Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Juan Maldonado Fernández

 

El año de 1965 la Universidad Pedagógica Inca Garcilaso de la Vega, en Lima, Perú inició sus labores académicas ofreciendo una alternativa novedosa de formación en Educación para futuros docentes.

Las universidades estatales estaban “politizadas” y sus constantes huelgas dificultaban el estudio regular y continuo de la carrera.

La Garcilaso inauguró clases en un local de la Av. Arequipa. Mientras se construía el edificio de la universidad, todos los alumnos cursaban Estudios Generales en aulas de material prefabricado. Los cursos se impartían en dos turnos: mañana y tarde. Los alumnos de la mañana eran, en su mayoría, un conjunto de adolescentes recién egresados de la secundaria. Los de la tarde tenían unos años más, y alguna experiencia laboral.

Al poco tiempo se matricularon nuevos alumnos. Algunos eran de nuevo ingreso y se inscribieron a la recién fundada Facultad de Administración de Empresas de esa universidad; pero también llegaron nuevos estudiantes de Educación de la Normal de La Victoria que pidieron ser trasladados a Garcilaso. A éstos les convalidaron un año de sus estudios previos.

Con el paso de los días, las barreras entre los turnos (matutitno y vespertino) y entre los estudiantes de Administración de empresas y los de Educación; y entre los alumnos oriundos de la primera generación Educación y lo que habían sido trasladados de la Normal de la Victoria, y asignados a un grado superior, se derribaron. La confraternidad y el ejercicio de las labores académicas cotidianas los acercaron.

Los profesores provenían en su mayoría de la Universidad Nacional Federico Villarreal, dominada por el APRA, al punto que se decía que la Garcilaso era su “sucursal”. No había mecanismos de participación del estudiantado sobre los asuntos académicos y se habían incumplido una serie de acuerdos pactados con los estudiantes en su inscripción. Ante esta situación los alumnos de los grados más adelantados se unieron para exigir que hubiera una currícula plural en corrientes de pensamiento e ideologías.

Después de amplios debates, los estudiantes del programa de Educación, ya consolidado como Facultad, decidieron formar una representación estudiantil orgánica que fuera portadora de sus inquietudes y aportes. En el año de 1967 se eligió a un Comité Electoral que convocó a elecciones estudiantiles. Para entonces, los alumnos ya cursaban sus respectivas especialidades en el nuevo local de la Garcilaso en la Av. Petit Thouars. Se presentaron dos listas: Acción Garcilasina Estudiantil (AGE), de corte progresista y otra de fuerte influencia del partido Acción Popular. En la AGE el candidato era Ricardo Melgar Bao, quien procedía de la Normal de la Victoria. Como se comentó, ya no había barreras que separaban a los estudiantes, sino una unidad monolítica en lo ideológico y en lo amical, la cual perduró a la fecha.

Ricardo llegó a la Garcilaso precedido de cierta popularidad, a raíz de un reportaje sobre él publicado en la revista Caretas, de gran tiraje e influencia por esa época, donde se daba cuenta de su temprana pasión por la poesía y la narrativa.[1]

Ricardo Melga Bao en formación, Instituto Magisterial La Victoria, Lima, 1966
Imagen 1. Ricardo Melga Bao en formación, Instituto Magisterial La Victoria, Lima, 1966.
Fuente: Archivo familiar Melgar Tísoc.

Recortes de periódico de récord literario de Ricardo Melga Bao y Gabriel Niezen, 1967
Imagen 2. Recortes de periódico de récord literario de Ricardo Melga Bao y Gabriel Niezen, 1967.
Fuente: Archivo familiar Melgar Tísoc.

Ricardo era alto, parecía tímido, amable y respetuoso, fácilmente se ganaba la confianza y afecto de los demás. Detrás de esa sonrisa estaban sus fuertes convicciones y su creciente formación intelectual, que lo situaban un paso adelante. La claridad de sus exposiciones ante los tres turnos (entonces ya se había abierto el turno de noche) lograron que la AGE ganara las elecciones por amplio margen, siendo reconocida su victoria por la lista oponente. Ricardo Melgar Bao fue el primer secretario general del Centro de Estudiantes de Educación. Tenía 21 años, era fines de 1967. Las primeras actividades de la AGE fueron académicas, culturales y deportivas. Su gestión duró solo un año; distintas situaciones políticas y personales dispersaron al grupo.

Para 1970 la Universidad había crecido. Ingresaron muchos alumnos con diversas posiciones políticas y hubo tremendas luchas dirigenciales. El camino estaba trazado, Ricardo y sus amigos dirigentes, simpatizantes y seguidores lo hicieron.

Juan Maldonado y Ricardo Melgar, Lima
Imagen 3. Juan Maldonado y Ricardo Melgar, Lima,
26 de agosto de 2011.
Fuente: Archivo familiar Melgar Tísoc.

 

Notas:

[1] [N. E.] El autor hace referencia a un Reportaje publicado en la Revista Caretas, febrero 20-marzo 3, de 1967 en el que se documenta el record literario de la novela más rápida del mundo, abatido por Ricardo Melgar Bao (entonces de veinte años) y Gabriel Niezen. La novela de más de 73 mil palabras fue escrita en menos de 50 horas y se tituló La balada del diablo. El tema de la novela fue elegido por una comisión especializada, y el reto atestiguado por un conjunto de autoridades de Lima.

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar