Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Hacia una sociología de la materia.
Etnografía de un centro de detención

Este artículo recupera las observaciones realizados por mí al interior del Centro de Detención para Inmigrantes de El Paso, Texas, donde pasé aproximadamente 3 semanas, tras pedir asilo en los Estados Unidos luego de ser víctima de los delitos de secuestro y extorsión en Ciudad Juárez, Chihuahua. En la observación intenté identificar diversos hechos sociales con la intención de generar una sociología de la materia.

Palabras clave: cotidianidad, multiculturalidad, coerción, inmigrantes, detenidos

 

Prólogo

El día 2 de Noviembre del año 2010 recibí una llamada de extorsión a mi casa de Ciudad Juárez, Chihuahua, la cual desembocó en las peores 24 horas de mi vida. Luego de poder reunirme nuevamente con mi esposa, quien es ciudadana estadounidense, me sugirió la idea de pedir asilo político en Estados Unidos. El Día miércoles 3 de noviembre fue ingresado bajo la custodia del ICE a El Paso Processing Center, un lugar en donde el gobierno de ese país mantiene a inmigrantes ilegales de todo el mundo mientras que resuelven sus status migratorios.

En mi caso particular, el primer paso era lograr que la oficina de asilo político me reconociera que yo tenía un miedo fundado de volver a México, para que permitieran mi salida del centro de detención y esperar una audiencia con un juez de inmigración bajo libertad condicional. En un momento dado entendí que estaba en una posición privilegiada para registrar una de las etapas de la situación por la que pasan lo inmigrantes ilegales a Estados Unidos, en su camino de regreso a casa. El texto se presenta integro, como fue redactado en hojas sueltas de papel para carpeta proporcionadas por los guardias del centro de detención.

 

Día 3: 5/Nov/2010

Este es mi 3er día en El Paso Processing Center. Es hasta hoy que decidí registrar mis pensamientos y reflexiones en torno a lo sucedido y el motivo por el que estoy aquí. Bien puedo dividir los acontecimientos en dos momentos. El momento en el que recibí la llamada de extorsión y lo sucedido en torno a ello, incluyendo las formas y mecanismos implementados, así como las particularidades del evento; y por otra parte, lo relacionado con los procesos, mecanismos y formas que están involucrados en los centros de procesamiento para ilegales en Estados Unidos. Me voy a concentrar en lo segundo.

Quiero dejar establecido desde este principio que intentaré desarrollar una sociología totalmente libre en estas páginas. Lo que sucede es que aquí no hay textos o marcos teóricos accesibles. No hay manera de consultar conceptos, enfoques o paradigmas científicos que ilustren los hechos sociales. En este sentido, es necesario observar, describir y registrarlos de la forma arbitraria y a priori. Es algo tan inevitable como es tener que estar aquí por semanas antes de poder tener audiencias y cortes para poder ser deportado o aceptado en este país (Estados Unidos)

¿A dónde voy con todo esto? En un texto redactado por mi en 2009, y que bajo la coordinación de Alfonso Herrera Robles, de El Colegio de Chihuahua, se convertiría después en parte de una publicación colectiva que abordaba ampliamente el fenómeno de la inmigración,  intentaba exponer la idea de que el ser humano nace libre y que a pesar del proceso conocido como “socialización”, su subjetividad en muchos casos no es compatible con su entorno, de forma que busca insertarse en sistemas que así lo sean, dando pie a la migración.

Por otra parte, quiero atender algo que igual puede ser una mera percepción. La población fronteriza que cotidianamente cruza la frontera, siempre manifiesta que los agentes de la CUSTOMS AND BORDER PROTECTION  con apellidos hispanos, son más enérgicos que quienes tienen apellidos anglosajones. Y eso es profundamente criticado, como una forma de ejercicio de poder en los cruces fronterizos.

Desde que llegue al puente Cordova-Américas a pedir lo que luego me enteré que se denomina “CREDIBLE FEAR”, solo he visto a 3 personas con uniforme, que tengan apellidos anglosajones. Tres entre, probablemente 100. Desde mi punto de vista, no se puede determinar el trato de una persona a otra a través de una afinidad étnica o racial. Lo que veo es a un grupo o grupos, llámense sociedades, que vive en la legalidad y otro que vive en la ilegalidad. Por razones que seguramente se pueden estudiar a profundidad, el primer grupo existe dentro de Estados Unidos y ha seguido los pasos necesarios para gozar de los privilegios sociales garantizados por el Estado. El segundo grupo ha querido ajustar sus conceptos de justicia a su realidad particular.

La afinidad étnica no puede tender un puente para unir las orillas del barranco que existe entre semejantes que ponen en práctica distintos ideales de la ley y la justicia.

Quizás en otras partes de Estados Unidos, en otros “PROCESSING CENTERS”, la incidencia étnica de los oficiales sea mas variada, pero en éste la tendencia es muy clara, fuertemente marcada hacia lo hispano.

El hecho social por naturaleza que prevalece en este lugar es la transgresión  de leyes migratorias; es lo que tiene a la gran inmensa mayoría aquí. Muchos han cometido otros crímenes que desembocan en procesos de migración como la deportación, de todos modos están aquí por ser inmigrantes ilegales que una vez que pagaron sus condenas criminales deben venir a este lugar para regresar, o mas bien, ser enviados a sus países de origen.

Esta no es una cárcel, reclusorio o penitenciaria; es un centro de detención. He escuchado a varios mencionar que las condiciones de vida aquí son mucho mejores que las que hay en las cárceles. Esta diferenciación tiene una relevancia importante, pero ahora no me es posible determinarla.

La sociología, según quien la ejerce, es una ciencia, una disciplina, una militancia…para mi también puede ser un instrumento. Un instrumento para recopilar los elementos relacionados con la interacción entre un grupo humano y sus estructuras; esto es, una sociedad.

A parte del hecho social hegemónico, utilizaré tres conceptos para realizar esta sociología:

1. Multiculturalidad e interculturalidad

2. Cotidianidad

3. Coerción

Un cuarto cimiento podría estar dictado por la colonialidad y el giro de-colonial, pero si algo caracteriza a este lugar es la dignificación parcial del ser despojado, por eso tengo algunas dudas al respecto.

Otra duda inquietante es: ¿Cómo se fundamentó la funcionalidad del centro de detención? ¿Qué paradigma sociológico puede ilustrar desde los espacios, hasta las interacciones y reglas? Eso lo tendré que averiguar cuando salga de aquí, ya sea que obtenga el asilo o no.

Para poder trabajar en torno a esta sociología, voy a establecer una delimitación de lo que es la sociedad.

El centro de detención se encuentra organizado por medio de “BARRACAS”, que no son otra cosa que espacios comunales en los que un grupo humano comparte la existencia. Debido a que no puedo ver lo que pasa en otras barracas, además de que asumo que su funcionamiento es idéntico a esta; ya que al ingresar se nos dio un folleto con el titulo de “MANUAL DEL DETENIDO”, voy a dejar establecido que el grupo que comparte la barraca, incluidos los guardias de seguridad es la sociedad.

A pesar de que no hay medios biológicos por medio de los cuales la sociedad se pueda reproducir, ni tampoco creo que se presenten defunciones al interior del grupo, existen dos acontecimientos que provocan una dinámica poblacional, que bien podrían ser consideradas como el equivalente de los fenómenos demográficos de la natalidad y de la mortalidad: la entrada y la salida de detenidos.

 

Día 4, Sábado 6/11/2010

Yo conté espacio para 68 “DETENIDOS”, 68 camas en la barraca. El día de ayer se fueron dos, y no han ingresado nuevos. He detectado que no todas las camas están ocupadas.

Antes de proceder a realizar cualquier observación de carácter sociológico, voy a describir y registrar las características físicas del espacio que compartimos. La “BARRACA” es un espacio amplio. Un polígono irregular de aproximadamente 29 lados, ocupando una superficie de unos 1600 m2 (20 x 80m).

La barraca cuenta con 3 puertas, dos de acceso y salida y una más que da ingreso a un cuarto de utilería en donde se guardan utensilios de limpieza, como trapeadores, cubetas, guantes, escobas. Las 2 puertas de entrada y salida se orientan hacia el este y la otra hacia el oeste. La del “este’ da salida a un patio, mismo que atravesamos para acceder a otras áreas del centro de detención. La puerta orientada hacia el oeste da acceso a un pasillo. Por esa puerta es por donde entran y salen los guardias y también acceden los detenidos que vienen a realizar la limpieza de la barraca (“LA TALACHA”).

Voy a realizar la descripción de la barraca, como si uno entrara de la puerta “este” y se hiciera un recorrido siguiendo la pared, después describiré las cosas que hay en el centro de la barraca.

Si uno entrara por la puerta “este”, lo primero que vería serían 2 anaqueles de avisos de aluminio anclados a la pared, uno rectangular, como de 1.5 x .5 metros y otro cuadrado, como de .5 x .5 metros. El primero tiene solo una puerta y el segundo tiene 2, mismas que están cerradas con llave. En ambos anaqueles se conservan básicamente: reglas y horarios de diversos índoles: reglas de conducta, horarios de los diversos servicios religiosos, uso de la librería de la ley, reglas de la televisión,  instrucciones de como tender la cama, horarios de visita, horarios de cambio de ropa. Después de los anaqueles se ubican cuatro teléfonos que también están anclados a la pared. Están separados el uno del otro por medio de paredes de plástico transparentes. Encima de cada teléfono, pintados en la pared, hay una serie de números ordinarios que van del 4 al 1 y son de color negro. Encima de los números 4 y 1 se puede leer en color rojo: “THE TELEPHONES ARE SUBJECT TO BE MONITORED”. Entre los teléfonos 4 y 3 hay un cartel blanco escrito en ingles y español que indica el nombre de la compañía de teléfono: “TALTON”, así como las tarifas y las instrucciones para su uso. Entre los teléfonos 3 y 2 no hay espacio, están juntos, pero entre los números pintados en la pared hay un aviso de no fumar en ingles y español. Entre los teléfonos 1 y 2 hay un cartel en letras rojas y orientales que no se que dice. Finalmente, enseguida del teléfono 1, hay un cartel con códigos directos para establecer contacto con los consulados de muchos países, tal vez sean todos los países del mundo, por que la lista es larga. Inmediatamente después del cartel hay una estructura metálica de unos 2 metros de alto y unos 3 metros de ancho y 3 metros de profundidad que alberga seis filas de nueve casilleros cada una. Los casilleros tienen candados, y a su vez, los candados están unidos con cadenas delgadas a las puertas del casillero. En este momentos todos los casilleros de las primeras tres filas tienen candado. De la cuarta fila solo tienen candado cinco casilleros, y cuatro no. De la 5ta y la 6ta filas, ninguno tiene. La estructura metálica es de color gris y los casilleros son para uso de los detenidos. Todos tenemos la llave para un candado de un casillero. Inmediatamente después de la estructura metálica de los casilleros, hay cuatro pilas de sillas color “CREMITA”, que suman un total de 22 a 24 las cuales podemos usar a discreción. Encima de las pilas de sillas, como a 2.5 metros del suelo, hay un cubo de metal anclado a la pared, es de color negro y no tiene nada adentro. Como a 2 metros de las pilas de sillas y de la estructura de metal anclada a la pared se encuentra la puerta “oeste”, allí se termina la pared norte de la barraca. La puerta hace un ángulo de 90º con la pared norte, se abre hacia fuera y tiene un vitral, debajo del cual hay un letrero azul con letras blancas que dice: “BLDG7” “UNIT D” “DOOR 7”. Encima de ella se lee “EXIT”. De la puerta al final del muro solo hay como .3 metros. De allí se abre otro muro de aproximadamente 3 metros de largo que hace un ángulo de 270º con el anterior. Este muro tiene una ventana grande con 12 divisiones, se puede ver hacia fuera, las ventanas tienen malla metálica. Junto a este muro esta el escritorio en donde se aposentan los guardias. Es un escritorio metálico negro con cubierta de color oscura. Sobre el escritorio hay una bitácora, un teléfono y una caja negra de metal que se asemeja mucho a un fichero. También hay junto a este muro un estante  de metal con dos puertas, dentro del cual se guardan pelotas de basketball, football, volleyball y juegos de mesa de los cuales puedo reconocer: el dominó, damas chinas, “scrabble” y ajedrez… pero hay mas. También el reloj esta colgado en este muro. El reloj es redondo de manecillas. El siguiente muro también hace un ángulo de 90º con el del reloj, mide como dos metros y en él esta un bebedero colgado de la pared. El siguiente muro también es largo, como de 20 metros, allí hay una mesa pequeña, en la que se ponen retazos de papel higiénico que los guardias cortan de los rollos. La medida de cada retazo es como de 10 vueltas a su mano. Encima de la mesa, como a 2.5 metros del suelo hay una estructura blanca de metal, un cubo en el que esta metida una televisión. También hay un letrero de “NO FUMAR”, como el que esta en la primera pared. A un costado de la mesa y la tele, esta la puerta del cuarto de utilería, que arriba tiene un letrero que dice “NO EXIT”. El mismo muro cuenta con una especie de compartimiento dividido en dos partes. En una de ellas están la lavadora y la secadora, luego una pequeña pared y después una maquina de “COCA COLA” y una de golosinas. Después de las maquinas descansa sobre la pared una mesa de “PING PONG” y en seguida hay un mueble metálico de casilleros similar al primero, pero con la diferencia de que las 6 filas son de 8 y no de 9 casilleros. Al igual que el primero, no todos tienen candado. Este muro largo, que a su vez hace un ángulo de 90º con un muro como de 5 metros, que a su vez hace un ángulo de 90º con un muro de 15 metros. Pegado a el hay una hilera de ocho literas de metal, en frente de la cual, como a un metro, hay otra hilera de 8 literas de metal. Las literas con ocupadas por los detenidos.

 

Día 5, Domingo 7, Nov 2010.

Después de ese muro, la barraca tiene un compartimiento en forma de cubo, aproximadamente de 150 m2 (15 x 10 metros), en donde esta el área sanitaria. El cubo tiene dos partes en una hay mingitorios, lavabos y regaderas; y en el otro hay inodoros, lavabos y regaderas. Los lavabos, mingitorios e inodoros son metálicos. Los inodoros y mingitorios no cuentan con alguna división. Hay cuatro inodoros y tres mingitorios. Del lado en el que están los inodoros hay tres lavabos y del lado de los mingitorios hay solamente 2. Las regaderas y lavabos funcionan por medio de un botón metálico, al presionar el de los lavabos, se libera un chorro de agua tibia que dura cerca, o aproximadamente 5 segundos. Al presionar los de las regaderas, el chorro de agua dura como 10-15 segundos. Después del área sanitaria hay otro muro de separación y luego un muro largo como de 15 metros, junto al cual hay una fila de seis literas de metal. En frente de esa fila, como a un metro, hay otra fila de seis literas de metal. En frente de esa fila hay otra fila de solo tres literas de metal. Después de este muro largo esta la puerta “ESTE”, la que nos da acceso al patio. Las cosas que hay en medio de la barraca son, ubicados de norte a sur: tres mesas de juego en fila de este a oeste, ocho mesas metálicas colocadas en cuatro filas de dos mesas. Cada mesa tiene capacidad para ocho personas (las mesas ocupan gran parte del espacio central de la barraca). Finalmente, mas al sur, hay una mesa de futbol y otra mesa de juego. Las mesas de juego tienen impreso un tablero de ajedrez y otras grabaciones que sirven para jugar otras cosas que no reconozco y que de hecho nadie usa, pero los tableros de ajedrez si son muy utilizados.

Me pareció muy importante describir físicamente la barraca por que estoy convencido de que el medio físico determina rotundamente la interacción social. En el transcurso de esta sociología se describirán fenómenos que solo pueden suscitarse en alguna de las ubicaciones y espacios que he referido, gracias a que ya los he mencionado, en adelante puedo hacer referencias arbitrarias y a discreción de los mismos. El estructuralismo, funcionalismo, positivismo, organicismo y teoría del conflicto son de los paradigmas científicos dominantes en la sociología. De ellos se desprenden muchos conceptos y  teorías de la sociedad. Ayer sábado 6 de noviembre yo debería de haber ido a presentar un examen de admisión al posgrado, como uno de los requisitos para ser candidato a ingresar al programa de maestría en ciencias sociales para el diseño de políticas públicas de la Universidad Autónoma de ciudad Juárez, y no pude por estar aquí encerrado. En ese programa hay que presentar un protocolo de investigación. Yo creo y veo, que a la sociología le faltan elementos para ser una disciplina, o más bien una ciencia con mayores aplicaciones. Siento que todavía no se han descubierto las leyes, por lo menos no todas, que actúan y determinan a la sociedad. Yo quería dedicar mis dos años de investigación a encontrar, aunque fuera una de esas leyes ocultas, a través del estudio de estadísticas e indicadores sociales. En mis alucinaciones estoy seguro de que a esta vocación científica se le puede llamar: sociología de la materia. Las primeras especulaciones al respecto descansan sobre la observación de que somos, los individuos, átomos o partículas  de materia dentro de un universo social, y cotidiana e invariablemente nos unimos a otros, dispersamos, agrupamos, alejamos. Veo que esta dinámica es similar a la dinámica que lleva la materia inerte, que pasa de un “ESTADO” a otros “ESTADOS”, pero ello solo es posible bajo la influencia de, o acción de fenómenos físicos, químicos o naturales. La sociedad es como la materia, pero aun no hemos podido nombrar con exactitud los fenómenos, ni tampoco medir sus efectos.

 

Día 6, Lunes 8 de Noviembre, 2010.

No creo sea muy objetivo, desde el punto de vista científico, aseverar que lo anterior es un enfoque que se puede aplicar en el contexto de este centro de detención, pero definitivamente es muy favorable, ya que hay limitadas opciones de acción social. La sociedad de la cual nos ocuparemos está fuertemente limitada por una barrera física inquebrantable, lo cual hace que las fuerzas, los fenómenos que actúan sobre la sociedad, sean limitadas.

* * *

La cotidianidad es un grupo de actividades que se realizan de forma diaria y repetida. A pesar de que también hay actividades que no son diarias, pero si son cotidianas. Se realizan repetidamente e intervienen, entre la una y la otra vez periodos de días. Mediante la cotidianidad se establecen vínculos y relaciones sociales, permite el contacto entre las personas, expone características conductuales, incentiva la comunicación  y la expresión de anhelos, deseos, percepciones y opiniones.

En primera instancia vamos a separar la cotidianidad en dos tipos de actividades: 1) constantes y 2) variables. Las actividades constantes serian todas aquellas que se realizan a diario y sin interrupción. Aunque, como veremos, también hay cierta variabilidad en las actividades constantes, constituyen --a mi parecer-- la estructura de la cotidianidad:

La ingesta de alimentos (PLATON): Entre semana se acuden tres veces a consumir alimentos; almuerzo, comida y cena. El fin de semana se sirven solo la comida y la cena. Esos días, a las 6 AM se puede ir a tomar café y pan opcionalmente. La comida se sirve en un comedor convencional. Los mismos detenidos son los empleados de cocina y limpieza. Físicamente destaca que hay una bandera de cada país alrededor del lugar.

La cuenta: Durante el día se realizan tres cuentas; una a las 9:45, otra a las 14:45 y una a las 21:45.  Durante la cuenta todos los detenidos deben regresar a sus camas y estar allí por espacio de una hora. En la cuenta de las 21:45 se debe mostrar la llave del candado del casillero previamente asignado, el cual coincide con la ubicación  de la cama en la que dormimos. Por ejemplo, yo tengo el casillero 1 A y duermo en la cama 1 A. En la cuenta le muestro mi llave al guarda, quien tiene una tarjeta grande con nuestros datos y fotografía. En las cuentas anteriores, solo vamos a las camas y el guardia verifica la cantidad de detenidos contándonos, después hacen algunos procedimientos, como anotar en su bitácora y hablar por teléfono.

La yarda: Todos los días salimos dos veces a un patio por espacio de una hora cada vez. El patio esta inmediatamente después de la puerta “este” de la barraca y mide aproximadamente 600 metros cuadrados (20 x30). Cuenta con un aparato multi-usos para ejercitarse, una red móvil de volleyball, dos porterías móviles y una canasta fija de basketball. Los limites del patio son: al este con una barda que separa nuestro edificio con uno de mujeres, al oeste con nuestra barraca, al norte con una malla ciclónica que da hacia la pista del aeropuerto de El Paso y al sur con una malla ciclónica que da hacia el resto del centro de detención.

Actividades de recreación: Durante el tiempo en el que no estamos en cuenta ni comiendo ni en la yarda, podemos realizar diferentes actividades, las principales son: jugar juegos de mesa (de los cuales hay una gran variedad), ver la televisión, ya sea abierta, publica o películas; leer el periódico y otros documentos como libros, dormir, charla, bañarse. Para poder determinar con exactitud las preferencias de los detenidos sobre los juegos, se requiere de una observación muy rigurosa; lo que he notado es que algunos tienen una fuerte inclinación a jugar una sola cosa, y otros a realizar solo una misma actividad. La realización de actividades es muy inestable, pero si hay patrones claros.

Lavado de ropa: El levado de ropa interior se realiza diariamente. La ropa interior es proporcionada por el propio centro de detención y consiste de: calcetines, camiseta y calzón. Aquí nos proporcionan una bolsa como malla de algodón con un zipper, allí se mete la ropa y luego se deja a un costado o encima de la lavadora. Uno de los miembros de la sociedad se encarga de meterlas bolsas de todos a la lavadora y a la secadora y de sacarla. Una vez concluido el ciclo de lavado grita: “ROPA” y todos buscan su bolsa previamente marcada con iniciales, apellidos u otras formas de identificación personal.

Las actividades variables no se realizan a diario, pero si se llevan a cabo cotidianamente.

Cambio de ropa: El centro de detención proporciona diferentes tipos de ropa. Ya mencioné la ropa interior, que se lava diariamente. Además, proveen de dos uniformes, los cuales consisten de un pantalón y una camisola; una sudadera, dos sabanas blancas, una cobija y una toalla. El uniforme se intercambia cada tres días. Vienen detenidos que trabajan en la lavandería a la barraca y les entregamos un uniforme y nos dan uno limpio. Las sabanas se cambian una vez por semana, las llevamos con nosotros a la hora del almuerzo y las depositamos en una canasta muy grande a medio camino entre la barraca y el comedor. Más al rato vienen los de la lavandería y dan otro par. Lo mismo sucede con las cobijas, sudaderas y toallas. Nada más las toallas se cambian dos o tres veces por semana.

Servicios religiosos: Una vez a la semana se ofrecen servicios religiosos en el centro. Los anaqueles de avisos tienen un horario que especifican días y horas para cada religión: judíos, musulmanes, protestantes, católicos.

Asuntos legales: Todos los detenidos deben atender una presentación en la que se asesora acerca de sus derechos legales. Se lleva acabo en el edificio más al sur de todo el complejo, dentro de un juzgado. De allí en más, la situación jurídica de cada detenido determinara cuantas visitas  y con que frecuencia deberán de atender asuntos legales: entrevistas con abogados, audiencias con jueces, apelaciones, etc.

Visitas: Hay un horario de visita establecido de acuerdo con el apellido de los detenidos y distribuido alfabéticamente entre los 7 días de la semana.

 

Dia 7, martes 9 de noviembre.

Ha quedado establecido que la estructura de la cotidianidad de este centro se constituye por actividades constantes y actividades variables. El segundo elemento conceptual que hemos propuesto para esta sociología es la multiculturalidad. Esta constituye uno de los elementos y bases de la identidad nacional de Estados Unidos, y eso repercute en muchos aspectos. En los términos del sistema mundial, EEUU es una nación “CENTRO”. Son el centro económico, “impulsores de la democracia” y del sistema financiero neo-liberal. Uno de los países más ricos del mundo… Imperialistas… no son pocos los rasgos que atraen inmigrantes a Estados Unidos. Esto es algo que se refleja, a su vez, en este centro de detención de inmigrantes. De todos los que conformamos  la sociedad, calculo que 50% somos mexicanos, 30% centroamericanos, 5% sudamericanos, 5% asiáticos, 5% africanos y 5% caribeños, de un total de 63 detenidos.

Explícitamente, las naciones de las que tengo pleno conocimiento que hay detenidos en la barraca son: México, Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Cuba, Colombia, Brasil, Ghana, Senegal y China. Creo que puede servir agrupar la multiculturalidad en dos tipos de fenómenos: antropológicamente; todo lo que tiene que ver con usos, costumbres, hábitos, respeto de normas, etc. Por otra parte, (puede tratarse de lo mismo), aspectos religiosos. Estoy seguro que cualquier antropólogo me diría que la religión es parte de los usos  y costumbres de un pueblo. Incluyo en la lista de países a Mali, por que hoy conversé con Sangare, quien es de ese país africano.

El tercer elemento conceptual que hemos citado es la coerción y/o cohesión. Personalmente experimento una confusión respecto de estos dos conceptos, creo que prácticamente son lo mismo pero ahorita me es imposible verificar cual y por que es el correcto de utilizarse de acuerdo con dos criterios: 1) La sociología como marco general de utilización y 2) Un conjunto de reglas y normas a las que toda una sociedad se somete, la medida de unión y consenso de un sociedad. Me voy a inclinar por utilizar el termino “COERCION”, si me equivoco, solo habrá que cambiarlo justificando la sustitución.

Toda la sociedad esta sujeta a reglas y formas de conducta establecidas, unas en conformidad con derechos humanos, leyes migratorias o leyes constitucionales, otras son parte de la normatividad del propio centro de detención. El caso es que la sociedad esta sujeta a ellas, para lo cual existen y se comunican mecanismos de sanción. A su vez, como es sabido que sucede en toda sociedad o comunidad, hay reglas culturalmente establecidas, que podemos afirmar que no son necesariamente plasmadas en códigos escritos, pero que igualmente generan diversos grados de coerción. La coerción es por si misma generadora de “HECHOS SOCIALES”, naturalmente es una gran generadora de ellos.

Sin adelantar ningún tipo de particularidad, puedo señalar que la coerción en esta sociedad es muy fuerte, Se observan niveles casi inexistentes o mínimos de las cosas que conocemos como: desviación social o disidencia, incluso “ANOMIA”. Cuando entremos al detalle, se podrá abundar al respecto.

 

Día 8, Miércoles 10 de Noviembre

Nos encontramos prácticamente listos para iniciar con esta sociología. Tradicionalmente en los estudios sociológicos elegimos algún hecho social y lo observamos, clasificamos, tipificamos. Conceptualizamos en torno a él, lo explicamos y encontramos puntos de unión con otros hechos sociales. En este caso vamos a intentar recopilar la mayor cantidad posible de hechos sociales, conforme se manifiestan en esta sociedad. Esto puede llevar tanto a observar las variantes de un mismo hecho social, como a registrar los que más se presenten.

* * *

Faltando ocho minutos para las doce del medio día de este miércoles diez de noviembre, nos encontramos en una hora libre. Acabamos de pasar una hora en la yarda en la cual algunos jugamos futbol, otros solo conversaron, otros se ejercitaron, otros jugaron volleyball y otros cantamos con la guitarra. Antes de eso, pasamos una hora en nuestra cama en la cuenta. Durante ese tiempo unos duermen, otros leen y otros simplemente se interiorizan.

Estos son los momentos del día en los que la sociedad se dispersa y se avoca a la realización de diversas actividades. En  la televisión  se proyecta una película de Batman, unos 10 la observan con atención. Otros dos leen el periódico. Los tres asiáticos charlan y bromean entusiastamente en las mesas de metal. Las cuatro mesas de juego se encuentran ocupadas y se llevan a cabo juegos en ellas: ajedrez, damas chinas, el sorry y, el dominó… Al terminar algún juego, algunos levantan y colocan sus sillas en las pilas, pero algunos las dejan en las mesas, después se dirigen hacia sus camas o hacia sus casilleros para buscar otra actividad.

Mientras muchos miembros de la sociedad permanecen estáticos en sus camas, leyendo el periódico, jugando o viendo televisión, otros están en movilidad constante, deambulando sin encontrar su lugar. No hay una regla que determine las actividades a realizar, así será hasta que llegue la hora de la comida. Los juegos que se desarrollan en las mesas de juego se llevan algún tiempo, el ajedrez, el sorry o una variante del domino, en la que para ganar se requiere llegar a una cantidad de puntos; las mesas en las que se llevan estos juegos atraen espectadores, y muy comúnmente también los espectadores de los juegos son muy dados a emitir opiniones sobre el proceso de los mismos.

Durante estas horas del día la materia social se expande, ocupando la mayor parte de la superficie de la barraca. Estar en este tiempo libre es como si la sociedad estuviera en un estado líquido de flujo y movimiento constantes. Aun así, muchos átomos permanecen estáticos, dormidos en sus camas boca arriba, con las manos entrecruzadas por los dedos sobre el abdomen. Lo normal en este tiempo es jugar, dormir, leer; también se observan expresiones como aquellos detenidos que doblan minuciosamente su ropa interior limpia, esforzándose por dejarla perfectamente doblada.

Me voy a acercar a una mesa de juego, para poder ver aspectos que se presentan. Antes debo decir, que al concluir algún juego o película los átomos participantes del evento reciben una inercia que los proyecta y dispersa hacia lugares, tanto físicos, o sea una ubicación especifica, como hacia lugares sociales, o sea en donde se llevan a cabo otras actividades.

En estos momentos hemos regresado de la comida. La hora de la comida es anunciada en voz alta por el guardia en turno, quien exclama: “COMIDA” o “PLATON”. Esta es una de las fuerzas que ejercen mucha mayor inercia sobre la sociedad. Lo comparo con lo que sucede cuando se acerca un imán a pedazos de metal. La reacción de la sociedad es mecánicamente instantánea. Para llegar al comedor se necesita salir por la puerta “ESTE”, cruzar el patio y luego caminar unos 200 metros. La única obligatoriedad respecto de salir a comer, es que los detenidos deben llevar la camisola del uniforme visible, excepto si se lleva por encima la chamarra. Dentro de la barraca algunos andan sin camiseta, con sudadera o en camiseta blanca. Cuando se escucha el llamado para salir a comer, eso es lo único que interfiere para poder salir de inmediato. Para la próxima vez, pondré atención en si los miembros de la sociedad se lavan las manos. Puede ser algo intrascendente, pero también puede ser algo determinante de saber. Sobre todo para poder explicar si es que el encierro deteriora y detrimento al ser humano en sus diferentes hábitos.

La hora de la comida, en si el proceso de ir a comer, es muy convencional. Nos formamos y un guardia indica el momento en el que debemos pasar. Tomamos un “TENEDOR-CUCHARA” anaranjado de plástico y un vaso también de plástico, y a través de una rendija en una cortina de metal, nos dan una charola de plástico con la comida. Caminamos hacia la fuente de bebidas en donde se pueden obtener refrescos o té helado y  luego caminamos hacia los comedores de metal, en los que caben seis personas y comemos. Después, cuando terminamos, dejamos la cuchara en un contenedor grande, vaciamos los vasos y los dejamos en un contenedor con varios compartimientos, vaciamos las charolas en tambos de basura, las colocamos sobre un carrito. En la puerta de salida hay varios guardias que nos revisan “PAWN DOWN”, u oscultacion externa y regresamos a la barraca.

De entre los fenómenos que se presentan en la cocina, más bien en el comedor, hay dos que quiero destacar; y a los que tratare de ponerles especial atención. Por una parte la cesión de algunas porciones de comida entre los que ocupan una mesa. Es una constante que algún detenido no consuma algo de lo que contiene su menú. El postre, el pan, alguna guarnición, el platillo principal. ¿Qué significa? ¿Por qué sucede? En muchos casos es por satisfacción fisiológica, ya que luego de comer casi todo, deciden que hay algo que ya no quieren y lo ceden. Pero hay otras ocasiones en las que desde el instante en que toman asiento en la mesa, ya están ofreciendo algo a los demás. Yo he llegado a considerar estas expresiones como una forma de dignidad, o de dignificación individual, en la que uno puede darse al lujo de rechazar los alimentos, o parte de ellos para simbolizar que a pesar del encierro, no todo lo que se nos da por parte del “ICE” es indispensable. Claro que no debe de descartarse el hecho de que simplemente no les gusta el alimento. Por otra parte, hay una expresión de cultura simbólica que se da cuando un detenido termina su alimento y se retira de la mesa. Antes de levantarse da dos golpes con el puño a la mesa:”toc-toc”. Los detenidos que lo acompañan a la mesa responden: “toc-toc”.

Según mencionó uno de los detenidos una vez, esto es para decir: “Buen provecho” y es una costumbre proveniente de las cárceles. También alguien puede decir “buen provecho” verbalmente y los demás contestan: “toc-toc”. O el que se va dice: “toc-toc” y los demás responden verbalmente. El caso es que esto es evidencia de que existe un proceso local de herencia cultural. Este y muchos otros usos y costumbres se transmitente de  los viejos a los nuevos detenidos.

Ya a la hora de la cena, pude comprobar que “nadie” se lavó las manos para ir a comer, de manera que la fuerza que el llamado a comer impone a los átomos sociales, la velocidad con la que los dinamiza es muy fuerte. Lo único que suaviza esa inercia es un aspecto coercitivo: que la camisola este visible. En adelante pondré atención en ver que otras fuerzas dinamizan con tal velocidad a los tomos sociales.

En estos momentos la sociedad esta de nuevo en su estado liquido. Se juega, se ve una película, se habla por teléfono, se conversa, se guarda la ropa, se ducha, se interioriza, se lee el periódico. Particularmente esta a punto de suceder un fenómeno sui-generis, un detenido convocó a un momento de oración, mientras tanto, hay mucho bullicio en la barraca: sonido de fichas, duchas, la televisión, voces, risas, pelotas de ping pong, futbol de mesa…

 

Día 9, Miércoles 11 de Noviembre 2010

El fenómeno de la vida es de por si maravilloso. En la naturaleza hay seres vivos cuya existencia invoca la simpleza. Un árbol nunca se mueve, no tiene el atributo del desplazamiento, es un testigo inamovible de todos los instantes suscitados en un lugar. Sin embargo, no por simple que parezca su existencia lo es verdaderamente. El árbol existe en plena armonía con el clima, con el movimiento de la tierra alrededor del sol que provoca las estaciones. Convive con las aves y los roedores.

La vida social también es así de sorprendente y me refiero a la vida humana, por que no se puede negar que el árbol y sus allegados vivan también un sistema social, que viven socialmente. Pero lo humano es tan distinto. Hace un año y pocos días se celebraba el primer panel de migración: Bordando la frontera en El Colegio de Chihuahua, yo fui el moderador de una mesa. Luego se lanzó la convocatoria para que los participantes participaran en una publicación colectiva y yo lo hice, atendía la convocatoria. Un año después estoy encerrado en un centro de detención para inmigrantes. En una nación multicultural como es Estados Unidos, la cuestión racial como es expuesto el giro decolonial debería ser repensada. El problema que tengo en frente no es racial, es legal. La vida en su profundo misticismo me ha colocado aquí. Ante esto inmediatamente surgen especulaciones causales al respecto de ¿Por qué estoy aquí? ¿Se trata solo del resultado de una ecuación lógica producto de la suma de decisiones llevadas a la acción? ¿Hay la intervención divina?

A pesar de que los filósofos, ilustrados y positivistas declararon a Dios  muerto hace muchos, muchos años, la “fe” que existe alrededor del mundo es diversa, y los seres humanos seguimos creyendo fuertemente en Dios, o en nuestros Dioses. Aquí en el centro de detención, la religión tiene tres aspectos o dimensiones: determinante del destino, esperanza para tener un buen resultado y consuelo temporal.

Frank tiene 45 años y vino de Ghana con su padre a los siete años de edad. El fue internado al centro de detención con uniforme rojo (hay tres colores según la gravedad de faltas que se hubieran cometido: rojo, naranja y azul). Actualmente el porta el uniforma azul y esta convencido de que le cambiaron el color gracias a sus oraciones. Desde mi llegada al centro lo veía orando constantemente y siempre con un rosario al cuello.

Un poco menos de la mitad de quienes ocupamos la barraca traen siempre “ROSARIOS” al cuello, El libro que mas se lee es la Biblia. Claro, hay grupos cristianos (protestantes) que reparten biblias y los católicos reparten rosarios, por supuesto que la leen y se cuelguen los rosarios. En diferentes momentos del día se puede ver a miembros de la sociedad leyendo la Biblia, pero nunca se les escucha hablar de “LA PALABRA DE DIOS”, o mencionar algún aprendizaje derivado de ese acto. Así mismo, se ve a muchos con el rosario colgando pero nadie lo reza. Los dos musulmanes, uno de Malí y otro de Senegal también oran cotidianamente. Los tres asiáticos también se les ve leyendo libros religiosos cotidianamente.

 

Dia 10, viernes 12 de Noviembre.

De esto no estaba seguro, pero anoche me acerque a uno de ellos y le pregunte. Is your book about religion? Ellos no entienden inglés, mucho menos español. Tuve que señalar el libro, luego juntar las manos como cuando se ora, e inclinar el tronco de mi cuerpo dos veces hacia el frente, entonces el asintió con la cabeza. Volteo las paginas hasta el principio del libro en donde se observa el dibujo de un “Dios”. Entonces pude comprobar que ellos también tienden a la religión. La pregunta que surge a este respecto es ¿Nos entregamos a la fe debido al encierro? ¿Practicamos los estudios y ornamentos religiosos en concordancia con los hábitos que siempre hemos tenido?

Aquí adentro se generan conductas, justificadas, pero al fin patológicas. Por ejemplo, hay quienes a ciertas horas del día caminan en círculos alrededor de la barraca. Bañarse varias veces al día, dormir la mayor parte del tiempo.

Generalmente el ambiente en la barraca es normal, pero no es extraño que se generen tensiones entre átomos sociales. La mayoría están dadas por reclamos conductuales que impactan en la sanidad del grupo. La sociedad ha demostrado ser altamente intolerante ante estos actos. Hace unos minutos uno de los chinos tomo del bebedero, y un mexicano que estaba sentado en las mesas frente a la televisión lo reprendió diciéndole: “Don’t spit in there”. El chino lo ignoro y siguió caminando lentamente. El mexicano soltó una risa sorda y el chino volteo y dijo: “Fuck you”.

En primer lugar, el mexicano tomo iniciativa coercitiva, el chino no la aceptó y encima tuvo un disgusto. Este es un ejemplo de los conflictos sociales que se presentan en la barraca. Realmente no son pocos, pero tampoco tan comunes los conflictos de este tipo. El domingo hubo una asamblea en la barraca, en donde todo giraba en torno al orden, la sanidad y la limpieza. Sangare hizo los reclamos y un detenido de El Paso, quien dijo tener dos años aquí, tradujo y tomo la iniciativa. La discusión giraba en torno a seguir las reglas en aras de una mejor convivencia y mejores condiciones de estancia. El manual del detenido no dice que no se debe escupir en los lavamanos, pero a nadie le gusta ver mocos y gargajos a la hora de lavarse los dientes. Tampoco orinar y defecar en inodoros tapados, mucho menos no poder dormir por causa del ruido provocado por conversaciones ajenas.

Con la finalidad de preservar tales condiciones, se utilizaron dos argumentos: 1). El centro de detención como nuestra casa y 2). La prevención de enfermedades contagiosas. Muchas de estas normas no se estipulan formalmente en los reglamentos. Hoy recibimos la visita de una supervisora de guardias quien atendía exactamente el mismo asunto que se discutió el domingo.

El incumplimiento de las reglas de e higiene constituye uno de los problemas sociales mas graves de esta comunidad, como dije, estas reglas ni siquiera se encuentran explicitas, sino que son mucho mas imputables a la capacidad de cada individuo par adaptarse a este nuevo entorno social. De las expresiones que he podido escuchar a cerca de la detención en este centro, no hay una sola que exprese aspiraciones de los detenidos de morar esta barraca, o sea vivir aquí. Desde mi apreciación no es congruente esperar que los detenidos apelen al centro de detención como hogar para poder establecer una medida coercitiva que los lleve a obedecer tales reglas simbólicas. Por el contrario, la mayoría espera el momento de regresar a su país. Cuando nos llevan a la corte para escuchar nuestros derechos y opciones legales, se habla de alternativas que permiten “PELEAR LOS CASOS”. Nadie quiere eso, mas bien quieren ser deportados, pero eso si, lo mas pronto posible. Lo importante es no estar encerrado. Hay algunos que por su situación jurídica tienen muchos meses, incluso años detenidos. En algunos casos han pasado ya tiempo en prisiones estatales o federales, nadie puede ver este lugar como su casa, es no es un argumento coercitivo contundente. Por otra parte, no acatar este conjunto simbólico de reglas, se dice puede traer consecuencias para la salud. Al respecto hay consenso en suponer que, como consecuencia, todo proceso legal será interrumpido si se declara una cuarentena en la barraca, así también se pueden interrumpir los eventos que conforman la cotidianidad (algunos). Este parece ser un argumento más favorable en virtud de preservar las normas simbólicas. A demás de estas transgresiones, he escuchado de eventos de robo entre los detenidos. Otras expresiones son por ejemplo, las trampas en los juegos. Un fenómeno que me llama la atención además de que particularmente me perturba, se da a la hora del patio (yarda).

El deporte mas practicado es el futbol. En general, es común que cualquier balón (que por cierto son de baja calidad), se ponche al impactarse en las navajas del alambre de seguridad que rodea el patio. A veces se quedan atorados en el, y a veces simplemente salen disparados fuera del patio. Cuando un balón se poncha, sobre todo si es de futbol, el juego puede continuar, pero cuando se atora o se “VUELA” el juego termina. El grupo que practica el juego lanza un alarido desesperado al unísono, acompañado de insultos y reclamos al que lo pateo. Todos agachan la cabeza y dirigen la mirada hacia otro lugar, buscando sustituir la actividad recreativa. A pesar de que el patio no es muy grande, que las navajas son un riesgo latente, y que los balones se vuelan a diario, persiste una actitud recurrente de patear el balón con una fuerza descomunal y desmedida. Luego de hacerlo, muchos individuos estallan en risa, como si liberaran una emoción luego del impacto. En otros casos, se observa que agachan la cabeza, esto puede ser una señal de que de ninguna manera pretendían volar la pelota. Ahora bien, así como volar la pelota con un uso desmedido de fuerza al patearla es un detrimento de la recreación social, así también acatar las reglas de orden y sanidad es un detrimento de la sociedad. ¿Puede ser que ambos actos estén relacionados?

 

Día 11, sábado 13 de Noviembre.

Realmente son destacables las manifestaciones de fuerza en juegos. Ganar significa mucho para los detenidos, así como meter un gol, anotar una canasta, meter un punto. La competitividad aflora como un argumento individual de convivencia, de superioridad.

Volviendo al orden, otra patología recurrente tiene que ver con las sillas que usamos para jugar en las mesas de juego. Algunas también las usamos para estar más cómodos al ver la televisión. Cuando se desocupan, es decir, cuando por cualquier motivo ya no nos vamos a sentar, algunos dejan su silla “CREMITA” ahí en donde estaban sentados sin levantarla y colocarla de nuevo en las pilas de sillas. Nos levantamos y se nos olvida que la silla no estaba allí, sino que nosotros la trajimos. Esto es más común en las sillas que se usan para ver tele que para jugar. La televisión nos da esperanzas, trae recuerdos, anhelos e incentiva sentimientos. El primer instinto luego de ver una película, es alejarse de la tele, refugiarse en los pensamientos. Por cierto las “MOVIES” también son un fenómeno de gran velocidad para la atracción de moléculas sociales. Rápidamente logran solidificar los átomos y los condensa en un estado sólido. Nada más que en este caso, no todos son atraídos, además muchos no terminan de ver las películas.

Los ejemplos mencionados son un conjunto de anomias de esta sociedad. En su mayoría los detenidos estamos aquí por transgredir normas sociales; ya sean migratoria, civiles, penales… Entonces es lógico suponer que podamos igualmente transgredir normas al interior del centro de detención.

Antes de proceder quiero dejar una breve nota. Este papel va a estar muy desorganizado al final. Es que son tantas las cosas que suceden, que mi capacidad de registrarlas se desborda. Yo también soy miembro de la sociedad, juego, leo el periódico, veo la tele… en esas actividades pierdo tiempo científico.

Bien, ahora quiero abordar un aspecto cultural. Ya había notado que se da la herencia cultural en la barraca, y en general en el centro de detención. Me toco a mi hoy, a solo 11 días de haber llegado, el empezar a transmitir cultura. Anoche salio del centro de detención  el “GUERITO”, originario de Chihuahua. El fue detenido por la “BORDER PATROL” cruzando el desierto de Arizona, y lo remitieron por ilegal. En un momento, un día en el comedor, el me contó que iba cargando 20 kilos de mota, solo que a la hora de dormir los enterraba y se dormía lejos del lugar. Fue así que lo aprendieron por la noche y no encontraron la mota. El dormía debajo de mi litera, y hoy en la madrugada, su cama fue ocupada por un hombre juarense de entre 45 y 50 años de edad. Inmediatamente después de despertar me empezó a preguntar cosas al respecto del centro: ¿a que hora traen el “PLATON”? ¿Como le hago para hablar por teléfono? En eso llegaron a cambiarnos el uniforme y preguntaba ¿Qué es eso? El viene pensando que va a estar aquí unos cuantos días antes de ver al juez. No todos los “nuevos” manifiestan la misma tendencia hacia la convivencia. Creo que sobre todos los que vienen de una prisión, interactúan con más facilidad y están más socializados hacia el cautiverio. He visto a otros nuevos permanecer aislados por dos días sin hablar, interiorizándose, sin jugar, y con la mirada perdida; o durmiendo. El momento de ingreso a la barraca es un momento de identidad. Cuando uno ingresa junto con otros, esos otros y uno tienen en común  la fecha de ingreso al centro de detención. Este punto de unión los atrae a reunirse en grupos para realizar actividades tales como los juegos.

Actualmente son las 2:20 p.m. de este sábado, se proyecta una película. Algunos leen, otros juegan, otros charlan, otros duermen. Anoche observé la mayor manifestación de consumismo en el tiempo que tengo aquí. Sucede que los viernes y sábados, después de la cuenta de las 9:45 se nos permite volver a ver la televisión, charlar, leer y hablar por teléfono. Después de permanecer como por una hora en la cama; el agente aviso: “SE ACABO LA CUENTA”. En ese momento volvimos a las mesas, unos hablaban por teléfono. El oficial empezó a cambiarle a la tele y vi que estaba la lucha libre, así que le pedí que le pusiera en ese canal. Poco a poco los demás fueron llegando a las mesas. Preguntaban: ¿Qué no hay box? Al fin la influencia social fue tanta que el guardia le cambio de la lucha al box, a mi me gusta el box, pero no tenia muchas ganas de verlo, además me sentía cansado. Antes de irme a dormir pude observar como la sociedad estaba reunida en grupos y en todos los grupos había productos de las maquinas: refrescos, galletas, papitas… etc.

No es raro ver a la gente consumiendo estos productos, pero si me llamo la atención que en esta situación hubiera grupos. También me llamo la atención que exigieran ver el box. Ese es al parecer el ritual del fin de semana qui en el centro. El sábado pasado hubo una buena función de box. En cuanto esta concluyó, todos fueron (fuimos) a dormir. El fin de semana tiene una tradición arraigada en esta cultura actual como momento festivo. Para ir a bailar, tomar alcohol, celebrar. El hecho de que se permita ver televisión los fines de semana demuestra que esa idea esta arraigada en el racionamiento normativo del centro. Entonces el fin de semana de los detenidos consiste en ver el box en la tele y comer golosinas y refrescos.

 

Día 13, Lunes 15 de Noviembre.

El sábado paso lo mismo, pero con el extra de que se celebró una pelea de box muy esperada entre Antonio Margarito y Manny Pacquiao. Un 90% de los detenidos veía la función de box en la tele. Y un 70% de los que las veía consumía productos de las maquinas. Hasta en estas condiciones de encierro el dinero marca diferencias. Muchos detenidos no tienen dinero disponible para consumir productos. Solamente ven la televisión. Se usa ofrecer de lo que se tiene alrededor, extrañamente no todos aceptan comer.

A propósito del fin de semana sucede algo respecto de la televisión, no es exclusivo, pero se remarca en el fin de semana. Los sábados y domingos el día se siente un poco mas largo. La programación en la televisión  siempre transita entre “MOVIES”, televisión  abierta y deportes (en el fin de semana).

Cuando la sociedad quiere ver una película, se escuchan voces gritando “movie”. Entonces, el guardia realiza un protocolo y se proyecta una película en la televisión. Lo interesante de esta conducta es que muchas veces se hace para evitar que se vean otros programas en la televisión, sobre todo deportes y sobre todo, deportes en canales americanos, particularmente football americano, pero también el soccer. Una vez que se crea el consenso para ver la “movie” y no el deporte, muchos ni siquiera la ven, esto incluye a quienes inicialmente la solicitaron.

En el contexto del centro de detención la televisión tiene un criterio de igualdad. Deben de verse igual número de horas en ingles y en español. Lo anterior hace suponer que la sociedad es poco tolerante a la diversidad. El hecho que se vea la televisión en ingles no implica que sea una medida igualitaria, por que quienes no hablan o entienden ingles (chinos y africanos) no proponen cosas para ver.

Esto me lleva a reflexionar a cerca de la influencia de la cultura hispana sobre las demás, principalmente por medio del lenguaje. Los chinos, africanos y el brasileño comúnmente mencionan palabras, frases u oraciones en español, pero no he escuchado a ningún mexicano, hondureño, salvadoreño, nicaragüense o guatemalteco decir palabras en mandarin, portugués o las lenguas africanas. Claro, cuando se dan órdenes o se dirigen a la sociedad en general se hace en español y a veces también en ingles, pero no en los otros idiomas, quienes los hablan deben asimilarse culturalmente.

Por lo de la televisión, simplemente me parece una actitud de intolerancia, por una parte; también una anomia por otra. Exigir algo que realmente no queremos. Es así. Esta sociedad que exige comprensión es intolerante.

Me quedan aspectos por reflexionar y registrar: la sexualidad, las regaderas y el contacto con detenidas del sexo femenino; la convicción de volver a internarse a Estados Unidos luego de la deportación; la no cordialidad matutina; las primeras pláticas entre detenidos.

Antes de eso y antes de que lo olvide, hoy fui a dos lugares externos de la barraca que no había visitado dentro del centro de detención. La biblioteca y el centro medico. Cuando recién llegue al centro de detención me hicieron un chequeo general, pero hoy me mandaron hablar al centro medico, resultó que era para otro chequeo general. Al final me dieron crema para el pie de atleta. ¿Cómo se relaciona esto con esta sociología? Existe toda una sociología de la salud de la que se puede echar mano, lo cierto es que la salud es algo muy trascendente en la vida de esta sociedad. Se atienden los malestares, aunque tres días después de que uno se siente enfermo; se proveen medicinas, hay control sanitario e individual sobre el enfermo.

La biblioteca es un lugar pequeño, tiene libros de diferentes tipos, diccionarios, y libros en varios idiomas. (Chino, Ruso, Español). En la biblioteca hay unas 20 computadoras que sirven para que los detenidos hagan documentos legales, no tienen Internet. La biblioteca no es exclusiva de nuestra barraca, pero fuimos varios a ella. De los que vi nadie buscaba información legal (de los de esta barraca). Observe algo que me llama la atención respecto de detenidos con muchos meses aquí. Ellos manifiestan un cierto arraigo con el lugar, que se traduce en una conducta de superioridad. El detenido que trabajaba en la biblioteca, supe que tenia 15 meses trabajando en la biblioteca, por que a la hora de estar allí, de repente alzo la voz y dijo que iba a enviar una petición a los dirigentes del complejo migratorio para que permitieran a los detenidos de uniforme azul, que usen la biblioteca el mismo tiempo, o no el mismo, si no un poco mas de lo permitido por semana (20 horas), y nos pedía firmar la solicitud-petición. Pero a la hora de que le pedía yo el “Inmigration National Act”, su preocupación no fue la misma. Me dio un código de “Immigration and Crime”. Ciertamente, el tiempo que pasa la gente aquí hace ver el lugar como su casa.

 

Día 14, Martes 16 de Noviembre.

Hoy es un día significativo, tuve mi entrevista de asilo. Yo se que mi caso no es muy elegible para asilo político, además tengo atenuantes hacia la deportabilidad y la in admisión. De cualquier forma, tener la entrevista es fundamental por que representa el primer paso a la resolución de mi caso.

A esta fecha nuestra sociedad ha recibido algunos nuevos miembros. Y así mismo otros ya han salido del centro de detención.

Mi sentido de la apreciación ya se ha modificado. Creo que es debido a que no quiero estar para nada aquí. Veo al rededor y pienso que E.U. hace una labor muy noble. Comida, ropa, aseo, librería, teléfono, recreación para los detenidos ilegales. Tratamiento medico, visitas, pero me pregunto ¿Qué finalidad tiene esto? ¿Es un aparente humanismo opresor?

¿Cómo se relaciona esto con el tratado de deportación humanitaria? Efectivamente el trato no es denigrante, pero ¿ciertamente existe la necesidad de confinar y encerrar a los inmigrantes?

Este asunto lo voy a profundizar en otro momento, ya que en este momento ha iniciado “la cuenta” y eso representa uno de los momentos en lo que la sociedad transita a su estado sólido. Los átomos permanecen inmóviles por espacio de una hora. Todos los miembros de la sociedad, apaciguados en sus camas. La cuenta es como una fuerza, un fenómeno que solidifica, es una fuerza coercitiva.

Son dos los atributos que se pierden con la cuenta 1. La movilidad y 2. El ruido. Cuando se declara la cuenta se genera un momento de gran excitación entre los átomos sociales. Los que juegan deben entregar los juegos al escritorio de los guardias, los que leen el periódico deben entregar el periódico, los que están sentados en sillas deben apilarlas. En general todos deben ir, de donde están ubicados, a su cama, es por eso que hay mucho movimiento y ruido. El movimiento se detiene mucho más rápido que el ruido. La sociedad ejerce una influencia social sobre quienes siguen en las mesas de juego, en los teléfonos o en el área sanitaria. Se dice: “CUENTA”;”ESOS TELEFONOS”;”ESOS JUEGOS”…Una vez que los átomos se postran en sus aposentos, hay cuatro conductas preponderantes. En orden de incidencia: dormir, leer, conversar, pensar. Unos 30 minutos después de que se anuncia la cuenta, ya la sociedad adquirió cierta consistencia. Quienes iban a dormir están dormidos, quienes iban a leer están leyendo, quienes iban a conversar conversan, y quienes iban a pensar están callados, observando y pensando. Los átomos transitan entre una y otra conducta. La consistencia de la sociedad no es estable. Así mismo unos se levantan para ir al baño.

Técnicamente, así como su nombre lo indica, la cuenta sirve para verificar la congruencia de la población de la barraca con el registro. Literalmente los guardias nos cuentan. Así, la sociedad pasa una hora en estado sólido, luego de la cual la sociedad vuelve a su estado liquido.

Así, también, hay una gran cantidad de inercias que impulsan a los átomos individualmente fuera de la sociedad,

  • Visita al medico
  • Entrevista legal
  • Servicios religiosos
  • Cambio de cheques y Money order
  • La corte
  • El correo
  • La biblioteca
  • Corte de pelo

Esto ya dependiendo de los atributos sociales e individuales externos de cada átomo. ¿Cuanto dinero tiene para cambiar? ¿Cual es su estado de salud? ¿Cuando es su corte? ¿Cual es su condición jurídica?

Los que mas visitas reciben, tal vez los únicos somos los mexicanos, sobre todo los fronterizos.

Pasando a otro asunto, quiero documentar el terrible agravio que se hace de la lengua española en este lugar. Empezando por el español de los guardias, hasta las faltas ortográficas, gramaticales y semánticas y sintácticas en la mayoría de los letreros, carteles y anuncios publicados. ¿Cómo contextualizarlo? No se, solo quería documentarlo.

Pasando a otro asunto, hoy dos grupos dejaron la barraca. Primero 3 guatemaltecos y después 5 salvadoreños. Para ellos, los centroamericanos, es mucho más difícil. Luego de obtener su deportación mediante la corte de inmigración, todavía tienen que esperar a que se junte o acumule el número de connacionales suficiente para completar el vuelo, pero solamente después de los que ya han sido deportados, o sea tienen que hacer fila. Con el grupo de 3 guatemaltecos se generó un ambiente festivo para despedirlos. Saludos de mano, abrazos, felicitaciones. Con los salvadoreños también, pero menos notorio.

La multiculturalidad que se genera en este lugar es determinante de varios hechos sociales. Hay la tendencia, aunque débil, de juntarse entre connacionales. Los únicos verdaderamente inseparables son los chinos. Se bañan juntos, juegan juntos, leen juntos… Un par de dominicanos también estaban siempre juntos…. Hay una tendencia clara pero no contundente. Por otra parte lo que son los apodos o alias están muy marcados hacia la nacionalidad…. Al colombiano le dicen Colombia, al brasileño le dicen Brasil, a los chinos les dicen Chino. Después de allí otro criterio para los sobre nombres puede ser el apellido: Rascon, Piña, Aceituno, o derivados de los mismo; a Zangare de Mali le dicen Zángano. Esta representa un atajo hacia la interacción interpersonal, y también parece un mecanismo étnico de la mayoría (mexicanos), hacia las minorías, ya que a nadie se le menciona como “el mexicano”, pero creo que esto tiene que ver con otro fenómeno que recientemente observe: las primeras platicas entre los miembros de la sociedad. Nunca he escuchado a nadie preguntarle su nombre a otro detenido. Yo lo hago y les digo por su nombre, y se les hace raro. Las pláticas iniciales indagan el motivo de detención, ocupación en E.U., lugar de procedencia en E.U., cárceles visitadas, país de origen…Después de esto las pláticas se orientan hacia otros aspectos que es muy difícil recopilar: tiempo de estadía en el centro, fecha de la corte…. Pero nunca se pregunta el nombre. Luego entonces se dirigen a los demás por cualesquier atributo menos el nombre. Eso me lleva a otro fenómeno de carácter interpersonal: Nadie se saluda por la mañana. El “buenos días” o las buenas noches” no existen en esta sociedad. Casualmente hay expresiones como mover la cabeza hacia atrás o decir: eit!!

 

Día 16, Jueves 18 de Noviembre

Son las 6:30 de la mañana. Desde las 5:45 se prenden las luces que quedan apagadas en la barraca (no todas se apagan durante la noche). El guardia empieza a despertar a los internos para sus visitas al medico. Hay un detenido que ya empezó a darle vueltas a la barraca caminando. Paulatinamente la sociedad emerge del estado sólido que es la noche. Algunos están duchándose, otros solo se asean el rostro y cepillan los dientes. La mayoría sigue en sus camas, aunque son pocos los que continúan dormidos. Los átomos sociales van recuperando su movilidad. Las reglas dicen que los detenidos deben “hacer su cama”, algunos la hacen inmediatamente después de levantarse y otros la hacen después de asearse o bañarse. Abrir los ojos y encontrarse en este entorno, con las paredes blancas y esta monótona línea azul que la atraviesa por en medio horizontalmente, el panorama repleto de literas metálicas uniformemente teñidas del gris de las frazadas, es como pasar de un sueño a una pesadilla.

Puede ser que exista una escala subjetivamente valorativa hacia  la condición de encierro entre los detenidos. Ya se han detectado casos de detenidos que ven el centro de detención como su propia casa. Hay quienes ven posibilidades de ganar y pelear sus casos entre la corte de inmigración.

Hay otros que han pasado meses o años en otras cárceles y este les parece un lugar mucho más agradable. Otros pueden haber sido aprendidos por la Border Patrol a penas internándose a Estados Unidos. Otros tienen su vida hecha en Estados Unidos y ahora enfrentan procesos de deportación.

Muchos, sobre todo mexicanos fronterizos han expresado que en cuanto los echen se van a volver a meter. Para algunos miembros de la sociedad, aunque ya han sido aprendidos por la patrulla fronteriza, esta vez es diferente, por que antes los echaban para atrás en 3 horas. Sin embargo ahora no, ahora los detienen y es obligatorio ver a un juez de inmigración, es necesario pasar unas semanas para eso.

¿Para que encerrar, gastar en ropa, comida, medico, salarios, servicios públicos? ¿Para que éste noble encierro? Todo parece indicar que es para obtener el tipo jurídico de: DEPORTADO. Es una orden de deportación firmada por un juez. La cultura popular dice que una vez deportado el inmigrante reincidente enfrenta cargos federales en prisión. Tal vez el gobierno norteamericano piensa que con ese agravante se disminuye la inmigración. Pero muchos insisten: “En cuanto me echen me regreso”, Así mismo: “a muchos les vale el encierro”.

La ejercitación física es otra de las conductas sociales ampliamente observada entre la población. Cotidianamente la gente realiza ejercicios. Por la condición de encierro muchos detenidos presentan condiciones físicas buenas, con musculatura y esas cosas. Lo más común es que los detenidos hagan ejercicio por su propia cuenta, destacando mayormente el ejercicio conocido como “lagartijas”. Este es muy utilizado para tornear los músculos del pecho y los brazos, es como un símbolo de masculinidad. Otros ejercicios son correr y abdominales. La particularidad de estos ejercicios es que no necesariamente se realizan a la hora de salir al patio ni tampoco los realizan quienes juegan deportes a esa hora. Hay una conducta individual vinculada a esto que es de lo más interesante: los que se ejercitan admiran sus propios músculos mientras lo hacen. Yo me he juntado con un grupo que realiza 10 series de 7 diferentes ejercicios en tandas de 20 cada uno por las tardes. Desde que llegue me llamo la atención por que no quería perder el ritmo que llevaba al entrenar lucha libre. Precisamente entrenar lucha libre para mí fue una forma de obtener fortaleza física y sobre todo mental para enfrentar situaciones adversas, como las que se presentan en Ciudad Juárez, además de que mi afición por ese deporte ha crecido en los últimos meses. Dentro del grupo hay algunos comportamientos que quiero subrayar: limpiar el sudor del suelo, aceptar nuevos miembros, chocar los puños al terminar las 10 series…. Son cosas que distinguen de otros que realizan ejercicios, que no están agrupados, o sea que lo hacen individualmente.

Hoy hubo una pelea entre un chino y un hondureño. Siempre hay fricciones por muchas cosas entre los miembros de la sociedad, pero esa es una de las inercias que la coerción puede contener fuertemente. Incurrir en una conducta violenta o pelea resulta en el aislamiento del individuo y ese tiempo aislado se agrega al tiempo de estadía en el centro de detención. Mi opinión es que hay una tolerancia subjetiva a las fricciones, la cual se desborda mediante factores muy particulares de cada caso individual. He visto a detenidos intercambiar gestos violentos, verbal y físicamente, y lo más común es que todo culmine en carcajadas. Lo cual para mi es un indicador de fuerte control del stress motivado por la coerción. En otros casos los átomos se repelen solemnemente, con semblantes molestos y murmurando maldiciones, incluso amagos de golpes, medio control del stress. En otros casos, la colisión es inevitable: bajo control. La coerción no es suficiente para contener el stress. Este stress también  lo asocio  con la intolerancia hacia la sociedad, que se manifiesta mediante la solicitud de cambio de barracas de algunos detenidos. Ante el escenario de la pelea, la sociedad se granula… se conforman diferentes grupos y luego se intercambian puntos de vista y relatos. La sociedad se queda agitada por el evento. Se dice que el chino colgó el teléfono, el hondureño lo tomo. El chino empezó a agredirlo, el hondureño se contuvo y notificó al guardia, el chino insistió. El hondureño sometió al chino por el cuello, el chino resistió, los guardias intervinieron, el  otro chino intervino contra el hondureño y luego un nicaragüense intervino contra el otro chino. Los guardias mandaron a todos a sus camas y sometieron a ambos chinos y al hondureño. El nicaragüense salio bien librado,  no enfrento ninguna consecuencia.

El orden social se ha alterado, quedando establecido un precedente de violencia entre los átomos sociales. Personalmente compadezco a los chinos, hay en este lugar discriminación hacia las minorías.

 

Día 17, Viernes 19 de Noviembre, 2010.

Ayer fue un día feliz para mi. Recibí una llamada de un agente de Houston que me dijo que demostré tener un miedo creíble de regresar a mi país. El martes tuve la entrevista de asilo, que tiene la finalidad de verificar si tenemos un miedo fundado. Ahora mi caso será revisado por un tribunal de migración. Mientras tanto, tengo derecho a tener una entrevista con el ICE (immigration and customs enforcement) para que ellos determinen si puedo salir del centro de detención con libertad condicional. Esta noticia me impacto positivamente lo cual sucede en la mayoría de los casos.

Previo a la “CORTE”, los detenidos entran en un estad de vigilia e introspección. Pero sus interacciones con otros son mas intensas, incluso con conductas un tanto violentas pero amables. Suspiran profundamente y dicen frases de alivio: “Lo bueno que ya me voy a la chingada”.

Estas configuraciones individuales, obviamente son muy distintas a las que tienen los individuos con incerteza o cuyo encierro es muy prolongado.

Salir de aquí es como morir. Es una fuerza tan fuerte que desaparece y dispersa a los átomos sociales para siempre. Pero tanto la inmigración ilegal, como las leyes en Estados Unidos reproducen a la sociedad. La dotan de nuevos miembros.

 

Día 18, Sábado 20 de Noviembre.

Efectivamente, los átomos sociales preguntan: ¿Por qué ahora nos están dando tiempo? En otros casos, quienes ya estuvieron en la prisión antes de venir aquí, piensan que están haciendo más tiempo por sus crímenes. Realmente estamos aquí arraigados hasta que se fije una fecha por individuo para poder ver al juez de inmigración. Los inmigrantes que son detenidos ingresando al país, en las fronteras, en los desiertos, son traídos aquí para que el juez los deporte. Los inmigrantes que son detenidos por infracciones de transito, conducir ebrios o violencia domestica, también son traídos aquí para que un juez los deporte. Incluso inmigrantes legales, con papeles, que cometieron faltas a las leyes son traídos aquí para que un juez determine si pueden ser deportados. Este proceder puede ser legal o puede no serlo. En materia de derechos humanos hay mucho que revisar. ¿Será que por eso el trato y las condiciones del centro de detención no son tan deplorables, para evitar el descontento y poner un velo sobre flagrantes faltas a los tratados de derechos humanos? ¿Cual es el sentido de la justicia que aplica en este lugar?

Si un detenido tiene bases legales para ser liberado, o para pelear su legalidad se le otorga ese derecho. Pero si no, será deportado. Hay justicia en este encierro injusto. Hay tres tipos jurídicos dominantes: Salida voluntaria, deportación y libertad condicional. ¿En esto consiste la reforma migratoria? Las mismas leyes ejecutadas de forma distinta. Si procediera una hermenéutica social, diría que se pueden leer varios mensajes de todo esto: A los inmigrantes legales radicados en Estados Unidos, que cuiden la observación de la ley al pie de la letra. A los inmigrantes ilegales, que se dediquen a sus actividades económicas y que nunca olviden que están en una nación ajena que los quiere lo mismo que los rechaza. Que se abstengan de traficar drogas, de consumirlas, de manejar sin licencia o borracho. Que no se enemisten con anglosajones racistas. Que guarden el debido respeto a su situación de ilegalidad. A los aspirantes a inmigrantes o inmigrantes con experiencias que ya no van a regresar a casa en dos días, sino en dos o tres meses y reincidir los puede llevar a la prisión.

Hoy es sábado. Las luces se prenden hasta las 9:00 a.m., a diferencia de los días de lunes a viernes que se prenden a las 5:30. Hoy los únicos que andan despiertos temprano son los miembros de la sociedad que están en el programa de trabajo voluntario. Se les paga 1 dollar al día y no se permite trabajar más de ocho horas diarias. Los detenidos del centro realizan casi todas las tareas: la talacha (limpiar la barraca), son los empleados de la cocina; sirven, limpian, preparan alimentos. Son los empleados de la lavandería, atienden la biblioteca y cortan el pelo a otros detenidos. Reparten el periódico y los artículos de aseo personal, la ropa de cama y los uniformes. Pintan las barracas, lavan la ropa interior…De nuestra sociedad, son como 10 los miembros que trabajan. Tal vez más. De hecho si, son más: como 20. El consenso es que se ganan un dolarito y el tiempo se pasa mas rápido teniendo algo en que entretenerse. Los que trabajan realizan sus labores bajo un overol de color amarillo y los de la cocina tienen uniformes blancos.  Los que trabajan tienen asegurado ingreso para las dos cosas en las que se gasta dinero aquí: las sodas y golosinas; y el teléfono.

El trabajo puede ser analizado económicamente. La operación del centro es muy barata con estos salarios. Seguramente eso compensa y permite: la ropa, la comida, el diario, el agua caliente, los artículos de aseo, el teléfono…los medicamentos. También se puede analizar socialmente. No a todos les convence la idea de trabajar, ni tampoco tienen la oportunidad de hacerlo. El programa no tiene reglas claras de selección, opera bajo criterios no muy claros. Se dice que un trabajador debe recomendar a otro detenido y debe haber lugar disponible. El trabajo permite el contacto con miembros de otras barracas. El trabajo permite a los detenidos salir de la barraca diariamente.

Como decía, hoy es sábado y ayer viernes fue un día interesante. Como al medio día unos detenidos empezaron la realización de un rompecabezas de 1,000 piezas que se encuentra entre los juegos. El rompecabezas muestra una torre en el centro de Taiwan. Hoy a las 11:00 a.m en punto, la hora actual esta completo en 95%. Lo interesante es que muchos se han dado el tiempo de poner una pieza al menos. Es una obra colectiva. Cuando unos se para a contemplar, te dicen ¿ya pusiste tu granito de arena?

Después se apareció un hombre que andaba mostrando la escultura de la virgen que hizo en una pastilla de jabón para baño.

Los viernes la televisión se apaga a las 12:00 a.m. A las 10:45 se acaba la cuenta y se pueden bajar de las camas y ver el box en la tele. Unos detenidos en particular un chilango que le dicen Winnie, por Winnie Pooh, hizo arreglos para que los guardias le prestaran la guitarra que nos prestan a la hora de la yarda y me pidió que le acompañara unas canciones al “Juan Gabriel”, un show man de Coahuila que esta detenido por manejar borracho. Ya le fijaron una fianza de 3,000 dlls. El puede pelear su caso por que su esposa es ciudadana, además tiene hijos nacidos aquí.

Estábamos en cuenta, o sea todos en su cama y en silencio, cuando llegaron los guardias con la guitarra y me empezaron a hablar los detenidos. Bajé de mi litera, tome la guitarra y me senté en la cama del Juan Gabriel para que no me viera la cámara de seguridad y le acompañé: El rey y Acá entre nos. Después de cada interpretación la sociedad se desvivía en aplausos y el tradicional grito de: Ajuaaa… Al finalizar la cuenta empezó la parranda: ver el box, tomar soda, comer golosinas y charlar.

Lo de la guitarra es totalmente atribuible a la complicidad de los guardias, quienes mostraron un gesto de cooperación para con la sociedad que les hizo la solicitud. Ellos no son policías, sino miembros de una compañía de seguridad privada llamada: Doyon, así lo dicen sus camisas, gorras y chaquetas. Visten pantalones negros y camisas azul cielo y gorras negras. Están por todo el complejo. En la barraca hay siempre uno y a veces dos. Ellos nos cuentan, nos avisan de la hora de comer, la hora de la yarda y tienen el control de la televisión. Nos avisan cuando tenemos entrevista, visita medica, vigilan a la gente a la hora de ir a la yarda, nos avisan del correo, los servicios religiosos, nos apuntan para ir al corte de pelo, a la biblioteca…Son los encargados de la vigilancia y del orden. Son de los principales actores sociales en esta sociedad.

 

Día 19, Domingo 21 de Noviembre.

En pocas palabras, hay dos actores sociales en este centro de detención: los detenidos y los guardias. Los guardias son las principales figuras de autoridad, que la autoridad es una cosa y el sometimiento a la autoridad es otra cosa diferente.

La relación entre detenidos y guardias me gustaría plantearla como algo orgánico, natural, biológico. Existe una plena consciencia de los roles sociales que cada quien juega dentro de esta estructura social, lo cual engrana y embona, ensambla a ambos actores. De esta manera los guardias y los detenidos se comportan en concordancia con esta relación natural. Lo que es principalmente interesante, es cuando los límites de la función orgánica de la relación natural se transgreden. En este sentido, hay que concentrarse en ¿Cómo, cuando y por que? Se dan estas inconsistencias por parte de las figuras de autoridad.

Aquí en el centro de detención, particularmente en nuestra sociedad hay una coerción muy fuerte. Hay reglas claramente definidas que los guardias son encargados de hacer valer. Yo creo que transgredir la naturalidad de la relación entre autoridad y detenidos significa que los guardias, interpelan sus sentimientos, perjuicios, opiniones y subjetividad sobre la relación con los detenidos.

La sociedad presume que conoce las reglas y según ella se comporta en torno a ellas, cualquier observación al respecto le genera tensión. Al ingresar al centro los detenidos recibimos un libro verde llamado: manual del detenido. Del manual, a la vida real en la barraca hay una distancia sustancial en algunos aspectos. Al comparar la aplicación de normas y reglas que operan en la barraca, como en general en el centro nos percatamos de que muchas tienen un carácter más bien tradicional. Se aceptan y se respetan como parte de los hábitos de la comunidad, impulsadas por los guardias.

Por ejemplo, el manual no explica como se debe proceder para acceder a los juegos de mesa, pero ya en la barraca se pueden aprender tales reglas. Se debe entregar la identificación (una que nos dan al ingresar al centro) al guardia y tomar el juego. Después al terminar de usarlo se regresa a su lugar y se recoge la identificación.

Hay tensión entre la sociedad cuando se pretende ejecutar reglas y normas sin precedente, lo cual es en detrimento del propio guardia, quien inconscientemente refleja cierta inferioridad, anhelos frustrados. Lo digo por que no son policías, son guardias de seguridad de una empresa privada. La mayoría se compartan como tales, pero otros transgreden la naturalidad de la relación de autoridad. Por ejemplo Goodwin, una señora bajita de estatura que: “Le gusta su trabajo y le gusta hacer las cosas bien”. En esta simple frase, que cito de sus propios labios, se observa una fuerte carga subjetiva que ella vuelca sobre la relación de autoridad. Un domingo durante la cuenta de las 21:45, sacó una lista de comportamientos desviados y los leyó, señalando que era lo correcto de hacer. La mitad correspondían a reglas formales, una cuarta parte a reglas comunales de orden y otra cuarta parte son anhelos de autoridad. Ella dice: “las reglas las hago yo”.

Los guardias son una comunidad de obreros, trabajadores del sector de servicios de la economía de Estados Unidos. 95% de origen hispano, chicanos. Un 80% de hombres y 20% de mujeres. En edades entre 25 a los 50-55 años. Ellos también están sujetos a una cotidianidad dada por sus horarios de trabajo. Eso los vincula con la sociedad. Ya se les conoce su forma de ser y de actuar. Cuando llega Goodwin a la barraca, la sociedad aplaude y ella sonríe. Existe una empatía.

Como cualquier autoridad, los guardias tienen la razón. El comedor es uno de los lugares que congrega más guardias. Hay como 20. Uno indica el momento de pasar por el “platón”. Luego una fila como de 10 hacen una baya para indicar donde se deben sentar los detenidos a comer. Luego hay uno estacionado por donde se dejan los trastes y se tira la basura y otros 3, o a veces 2, nos oscultan al salir del comedor, o sea que somos oscultados tres veces al día.

Los guardias están en todos lados: en los pasillos, en el comedor, en los patios, en el medico, en la visita. Dirigen el lugar.

Así como transgreden las relaciones de autoridad, también demuestran altos niveles de cooperación en la sociedad. Todo lo que se necesita, se duda, se desconoce, es solucionado a través de ellos. En este sentido, parece que parte de su trabajo consiste en atender las necesidades de los detenidos. Creo que se puede afirmar que los guardias, no ellos personalmente, si no el tipo de servicio de seguridad, acoplado y el tipo d centro de detención, distingue el ambiente actual en el centro de una cárcel. El acto mas sublime de empata y que involucra transgresión de sus propias normas laborales, fue lo de permitirnos cantar con la guitarra durante la cuenta.

 

Día 20, Lunes 22 de Noviembre.

Me he fijado que en días recientes ha emergido entre la sociedad la actividad del dibujo. Eso no estaba dentro de las opciones de entretenimiento. Comúnmente los detenidos copian imágenes infantiles de un libro para colorear. Las demás actividades se han mantenido. Pero me llama la atención como se marcan las tendencias hacia preferencias en los juegos. Hay juegos reflexivos… ajedrez y damas chinas y connect four; juegos numéricos: domino; juegos deportivos: ping pong y futbolito. Cada juego provoca diferentes formas de interacción. El que más congrega es uno llamado “sorry”, genera una economía dentro de la barraca. No se pueden hacer juegos por dinero aquí adentro, pero cuando se juega ese juego, se apuesta un dollar. Ese es uno de los motivos por los que ese juego genera mucha expectativa. Los juegos son la actividad que más tiempo absorbe. Su principal función consiste en distraer a los detenidos. A parte de las películas, son el mayor entretenimiento. De hecho en raras ocasiones las películas congregan a muchos átomos sociales. Podría decirse que todo el tiempo libre de que disponemos es una fuerza que altera la consistencia de la materia social. Así mismo las diferentes opciones de juego son fuerzas que unen los átomos nuevamente. Las cuatro mesas de juego están siempre ocupadas. El domino y el connect four se pueden jugar en las mesas de metal. En estos momentos precisos del día, la mitad, o unos 2/5 de la sociedad se congregan en torno a la película Iron Man, dispersos en las mesas de metal. Una mesa de las de juego tiene una pareja jugando ajedrez; ellos siempre juegan al ajedrez. Otra mesa de juego alberga una partida de “sorry”. Hay 4 participantes y dos espectadores. En una tercera mesa de juego hay una partida de domino con cuatro participantes, En la otra mesa de juego hay otra partida de ajedrez con una pareja y un espectador. Los demás leen el periódico o se postran en sus camas. También hay un grupo de 6 alternando partidas de connect four.

Como he señalado, los juegos son fuerzas inestables. Logran concentrar átomos por ciertos periodos de tiempo, pero siempre hay movilidad de los átomos.

Los juegos son mecanismos de interacción social que permiten la identidad, la interacción y la afinidad de los detenidos. En este sentido hay variables y constantes, es decir: algunos juegan mucho de los juegos, y muchos solo juegan algunos juegos.

Los juegos y los deportes son las actividades en las que se ponen en acción todas las capacidades de los individuos: inteligencia, habilidad, destreza, fuerza.

He notado una relación entre dos variables: la práctica de juegos y la interacción con otros detenidos. También hay otra relación interesante: el tiempo de están en la barraca y la participación en juegos.

Así como la relación entre detenidos y autoridad es natural, también es de esperarse que exista una relación natural entre los nuevos y los antiguos miembros de la sociedad. A través de algo que pudiera ser, socialmente instintivo, los nuevos miembros reconocen el entorno, generalmente vinculados con cosas que necesitan saber, cosas de su interés. Por ejemplo la hora de comida, el funcionamiento de teléfonos… Etc. Cuando no se cumple esta condición, las primeras interacciones son por parte de antiguos miembros que indagan sobre el nuevo: origen, motivo, etc. Esto anterior, que bien puede denominarse como un proceso de inserción social, tiene que superarse para que se empiece a dar la participación de los detenidos en actividades recreativas. Así mismo, cada quien debe superar el trauma del encierro. Este trauma se manifiesta a veces con aislamiento y relatos recurrentes de los detenidos y cuestionamientos irónicos sobre la aplicación de las leyes en Estados Unidos.

No me va a quedar mucho tiempo en el centro de detención para observar el seguimiento de estas especulaciones que he recopilado hasta este momento. Por este motivo, hace un par de días me vino la idea de recoger una encuesta entre la sociedad. Esto será de mucha utilidad para datos entorno a: 1. tendencias de la inmigración, 2. los procedimientos de expulsión.

Tengo la esperanza, pero también la evidencia legal de que yo pueda “morir” a esta sociedad muy pronto, por tanto es posible que no me quede mucho tiempo.

Hay cosas que me gustaría seguir como parte de los tres conceptos básicos de esta sociología, por ahora le voy a dar prioridad a la encuesta.

Voy a diseñar una encuesta muy sencilla y breve. Enfatizando aspectos migratorios. Esto me ayudaría a tener un mejor registro, ya que los relatos de los compañeros ya no persisten en mi memoria.

1. Edad, 2. Nacionalidad, 3. ¿Donde fue detenido, entrando al país o en alguna ciudad de Estados Unidos? 4. ¿Cuanto tiempo tenia en E.U antes de ser detenido? 5. ¿Cumplió alguna otra condena antes de llegar a EPC en alguna otra cárcel? 6. ¿Por que delito? ¿Cuanto tiempo? 7. ¿Es un residente legal o ilegal? 8. ¿Cuantas veces ha estado en E.U.? 9. ¿Como entro a E.U.? 10. ¿Cuanto tiempo tardo en entrar? 11. ¿Cuanto dinero invirtió en llegar a E.U? 12. ¿Por que decidió dejar su lugar de origen? 13. ¿A que se dedicaba en E.U.? 14. ¿A cuanto ascendía su ingreso mensual?

15. ¿Tiene familia en EU? 16. ¿Cual es su parentesco? 17. ¿Cual es el estatus legal de su familia? 18. ¿Cuanto tiempo lleva en el centro de detención?

 

Martes 23 de Noviembre de 2010

Entrevistado 1

Entrevistado 2

Entrevistado 3

Entrevistado 4

Entrevistado 5

Entrevistado 6

Entrevistado 7

1. 35

2. Mexicana

3. Bado, Nuevo México

4. 6 años

5. Si

6. 1 mes, por que les dio su pinchi gana

7. Ilegal

8. 3

9. Por el pinche cerro de la cruz

10. ½ hora

11. Nada

12. De cotorreo y aquí me quede.

13. Weldeador (soldador)

14. 1,600 dlls.

15. Si

16. Hijas

17. Ciudadanas Americanas

18. 11 Díaz

 

1. 35

2. Honduras

3. Alamogordo, Nuevo México

4. 10 años

5. No

6.---

7. Ilegal

8. Una

9. Caminando por el desierto

10. 5 meses

11. 100 dolares. Trabajaba en México para avanzar.

12. Por falta de oportunidades.

13. Jardinería y limpieza de pisos.

14. 1000.00 dlls

15. Si.

16.  Primos

17. No sé

18. 58 días.

 

1. 38

2. Mali

3. El Paso, TX.

4. 5 años

5. No

6.---

7. Ilegal

8. Una vez

9. Visita, visa de turista

10. 8 horas

11. ---

12. No

13. Cualquier cosa

14. ---

15. Si

16. Esposa, hijos, padres

17. Legal

18. 9 meses y 23 días.

 

1. 35

2. Senegal

3. El Paso, vivía en Oklahoma

4. 10 años

5. No

6.---

7. Legal por 3 años e ilegal por 7

8. Una vez

9. Visa de estudiante

10. 16 horas, 24 horas

11. 15 mil dlls…

12. Por la guerra en Senegal y la escuela

13. Almacenista y montacargista.

14. 1100 dlls.

15. Si

16. Tías, amigos, hermano

17. Legales con residencia y visas de estudiante

18. 6 meses y 11 días.

 

1. 21

2. Mexicana

3. Portales, Nuevo México

4. 3 años

5. Si

6. 2 meses 1/3, DWI

7. Ilegal

8. Una

9. Corriendo por El Paso, atravesando el río y el canal.

10.4 días

11. 2, 000 dlls

12. Estaba enfadado de su pueblo y quiso ver que se sentía estar en los United States

13. Construcción y ganadería

14. 2200 dlls.

15. Si.

16. Hermanos

17. Ilegales

18. 21 días.

 

1. 45

2.Ghana

3. Ex – Wife, Belem, Nuevo México

4. 38 años

5. Si

6. 52 días, agresión a un policía con arma letal: después de un incendio

7. Legal

8. Segunda vez, 1968 y 1975

9. Primera vez visa familiar y segunda vez visa familiar.

10. ---

11. ---

12. Sus padres se establecieron, se divorciaron, fue contexto familiar que se quedo…

13.Cheff

14. 2000 dlls.

15. Si

16. 5 hijos, esposa, padres, 3 hermanos

17. Legales

18.  7 meses.

 

1. 40

2. Mexicano

3. El Paso, TX.

4. 10 Años

5. No

6.---

7. Ilegal

8. 2

9. Visa de turista y por el río

10. ---

11. 0

12. Por que hay más y mejores oportunidades de trabajo, la segunda ya estaba establecido.

13. Transporte de carga

14. 5, 000 dlls.

15. Si

16. Esposa e hijos.

17. Legales

18.  7 días.

 

 

Epilogo

El día miércoles 24 de Noviembre del 2010 fui liberado del EPC, para esperar la audiencia con el Juez de inmigración  en libertad condicional  dentro de los Estados Unidos, la  cual fue fechada para el año 2012. Debido a esto no fue posible continuar con el levantamiento de la encuesta. Todos los miembros de la familia salieron ilesos del incidente con los extorsionadores.

 

 


Notas:

[1] Sociólogo de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. En 2008 participó en varios proyectos de investigación sobre cultura política, educación, salud y violencia en el estado de Chihuahua. Actualmente reside en El Paso, Texas, Estados Unidos con una visa humanitaria. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar