, capacitaciones, entre otros la participación activa de las ecuatorianas dispuestas a generar un valor a través de nuevas formas de hacer empresa, y así promover el dinamismo de los agentes económicos.

 

Bibliografía:

  • Amabile, T., (1997). Motivating Creativity in Organizations. California Management Review, p. 43.
  • Amit, R., (1997). Charla de Intraempresario. Sidney, s.n.
  • Anon., (s.f.) [En línea]
    Available at: http://www.wordreference.com/definicion/did%C3%A1ctico
    [Último acceso: 11 Agosto 2015].
  • Brito Julio; Wolfram Laaser; Eduardo Adrián Toloza, (2012). Revista de educacion a distancia, p. 38.
  • Burnett, D., (2000). The Supply of Entrepreneurship and Economic. [En línea]
    Available at: www.technoprenurial.com/articles.edu.asp
    [Último acceso: 2 11 2015].
  • Cancino, C., Coronado, F. & Farias, A., (2012). Antecedentes y resultados de emprendimientos dinámicos en Chile: cinco casos de éxito. Revista de Ciencias Administrativas y Sociales.
  • Cantillón, R., 1999. Essai Sur la Nature du Commerce en General. Paris: H. Higgs, Ed. y Trans..
  • Comercio, E., (2013). Emprendedores. [En línea]
    Available at: http://www.revistalideres.ec/tag/emprendedore
  • Drucker, P., (2000). La Innovación y el empresario innovador. Mexico: Edhasa.
  • Drucker, P., (2013). El Individuo. Mexico: Suramericana.
  • EKOS, (2013). El emprendimiento en América Latina: Entrevista a Pablo Brassiolo Economista Principal Investigaciones Socioeconómicas de la CAF.. [En línea]
    Available at: http://www.ekosnegocios.com/negocios/verArticuloContenido.aspx?idArt=2547
    [Último acceso: 23 10 2015].
  • El Universo, (2005). Marthita Vilafan. [En línea]
    Available at: http://www.eluniverso.com/2005/09/19/0001/18/01238A18547F413D96B8952F4915F23E.html
  • Emprendedor. (2013). Ille Miranda. [En línea]
    Available at: http://www.elemprendedor.ec/ile-miranda/
  • ESPAE, (2015). Emprendedoras 2015. [En línea]
    Available at: http://www.espae.espol.edu.ec/images/FTP/EmprendedorasESPAE.pdf
    [Último acceso: 12 12 2015].
  • Feo, R., (2010). Orientaciones básicas para el diseño de estrategias. Instituto pedagogico de Miranda, p. 17.
  • Fernandez, J. M., (2010). Modelos didácticos y Estrategias de enseñanza en el Espacio Europeo de Educación Superior. Universidad de Malaga, p. 21.
  • Fernandez, M. D. & Solano, A., (2009). Estrategias didácticas creativas en entornos. Actualidades investigativas en educacion, p. 22.
  • Galvez, J. C. T., (2008). Modelo metacognitivo como integrador de. Iberoamericana de Educacion, p. 9.
  • GEM, (2014). Global Entreprenurship Monitor 2014 Ecuador. [En línea]
    Available at: http://www.espae.espol.edu.ec/images/documentos/publicaciones/libros/gemecuador2014.pdf
    [Último acceso: 4 10 2015].
  • Gunning, J., (2000). The idea of entrepreneur Role as Distinctly Human. [En línea]
    Available at: www,gunningcafeprogresive.com/subjecti/workpaper/role_m
    [Último acceso: 23 11 2015].
  • Hoy, D., (2007). Premio Alejo Marcano. 21 10, p. 12.
  • Kruger, M., (2004). Creativity in the Entrepreneurship Domain. University of Pretoria. Faculty of Economic and Management Sciences.
  • Ledo, M. V., Nolla, N. & Olite, F., (2009). Plataformas didacticas como tecnologia educativa. Educacion Medica Superior, p. 12.
  • Lion, C., (2012). Phd en educación [Entrevista] (1 Agosto 2012).
  • Medina, A. & Salvador, F., (2003). Enfoques, teorias y modelos de la didactica. Didactica general, Madrid: Prentice Hall.
  • Meso, K., Perez, J. A. & Galdospin, T. M., (2011). La implementación de las redes sociales en la enseñanza superior universitaria. Universidad del paìs Vasco, p. 19.
  • Miguel, T. & Jose, S., (2010). Del aula a las redes sociales: el uso de Facebook en la docencia universitaria. Universidad de Laguna.
  • Morlas, C., (2009). Ecuador ¿País de Emprendedores? Guayaquil. Guayaquil: Universidad ECOTEC.
  • Neck, C., Neck, M., Manz, Z. & Godwin, J., (1999). "I think I can; I think I can'' A self-leadership perspective toward enhancing entrepreneur thought patterns, self-efficacy, and performance. Journal of Managerial Psychology, p. 482.
  • Rao, D., 2004. Culture and Entrepreneurship in Fiji´s small tourism business sector. Victoria University, Melbourne, Australia..
  • Reynolds, P., Hayand & Camp, S., (1999). Global Entrepreneurship Monitor. Londres: Ewing Marion Kauffman Foundation.
  • Rivero, I., Gomez, M. & Abrego, R., (2013). Tecnologías educativas y estrategias didácticas:. ReserchGate, p. 18.
  • Robbins, S. & Decenzo, E., (2009). Fundamentos de Administración. Pearson: México.
  • Roberts, D. & Woods, C., (2005). Changing the world on a shoestring: The concept of social entrepreneurship.. University of Auckland Business Review, pp. 45-51.
  • Saltos, G., (2013). Gloria Saltos. [En línea]
    Available at: http://gloriasaltos.com/gs/view/corporativo/historia.php
  • Schumpeter, J., (2003). The Theory of Economic Development. Dublin: Kluwer Academic Publishers.
  • Shane & Venkataraman, (2000). The Promise of Entrepreneurship as a Field of Research. Londres: Academy of Management Review.
  • Torre, D. l., (2009). Nuevos perfiles del alumnado. Universidad y sociedad del conocimiento.
  • Unit, T. E. I., (2013). Índice del entorno empresarial para emprendedoras. [En línea]
    Available at: http://www.weventurescope.com/es/Home
    [Último acceso: 10 11 2015].
  • Wordpress, (2013). La historia de teresa castro mendoza. [En línea]
    Available at: https://alejandra1990.wordpress.com/2013/06/12/la-historia-de-teresa-castro-mendoza/

 

Cómo citar este artículo:

MOREIRA, Clemente; OLIVERO, Félix; CÓRDOVA, Carlos; QUINTANILLA, Aníbal, (2016) “Cinco casos exitosos de emprendimiento femenino en el ecuador”, Pacarina del Sur [En línea], año 7, núm. 27, abril-junio, 2016. ISSN: 2007-2309.

Consultado el Jueves, 24 de Agosto de 2017.

Disponible en Internet: www.pacarinadelsur.comindex.php?option=com_content&view=article&id=1288&catid=13

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar