Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Comentarios al margen. La doble fe de las derechas peruanas

César Hildebrando Delgado Herencia

 

Desde los míticos 100 días de gobierno nacional a los peruanos nos queda clarísimo que las derechas son hegemónicas en la situación política actual, hecho que no está lejos del péndulo internacional de los macris, rajoys, temers, nietos, trumps (¿), etc. Para esta situación de poder siguen utilizando dos herramientas con excelentes resultados: miedo y confusión. Existen explicaciones incluso neuro científicas[1] para este fenómeno.

Con ese sociomiedo y socioconfusio las derechas manipulan la información dado que siguen controlando los poderes del Estado desde la década de 1970, Ejecutivo como Legislativo, el Judicial por su propia corrupción es funcional a los intereses de las derechas y no necesitan en esta etapa de copamiento abierto, ubicar a la cabeza a algunos de sus personajes supremos.


Imagen 1. https://estamosjodidos.wordpress.com

Pero aquello es efecto, la herramienta causal es el poder mediático de la prensa (99% de derechas, El Comercio y demás), radios nacionales (99% de derechas, RPP y demás), televisión nacional (100% de derechas, Canal 4 y demás), redes sociales en internet (80% de derechas, El Montonero y demás). Con ese enorme poder le resulta simple crear corrientes de opinión en favor o en contra de determinados personajes, grupos o posiciones políticas divergentes de los que ellos consideran racionales, legítimos, democráticos –en su concepto-; ellos tienen la verdad revelada y para eso sus periodistas derraman sobre las conciencias de los ciudadanos aquella basura de contenidos, día a día, hora a hora.


Imagen 2. http://diariouno.pe/

Las derechas han reducido la política a chismes, pleitos, insultos, patrañas, chirimbolos, cuentos, injurias, agravios, desprecios, mofas, escarnios, etc., que sus comentaristas repiten hasta la saciedad en sus columnas periodísticas o cuando son entrevistados o los libelos que publican. La clave de ese poder son los medios de comunicación masivo que se encargan de arrojar porquería en las mentes de los peruanos. Todos esos contenidos tienen intencionalidad política de derecha, si no atendemos tratados comerciales la prosperidad actual (sic) se detendrá y seremos nuevamente pobres; para los no pobres (les cuesta decir ricos) las normas no tienen vigencia –jamás los dominadores acatan leyes-; va a suceder un gran sismo –claro que sucederá somos región de sismos-, se van a robar la plata –cuando algún empresario perdió una licitación-, el crecimiento de la delincuencia –que ellos propician desde sus grandes empresas que no resocializan-; los hospitales enferman –los negociados de los servicios a terceros-, las escuelas públicas deseducan –la burocracia dorada del Sector tienen sus hijos en las escuelas privadas-, etc. . Estos son los contenidos políticos con que martillean el miedo y la confusión.

La derecha fascista del neo fujimorismo es el brazo político extremo en el Congreso, la derecha tecnocrática –de los talentos- es la derecha de liberalismo criollo en el Ejecutivo. Ambos trabajan por lo mismo, conservar la actual situación que asumen excelente…para ellos, aunque el resto de ciudadanos siga rumiando su pobreza estructural y se pregunte, “… si los medios me dicen que el país está muy bien, por qué yo sigo tan mal…”. Los medios todo el tiempo se encargan de presentarnos a las derechas como antagónicas, como rivales, enemigos, contrarias, cuando desde siempre ambas derechas son una sola, los une el poder del dinero, del Tener y no del Ser. Por ello el miedo y la confusión lo despliegan a cada momento de manera abierta o solapada. El dato macizo es la declaración pública en 2011 del actual presidente de la república cuando en el mitin de la candidata del viejo fujimorismo declaró su admiración por el fujimorato, los adultos mayores no cambian….

¿Existirá alguna forma de detener ese poder e ingresar en el país una democracia auténtica?

Los grupos políticos llamados a crear esa forma son actualmente funcionales a las derechas. Me parece que ahora existen algunas líneas pedagógicas que pueden contribuir[2]: los problemas políticos deben ser explicados desde la experiencia del común; menos rollo más preguntas para que el pueblo descubra su verdad; los problemas políticos tienen historia, hay que tenerla presente; usar imágenes que traducen conceptos armonizadas desde lo social.

La doble F de las derechas está llegando a su máxima expansión, ya no les resulta tan simple la manipulación de la conciencia nacional. Esas cuatro líneas de acción podrían ser la clave para una nueva visión de la política nacional, pero no es tarea sencilla, el poder mediático está presente con su tecnología e intelectuales orgánicos. Digamos nunca más miedo y confusión, la llave es la historia de los errores y de los logros. Las derechas son ahistóricas, presentistas. Esta es otra explicación de por qué han eliminado el área de Historia en la educación básica. Porque la instrucción (el MINEDU le dice educación) es otra herramienta de las derechas de la doble F.

 

Notas:

[1] Una entrevista al médico Gernot Ernst, noruego, en reciente disertación en México ha desarrollado una explicación de ambos conceptos (agradezco la nota de José Miguel Candia) desde el punto de vista neuro científico.

[2] Ibídem.

 

Cómo citar este artículo:

DELGADO HERENCIA, César Hildebrando, (2017) “Comentarios al margen. La doble fe de las derechas peruanas”, Pacarina del Sur [En línea], año 8, núm. 30, enero-marzo, 2017. ISSN: 2007-2309.

Consultado el Lunes, 21 de Agosto de 2017.

Disponible en Internet: www.pacarinadelsur.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1445&catid=15

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar